Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Dic 201716:54

h Entorno

La moda española gana músculo en 2015 y abre una nueva etapa para recuperar el terreno perdido

26 Feb 2016 — 05:00
Iria P. Gestal
Compartir
Me interesa

La moda española vuelve tomar impulso. Tras una década sumido en una profunda crisis, agudizada en los últimos años por la crisis económica global, el sector comenzó en 2014 una tímida recuperación, pero mantenía la prudencia en sus previsiones. Ahora, con los datos de 2015 sobre la mesa, la moda nacional ha recuperado el aliento. La mejora de la economía española ha impulsado el consumo, la confianza de los consumidores ha batido récords y la industria ha mantenido el pulso alcista que inició en 2014.

 

El año pasado, la economía española creció un 3,2%, la mayor subida desde 2007, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) nacional fue superior al registrado en países como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania o la media de la zona euro.

 

Después de años de destrucción de empleo, los datos de la evolución del mercado laboral también confirman la recuperación de la economía española. En 2015, el número de desempleados en el país se situó a su nivel más bajo en cinco años, si bien continúa siendo muy elevado. A cierre de 2015, la tasa deparo se situó en el 20,8%, frente al 10,5% de la media de la Zona Euro, el 10,2% de Francia o el 11,4% de Italia, y muy por encima de las tasas del 4,9% y del 5,1% de Estados Unidos y Reino Unido, respectivamente.

 

 

 

 

Pese a los retos que todavía quedan por delante, la mejora de la economía española ha sido el perfecto caldo de cultivo para que la industria de la moda comenzara por fin a salir del túnel. Durante el año pasado, el sector mejoró prácticamente todos los indicadores macroeconómicos, comenzando a recuperar el terreno perdido en la última década.

La producción industrial del textil se elevó un 5,3% en 2015, la facturación de la industria, un 4,9%, tanto la facturación como las ventas del comercio se incrementaron el doble que el año anterior y las exportaciones superaron la barrera de los 14.000 millones de euros. Además, el sector ha dejado atrás la tendencia deflacionista, con una subida de los precios del 0,5%, y ha moda ha creado empleo por segundo año consecutivo.

 

 

La industria textil vuelve a ponerse en marcha

Uno de los subsectores de la industria de la moda que más ha sufrido en los últimos años ha sido el textil y de la confección, donde a la situación general del sector se sumó la ola de deslocalización que arrasó con el tejido industrial español.

En 2015, el sector ha vuelto a engrasar la maquinaria. El Índice de Producción Industrial (IPI) del sector textil cerró su mejor año desde 2010, con un crecimiento interanual del 5,3%. El alza fue más del doble que la registrada el año anterior. En 2015, el sector también duplicó su producción respecto a 2014, con un aumento del 2,5%.

El aumento del IPI del textil fue, además, superior al del conjunto de la industria española, que se elevó, de media un 3,2% el año pasado. Además, el incremento tampoco estuvo motivado por una subida importante en los precios, que se elevaron un 0,3%, frente al 0,1% que aumentaron en 2014.

El incremento en el volumen de producción se tradujo también en un impulso de la facturación de la industria textil. En particular, el sector disparó su cifra de negocio un 4,9%, también la más elevada desde 2010 y muy superior a la del 0,8% registrada el año anterior.

Durante 2015, la industria de la moda también ha reforzado su plantilla, lo que revela no sólo una mejora de la situación actual sino también una mayor confianza en el futuro. Después de décadas de destrucción de empleo, el número de ocupados en el sector se elevó por primera vez en 2014 y, de nuevo, se impulsó en 2015 un 3,4%, hasta sumar 138.361 afiliados en la industria textil, de la confección y del calzado.

 

 

 

El comercio y las exportaciones, también al alza

Uno de los síntomas de que la recuperación de la economía está llegando también al consumidor es la mejora del Índice de Confianza del Consumidor (ICC). Según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el indicador cerró el año con una media por encima de los cien puntos por primera vez en la serie histórica, impulsado por la mejora tanto de la valoración de la situación actual como de las expectativas.

Este dato podría traducirse en una mayor disposición a comprar y, de hecho, tanto las ventas como la facturación del comercio aceleraron su crecimiento durante 2015. Las ventas del comercio minorista cerraron su segundo año en positivo tras registrar un alza del 2,7%, frente al 1% registrado el año anterior. La facturación del comercio también duplicó su crecimiento y, tras alzarse un 2,9% en 2014, cerró 2015 con un aumento del 4,9%, el mayor desde 2007.

En particular, en el sector de la moda, el comercio de textil y de complementos cerró el año con un despegue del 5,1% después de encadenar dieciséis meses al alza, la mejor racha en casi una década, según datos de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex) recogidos por el Indicador del Comercio de Moda.

 

 

 

 

La mejora del consumo también estuvo apoyado por una nueva alza en el gasto turístico, que en 2015 rozó los 70.000 millones de euros. El desembolso se elevó un 6,8% impulsado sobre todo por los turistas procedentes de Reino Unido, los países nórdicos y Alemania.

Pese a la recuperación del mercado interno, las empresas españolas de moda han seguido apostando por la internacionalización. De hecho, las exportaciones de textil y confección ascendieron a 14.222 millones de euros, un 9,2% más que el año anterior. Este aumento fue incluso mayor al registrado en 2014, cuando ascendieron un 8%.

En el caso particular de los productos textiles, el auge las exportaciones se produjo, igual que ocurrió con la mejora de la producción industrial, en términos reales, ya que el alza del Índice de Precios de Exportación (Iprix) fue más moderado que el año anterior. El Iprix del sector textil finalizó el año con un crecimiento interanual del 1,4%, mientras que el de la confección se elevó 0,7%, ambos más moderados que el año anterior.

 

 

La moda deja atrás la tendencia deflacionista

Por otro lado, la moda nacional también está dejando atrás la tendencia deflacionista. Por segundo año consecutivo, los precios del vestido y el calzado mantuvieron al alza en 2015 después de un largo periodo de fuertes descensos. En concreto, el Índice de Precios al Consumo (IPC) del sector se elevó un 0,5% interanual, mientras que el IPC general concluyó el año en plano.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...