Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Nov 201711:20

h Entorno

La liberalización de horarios divide a los comerciantes madrileños

16 Ene 2012 — 16:15
Álex Montera. Madrid
Compartir
Me interesa

El proyecto de liberalización absoluta de los horarios comerciales en la Comunidad de Madrid divide a los comerciantes. Mientras que los gigantes de la distribución califican de "muy positiva" la medida, los pequeños y medianos comerciantes consideran que va agravar la delicada situación económica y se ven incapaces de competir con las grandes empresas.

 

El proyecto impulsado por la presidenta Esperanza Aguirre quiere hacer de Madrid la primera comunidad autónoma donde todos los comercios puedan abrir cualquier día del año a cualquier hora, sin ningún tipo de límite. Madrid lleva años impulsando la liberalización comercial. El gobierno regional otorgó en 2008 libertad horaria a los establecimientos de menos de 300 metros cuadrados de superficie y el Ayuntamiento de la capital aprobó hace unos meses que las tiendas de los distritos del centro de la ciudad abran sin límite. Los comercios, además, pueden abrir un total de 22 festivos al año.

 

En este sentido, los grandes beneficiados de esta nueva medida, que aún no ha sido aprobada, serían los centros comerciales ubicados en la periferia de Madrid, según explica a Modaes.es el presidente de la Confederación de Comerciantes y Empresarios de Madrid (Cocem), Hilario Alfaro. La Cocem denuncia que la liberalización provocará “más destrucción que no creación de empleo” y ha pedido una moratoria de cinco años para que dé tiempo a cambiar convenios colectivos que no permiten trabajar en domingo.

 

María, de 33 años, que regenta una pequeña tienda de ropa en el barrio madrileño de La Latina, aún no ha decidido si va abrir los domingos. “Tendría que subirle el sueldo a la otra dependienta y no sé si vale la pena”, explica.

 

La opinión varía a escasos metros. Liu trabaja junto a sus padres en un comercio de ropa importada de China. Pese a que desconoce los detalles de la medida, el joven se muestra favorable a abrir los domingos, aunque sea sólo por la mañana. “Nosotros vivimos muy cerca de la tienda y puede ser muy positivo ser de los únicos de la zona que abren los días festivos”, comenta.

 

Las grandes cadenas, por su parte, se muestran encantadas con el proyecto. La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (con socios como Alcampo, El Corte Inglés, Cortefiel o C&A) califica de "muy positiva" la medida y considera que "los cambios habidos en la sociedad española en las últimas décadas" con hogares unipersonales, familias monoparentales o parejas sin hijos representan "cerca de la mitad del conjunto de los hogares y el comercio debe dar respuesta a las nuevas demandas, sobre todo de mayor flexibilidad en el tiempo de compra". A nivel empresarial, cree que "contribuirá a mejorar sustancialmente la eficiencia de las compañías, que podrán así desarrollar todo su potencial inversor y de creación de empleo".

 

La Asociación Española de Centros Comerciales (Aecc) y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) también apoyan la liberalización. La Aecc considera que “esta libertad beneficia a los consumidores, al rendimiento del gasto y a la economía” y pronostica que, en caso de aprobarse en la Comunidad de Madrid, el empleo crecería un 8,3% en los centros comerciales, con más de 6.300 puestos de trabajo nuevos en la región.

 

La OCU, por su parte, cree que "los horarios comerciales amplios benefician a los consumidores, que disponen así de más tiempo para realizar sus compras y gozan de mayor capacidad de elección, que es en definitiva el derecho máximo de todo consumidor".

 

Las principales cadenas de distribución de moda ubicadas en la capital también se beneficiarán, ya que gozan de mayor capacidad económica que los comerciantes tradicionales para aumentar la jornada laboral de sus trabajadores. Marta, dependienta de una de las principales cadenas españolas, asegura que los empleados aún no han sido informados de esta nueva medida. “Ya abrimos muchos festivos. Así que no sería un gran cambio. Me parece bien porqué subiría mi sueldo y seguro que la tienda se llena”, asegura.

 

La presidenta Aguirre se muestra confiada en aprobar la liberalización este año, pese a la intensa oposición de los otros grupos parlamentarios: PSM, IU y UpyD, que consideran que perjudicará al pequeño comerciante y no incrementará el debilitado consumo. 

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...