Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

18 Nov 201704:03

h Entorno

La justicia de Camboya pone en libertad a la veintena de detenidos en los disturbios de enero

30 May 2014 — 15:49
Modaes
Compartir
Me interesa

Camboya pone finalmente en libertad a los detenidos en los altercados del pasado enero. La corte municipal de Phnom Phen, la capital del país, ha declarado culpables a 25 trabajadores y sindicalistas de los actos violentos del pasado enero, pero ha optado por suspender la sentencia y dejarles en libertad.

 

El tribunal ha considerado que los acusados, entre los que se encuentran trabajadores, representantes sindicales y manifestantes, son culpables de incentivar la violencia y de dañar el mobiliario público durante las protestas que tuvieron lugar a principios de enero de 2014. La sentencia, que más tarde ha sido anulada, condenaba a los detenidos a penas de entre un año y cuatro años y medio de cárcel.

 

La propuesta de retirar la sentencia de cárcel ha sido bien acogida por los grupos internacionales de distribución que se aprovisionan en Camboya, según recoge la prensa local. Esta semana, representantes de compañías como H&M, Gap, Puma o Levi Strauss, han visitado el país para presionar al Gobierno de Camboya para que mejore las condiciones de trabajo en su industria textil.

 

Los grupos de gran distribución de moda han asegurado al Ejecutivo camboyano que continuarán trabajando con la industria local siempre que se mejore en cuestiones como la estabilidad laboral, la transparencia y el cumplimiento de la ley. La industria de la confección de Camboya, que emplea alrededor de 600.000 personas, generó en 2013 un volumen de negocio de 5.300 millones de dólares.

 

Los trabajadores camboyanos de la confección llevan años reclamando mejoras laborales y salariales, pero el pasado enero el clima de protesta se intensificó después de la propuesta gubernamental de incrementar el salario mínimo muy por debajo de las reclamaciones sindicales. El Gobierno aumentó el sueldo a cien dólares, mientras que los trabajadores exigían un alza de hasta 160 dólares al mes. Los enfrentamientos entre manifestantes y policía se saldaros con tres civiles muertos.

 

La tensión entre el Gobierno, los propietarios de las fábricas y los trabajadores ha provocado ya los primeros efectos en la actividad. El año pasado, Levi Strauss dejó de producir en el país asiático por la inestabilidad política y la continua violación de los derechos humanos, según ha declarado un portavoz de la empresa a la agencia Reuters.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...