Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Ago 201804:08

h Entorno

La moda se aferra a marzo: 5 viernes y 5 sábados para salvar el primer trimestre en España

El negocio de la moda confía en recuperar el ritmo en las semanas previas a Semana Santa para corregir un inicio de año en negativo.

28 Feb 2018 — 05:00
P. Riaño / I. P. Gestal
Compartir
Me interesa

La moda se aferra a marzo: 5 viernes y 5 sábados para salvar el primer trimestre en España

 

 

Último día de febrero de 2018. En un mes, el primer trimestre del ejercicio en curso habrá expirado. El negocio de la moda se agarra con fuera a los próximos 31 días para salvar el inicio de año, que la mayoría de empresarios califican de desastroso. Marzo tendrá este año cinco viernes y cinco sábados, justo antes de la llegada de las vacaciones de Semana Santa, lo que podría convertirse en un revulsivo para las ventas de moda en el país.

 

Según diversos empresarios consultados, el hecho de que marzo cuente con cinco viernes y cinco sábados puede convertirse en un revulsivo para las ventas de moda en España. Además, el hecho de que el consumo se anime para preparar las vacaciones de Semana Santa es un punto a favor de marzo.

 

En contra juegan, sin embargo, las bajas temperaturas que azotan España actualmente, justo en un momento en que los comercios han introducido ya la colección de primavera en sus estanterías.

 

 

 

 

Si las temperaturas no cambian, será complicado remontar las débiles ventas de la temporada actual. “Cuando cae la Semana Santa pronto, las temporadas se acortan –explica un directivo-; la primavera muere con la Semana Santa”. 

 

Después de Semana Santa, los grupos de moda rápida introducen ya en sus tiendas prendas de verano, de manera que aquel producto de primavera que no se haya vendido ya “quedará relegado a mid season o a stock”. En el caso de las marcas que siguen funcionando con dos temporadas y no cuentan con tanta velocidad, la venta de primavera (en tienda desde hace semanas) se alarga más.

 

¿Qué ha pasado en los últimos cinco años en marzo? En 2017, las ventas en marzo se elevaron un 1,4%, si bien el efecto Semana Santa (que tuvo lugar del 9 al 16 de abril) impactó a la baja en las ventas de abril. En los datos de marzo de 2018 jugará a favor la comparativa con marzo de 2017, no impactadas por el efecto Semana Santa.

 

 

 

 

En 2016, la Semana Santa cayó también en marzo, aunque en este caso sólo con tres fines de semana previos. Hace dos años, las ventas de moda encogieron un 8,7% en marzo. En el mismo de 2015 y de 2014, la facturación del comercio de moda se elevó un 5,3% y un 8,9%, respectivamente. Un año antes, en 2013, con la Semana Santa también en marzo, las ventas retrocedieron un 18,5%, la mayor caída desde 2009.

 

Las ventas de moda en España llevan ya algunos meses en rojo en España. Contra todo pronóstico, el comercio minorista finalizó el ejercicio 2017 con un avance de sólo el 0,1%, cifra que contrasta con los aumentos del 3,9% de 2014, del 7,7% de 2015 y del 1,52% de 2016.

 

En 2017, el comercio de moda evolucionó de forma positiva de enero a marzo, mientras entre abril y julio las ventas se tiñeron de rojo. Agosto y septiembre se cerró en positivo, para volver a caer en octubre y recuperar el ritmo en noviembre y diciembre.

 

¿Qué pasa en Europa?

También otros grandes mercados europeos para la moda tienen su esperanza puesta en marzo, aunque no con tanta presión como el sector español. En Reino Unido, el único país del que hay datos ya de 2018, el comercio de moda creció un 3,2% en enero, tras cerrar diciembre con un ascenso del 6,4%, el mayor de la última década.

 

En Francia, las ventas del comercio minorista en general, excepto vehículos de motor, remontaron en enero con una leve subida del 0,6%, tras retroceder un 1,2% en el último mes de 2017.

 

Las ventas de moda, de las que se desconocen todavía los datos del arranque del año, han trazado una evolución similar a la del comercio minorista en su conjunto en el país. El sector ha cerrado a la baja la mayoría de los meses de 2017 y culminó diciembre con un retroceso del 4%.

 

En Italia, el sector ha logrado mantenerse al alza, aunque con subidas pírricas. Según los últimos datos disponibles, las ventas crecieron un 0,1% en diciembre. Por último, en Alemania el comercio de moda ha dibujado una evolución de dientes de sierra en 2017. En el último mes del año, las ventas del sector retrocedieron un 3,1%, frente al descenso del 1,2% anotado por el comercio en su conjunto.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...