Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Sep 202112:59

La moda reduce a mínimos su peso en el empleo con un 20% menos de trabajadores por el Covid-19

El sector ha destruido casi 34.000 puestos de trabajo en un año. La confección y el calzado han sido las actividades más golpeadas.

30 Abr 2021 — 05:00
I. P. G.
Compartir
Me interesa

La moda reduce a mínimos su peso en el empleo con un 20% menos de trabajadores por el Covid-19

 

 

La moda pierde peso en el tejido laboral español después de un año de pandemia. En el primer trimestre, el sector tenía un peso de apenas el 5,6% en la plantilla de la industria española, el mínimo desde que hay registros. En un año, el Covid-19 ha arrasado con un 20% del empleo en el textil, la confección y el calzado.

 

Según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE), la industria de la moda empleaba en el primer trimestre a 131.200 personas, lo que supone el 5,56% del total, un punto menos que el año anterior y muy lejos del 8% que llegó a representar en 2008.

 

La caída de la cuota se debe al duro impacto que el coronavirus ha tenido en el sector. De hecho, mientras el empleo en el conjunto de la industria manufacturera ha caído un 5,7%, en la moda el desplome ha sido del 20,5%.

 

En términos absolutos, la moda ha destruido 33.900 puestos de trabajo en el último año. Aunque la industria sólo tuvo que cerrar de forma forzosa durante las dos semanas de confinamiento estricto en abril, el cierre de comercios y la congelación de la distribución de moda (salvada en una parte mínima por el online) han motivado el duro ajuste en la primera fase de la cadena de valor.

 

 

 

 

El mayor ha sido el registrado por el calzado, que se ha dejado 16.900 ocupados en los últimos doce meses, hasta sumar 37.400 trabajadores en el arranque de este año. La confección, por su parte, ha anotado 13.400 empleados menos, hasta 42.000 personas en plantilla.

 

En cambio, la producción de mascarillas y otros equipos de protección individual ha logrado salvar en parte el empleo en el textil, que apenas ha perdido 3.600 ocupados desde el inicio de la pandemia, adelantando a la confección y el calzado y posicionándose como el mayor empleador en el sector.

 

En términos de empleo registrado, la radiografía se repite. Desde el inicio de la pandemia hay 13.000 afiliados menos a la Seguridad Social en el textil, la confección y el calzado, dejando el saldo en 125.261 empleados en marzo de este año. De esta forma, la pandemia ha borrado de golpe cinco años de recuperación del empleo, devolviendo el sector a niveles de 2015.

 

Por sectores de actividad, sólo el textil ha recuperado niveles previos al Covid-19, con un leve incremento del 0,6%, hasta 46.566 personas. En cambio, la confección ha reducido su plantilla un 6,1% en el último año, hasta 43.113 empleados, y el calzado se ha llevado el peor golpe, con un desplome en su número de afiliados del 10,8%, hasta apenas 35.583 empleados en marzo.

 

 

 

 

A estos datos se suman los empleados que, aunque afiliados, están sin trabajar. A 31 de diciembre del año pasado, el textil, la confección y el calzado sumaban 7.553 trabajadores afectados por una suspensión temporal de empleo o una reducción de jornada a través de un expediente, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

 

El número de afectados por un Erte en la industria de la moda equivale al 6% del total de afiliados medios al sector en diciembre y al 7,3% del total de afiliados en el régimen general de la Seguridad Social. Asimismo, el número de afectados en textil, confección y cuero y calzado supone el 1% del total de 755.613 afectados en el conjunto de sectores económicos por los Erte.

Publicidad
Comentar
Compartir
...