Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Ene 202103:34

La población en España crece a su mayor ritmo desde 2008 gracias a la inmigración

La llegada de más de 700.000 inmigrantes compensa el saldo vegetativo negativo de casi 60.000 personas, es decir, un mayor número de defunciones que de nacimientos.

08 Jun 2020 — 17:43
modaes
Compartir
Me interesa

La inmigración incrementa la población española hasta 47,4 millones de personas

 

 

La población residente en España crece a su mayor ritmo desde 2008. A 1 de enero de 2020, el número de habitantes en el país se situaba en 47.329.981 personas, el máximo de la serie histórica, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

La población aumentó así en 392.921 personas durante el último año, gracias principalmente al flujo de inmigrantes. En términos relativos, el incremento anual fue del 0,84%, frente al 0,6% de 2018.

 

Durante 2019, llegaron a España 748.759 inmigrantes procedentes del extranjero, lo que supone un incremento del 16,3% y la cifra más elevada desde 2008. A la vez, emigraron 297.368 personas, la cifra más baja desde 2008, lo que deja un saldo migratorio positivo de 451.391 personas, también el mayor en doce años.

 

 

 

 

La llegada de inmigrantes ha compensado el saldo vegetativo negativo, un mayor número de defunciones que de nacimientos. Han muerto 415.070 personas, frente a 357.924 nacimientos dejando un saldo vegetativo negativo de casi 60.000 personas. Más de 80.000 nuevos residentes tenían nacionalidad española, mientras que los restantes tenían nacionalidad extranjera.

 

Según el INE, durante el 2019 la población creció en catorce comunidades autónomas y se redujo en tres regiones, además de Ceuta y Melilla. Los mayores incrementos de población se han producido en las Islas Baleares (1,90%), Madrid (1,59%) y Canarias (1,38%). Los mayores descensos han sido en Extremadura, Principado de Asturias, ambas con una reducción del 0,34%, y Castilla y León, con un descenso del 0,27%.

 

Por otra parte, el número de extranjeros superó los cinco millones por primera vez desde 2013. Colombia, Venezuela y Marruecos son los países que aportan el mayor incremento de extranjeros residentes. Los mayores descensos los registraron Rumanía, Ecuador y Bulgaria.

Publicidad
Comentar
Compartir
...