Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Ene 202209:20

La ola que lo arrasó todo: el golpe del Covid-19 en la moda, país a país

La moda ha sido uno de los sectores más afectados por el cierre de tiendas y la paralización económica en todas las grandes potencias, pero mientras en China las ventas cayeron sólo un 6,6%, en España se desplomaron un 31,8%.
12 Feb 2021 — 04:58
Iria P. Gestal
Compartir
Me interesa

La ola que lo arrasó todo: el golpe del Covid-19 en la moda, país a país

 

 

Todo el retail cerrado de golpe, los consumidores en sus casas y ningún motivo para vestir algo que no sea un chándal. La moda ha sido uno de los sectores más afectados por la pandemia pero, si bien la crisis es global, no tenido la misma magnitud en todos los países. Mientras en mercados como Noruega o China las ventas han caído menos de un 10%, en España o Estados Unidos el zarpazo ha sido tres veces mayor.

 

Según datos publicados esta semana por la agencia estadística europea Eurostat, el negocio de los establecimientos especializados en ropa y calzado se redujo un 24,4% el año pasado en la Unión Europea.

 

Noruega, Polonia, Estonia y Rumanía son, de los países de los que hay datos disponibles, los que registraron un menor descenso de las ventas. El país nórdico, que reaccionó más rápido que sus vecinos, aunque fue también muy golpeado en la segunda ola, apenas registró un descenso del 9,3%.

 

En Polonia, la caída de las ventas en las tiendas de moda fue del 10,9%; en Estonia, del 12,3%, y en Rumanía, del 13,7%. Los datos incluyen sólo la facturación del comercio especializado y excluye a los operadores online y los multicategoría, como los grandes almacenes.

 

 

 

 

 

Alemania se situó en línea con la media europea, con un descenso de la facturación de moda del 23,5%. En cambio, en España, Bulgaria, Portugal e Italia, algunos de los países con restricciones más estrictas al comercio, el desplome rondó el 30%.

 

En Italia, el primer país europeo afectado por la pandemia, la moda retrocedió un 27,2%; en Portugal, un 30%; en Bulgaria, un 30,1% y en España, un 31,8%. En todos los casos, la moda fue el sector más penalizado, seguido de cerca por las gasolineras.

 

En su conjunto, el comercio minorista, exceptuando el de automoción, cayó un 0,8% el año pasado en la Unión Europa. Descontando también los combustibles, el sector aumentó un 0,3%.

 

 

 

 

En Estados Unidos, en cambio, la subida del conjunto del retail en 2020 fue del 0,6% (del 2,1% descontando gasolineras). La moda fue el sector que peor evolucionó, con un desplome de las ventas del 26,4%, hasta 196.465 millones de dólares, según datos de US Census Bureau.

 

Los grandes almacenes, con un peso importante de las ventas de moda en el país, hundieron su facturación un 18,1%. En cambio, comercios como los de materiales de construcción, bebida y comida y, en menor medida, los de cuidado personal, cerraron el año al alza.

 

También crecieron los de artículos deportivos, hobbies e instrumentos musicales, con un alza del 5,7%, y los retailers por Internet o a distancia, que se posicionaron como los grandes ganadores de la pandemia con un alza del 22,1%.

 

Por último, China ha sido la gran potencia que mejor ha resistido el golpe. El conjunto del retail concluyó el año con una caída del 3,9%, pero la moda sólo retrocedió un 6,6%. A diferencia de lo que ocurrió en Europa y Estados Unidos, el mobiliario fue otro de los negocios que concluyó 2020 en descenso, con una caída del 7%, en parte porque China nunca llegó a imponer un confinamiento total en todo el país.

 

Otros subsectores de la moda evolucionaron mejor que la ropa: las ventas de cosmética se incrementaron un 9,5%, mientras que las de joyería retrocedieron un 4,7%, según datos de la Oficina Nacional de Estadística del país.

Publicidad
Comentar
Compartir
...