Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

12 Abr 202118:35

La moda ajusta precios en el año del Covid-19: Suiza, Irlanda y Eslovenia lideran las caídas en Europa

De media, el IPC de la moda en la zona euro bajó un 2,2% y retrocedió un 0,5% en la Unión Europea, según datos de Eurostat. En Estados Unidos, el sector se devaluó un 3,7%.

24 Feb 2021 — 04:55
I. P. G.
Compartir
Me interesa

La moda ajusta precios en el año del Covid-19: Suiza, Irlanda y Eslovenia lideran las caídas en Europa

 

 

El coronavirus ha traído bajo el brazo una nueva guerra de precios en el negocio de la moda. En un año marcado por los cierres de tiendas, los descuentos han sido, de nuevo, la principal arma para dar salida al stock y estimular las ventas. De los 34 países analizados por la agencia estadística europea Eurostat, los precios de la ropa y el calzado sólo aumentaron en siete. En cambio, Irlanda, Suiza y Eslovenia lideraron las bajadas.

 

De media, el Índice de Precios al Consumo (IPC) de la moda en la zona euro bajó un 2,2% y retrocedió un 0,5% en la Unión Europea. La categoría incluye actividades como la reparación o la limpieza, que son las que han tirado del IPC de la moda en países como España, por ejemplo.

 

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el IPC del vestido y el calzado subió en el país un 0,9% interanual en diciembre, impulsado por los artículos de mercería, con una inflación del 2,1%; la limpieza de artículos de vestir, con un 2,9%, y, en menor medida, por la reparación y alquiler de calzado, con un 1,7%.

 

 

 

 

Por delante se sitúa Islandia, con una inflación del 2,8%, seguida de Rumanía (2,4%) y República Checa (2,2%). Los precios de la moda también aumentaron en Luxemburgo, Suecia y Eslovaquia. En el resto de países analizados, el vestido y el calzado se abarató.

La primera gran potencia que figura en la tabla, tras España, es Italia, con una caída de precios del 0,2%. Tomando sólo la partida de prendas de vestir, el IPC cerró el año en en plano.

 

 

 

 

En cambio, hasta 27 países analizados por Eurostat registraron bajadas de precios en el vestido y el calzado. A la cola se sitúa Irlanda, con un descenso del 7,9%; seguida de Suiza, con un retroceso del 6,2%. En el caso del mercado irlandés, la moda no se abarataba tanto desde 2015, aunque ha sido un sector tradicionalmente deflacionista en el país y los precios encadenan más de una década a la baja. En Suiza, el país ya se había abaratado en 2019 tras años al alza.

 

En Estados Unidos, el mayor mercado para la moda, la caída de precios se situó en el 3,7%. También hubo deflación en Eslovenia y Lituania, con bajadas del 5,3% y el 4,7%, respectivamente.

 

Portugal, Bulgaria, Polonia, Malta o Dinamarca fueron otros de los mercados europeos en los que la moda se abarató en el año del Covid-19. También descendieron los precios en los dos mayores mercados de la Unión Europea, Alemania y Francia, con bajadas del 5,3% y del 3,1%, respectivamente.

Publicidad
Comentar
Compartir
...