Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Sep 201703:28

Patrocina
Entorno

La industria de la moda en España: ¿demuestran las estadísticas una vuelta de la producción?

02 Dic 2013 — 04:45
C. De Angelis/ C. Pareja
Especiales relacionados
Compartir
Me interesa

 

 

La industria española textil y de la confección fabricó y vendió durante 2012 productos por valor de 6.722 millones de euros, a los que se suman los 2.759 millones de euros de la industria del cuero y el calzado. Estas magnitudes, extraídas de la Encuesta Industrial de Productos que anualmente publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), es una de las pocas referencias disponibles sobre el volumen que tienen las industrias vinculadas al sector de la moda.

 

Estas cifras tienen, sin embargo, un importante hándicap, relacionado a la amplitud de actividades que tienen muchas empresas del negocio de la moda en España, desde la fabricación hasta el retail, pasando por el diseño o la logística. Cada empresa figura en los registros oficiales bajo una única actividad (que se establece en una codificación llamada CNAE) y, aunque tenga una división productiva, puede no estar incluida en el CNAE del textil, la confección o el calzado.

 

Esta circunstancia dificulta una lectura precisa sobre el verdadero volumen de la industria de la moda en España, y hace necesario contar con una pluralidad de indicadores para conocer de la forma más fehaciente posible la verdadera marcha del sector.

 

Además de la Encuesta Industrial de Productos, entre los recursos disponibles están la afiliación de trabajadores y autónomos a la Seguridad Social, el número de empresas y su dimensión, las exportaciones e indicadores como el Índice de Producción Industrial (IPI) y el Índice de Cifra de Negocios (ICN) de la industria, que miden la evolución (es decir, la variación, sin valores absolutos, del valor de la producción y de las ventas).

 

¿Qué dice todo ello sobre la situación de la industria textil y del calzado en España? ¿Se detecta a partir de estos indicadores un auge de la producción local de operadores que habían deslocalizado sus procesos de fabricación? El presente reportaje, segundo en la serie Made in Spain de Modaes.es, que cuenta con el patrocinio de Marcelo Vilá, aborda estas dos preguntas a partir de los indicadores estadísticos disponibles.

 

Magnitudes sector

A 1 de enero de 2013, los sectores del textil de cabecera y la industria de la confección sumaban 6.143 empresas y 8.952 empresas, respectivamente. En ambos casos, el número de sociedades desciende con relación a los año anteriores: de hecho, la industria textil ha perdido desde el año 2000 casi la mitad de su mapa empresarial, mientras la industria de la confección perdió 758 empresas sólo en el último año, tras más de una década de descensos continuados.

 

Las empresas grandes, de 200 y más trabajadores, son minoritarias en ambos sectores. En la confección, a 1 de enero sólo había 16 empresas de esta magnitud, lo que representa un 0,2% del total. Por el contrario, el 47,7% del total son empresas sin asalariados. En el textil el universo de empresas sin asalariados es inferior, del 38,4% del total, y sólo ocho compañías sumaban 200 o más trabajadores.

 

El universo empresarial también va en declive en la industria del calzado y el cuero. Agrupadas bajo este CNAE había a inicios de 2013 un total de 4.668 compañías, frente a las 7.200 de inicios de siglo. El sector sólo suma tres empresas de 200 o más trabajadores, el 0,1% del total, mientras el 38,8% son sociedades sin asalariados.

 

En conjunto, textil, confección y calzado daban empleo en diciembre de 2012 a una media de 129.440 trabajadores, autónomos en el 16,1% de los casos. Por primera vez, esta cifra se sitúa por debajo de los 130.000 trabajadores después de que en 2012 descendiera un 5,2% respecto al cierre del año anterior. La bajada, eso sí, fue inferior a la registrada en el conjunto de la economía española, que perdió un 5,4% de los puestos de trabajo registrados en la Seguridad Social, gracias al empuje del empleo en la industria del cuero y el calzado.

 

La confección es el sector más intensivo en mano de obra y copa el 38,5% de los puestos de trabajo y el textil llega al 32,5% del total. No obstante, en los últimos años el calzado ha ganado  peso y, de 2011 a 2012, ha pasado del 27,6% al 29% los empleos totales en la industria de la moda.

 

Aunque ni empresas ni empleo evolucionan positivamente en la industria de la moda, la facturación y el resultado neto de las empresas no siempre evoluciona en negativo. La Encuesta Industrial de Empresas del INE detalla, por ejemplo, que en el año 2011, último con resultados disponibles, la facturación de textil, confección y complementos se situó en 14.843 millones de euros, en línea con los dos años anteriores, aunque a mucha distancia de la cifra de negocios del año 2002, cuando se situó en 22.507 millones de euros.

 

De 2002 a 2011, el conjunto de empresas de estos sectores cerraron sus cuentas económicas en positivo, con un único ejercicio de pérdidas: 2009. En 2011, por ejemplo, el resultado del ejercicio del conjunto de empresas de la industria de la moda fue de 240,3 millones de euros.

 

En síntesis, ni la evolución del número de empresa ni del número de trabajadores pueden demostrar un engrandecimiento del número de compañías españolas agrupadas bajo los epígrafes de industria textil, confección de prendas e industria del cuero y fabricación de calzado. Tampoco lo refutan, tal y como señalan expertos del sector: en caso de producirse un retorno de la producción a España, estaría amortiguando el desmantelamiento de empresas y la destrucción de puestos de trabajo.

 

¿Brotes verdes?

Sin perjuicio de lo anterior, algunos indicadores de la industria textil española ofrecen, mes sí mes no, señales esperanzadoras. En la industria textil, por ejemplo, registró en septiembre, último mes con datos disponibles, una subida del Índice de Producción Industrial (IPI) del 9,8% con respecto al año anterior. El IPI de la confección subió un 12,8%, y el de la industria del cuero y el calzado, un 20,2%.

 

Tanto la confección como el calzado cierran con este dato ciclos de cuatro meses seguidos de caídas consecutivas, mientras el textil revierte el resultado de agosto, cuando la producción cayó un 15,1%.

 

Sin embargo, tal y como ocurre con el indicador sobre la marcha de la facturación, el Índice de Cifra de Negocios de la industria, las subidas no llegan a ser sostenidas y los tres sectores arrastran varios años consecutivos de altibajos. Los gráficos principales tienen lo que los especialistas en estadística llaman “dientes de sierra”, es decir, una larga progresión de subidas y bajadas o de volatilidad en la marcha de los indicadores.

 

Otro brote verde, que se percibe con mucha más claridad que los anteriores, es el que hace referencia a la marcha de las exportaciones. En los tres últimos años, las ventas al exterior de productos de textil, confección y cuero y calzado han subido de forma consecutiva, hasta un valor récord de 13.484 millones de euros en 2012 y que está, además, a punto de superarse durante este ejercicio.

 

Las magnitudes de exportación están muy por encima a las que se registraban diez años atrás. En 2003, por ejemplo, las ventas al exterior de textil, confección y cuero y calzado made in Spain se situaron en 8.873 millones de euros.

 

Las estadísticas también ofrecen, en este caso, una referencia incompleta sobre lo que está ocurriendo en la industria española. Prueba de ello es que, a juzgar por los datos del Icex, el valor de las exportaciones es superior al valor de la producción que revela el INE.

 

¿Por qué? Principalmente, porque no todas las exportaciones corresponden a productos fabricados en España. Una empresa de gran distribución, por ejemplo, compra casi toda su producción a proveedores de fuera de España: estos artículos llegan a su centro logístico situado en territorio español al precio de compra, se etiqueta y sale a destino con un precio superior.

 

Los artículos más fabricados

El calzado, los complementos y las prendas básicas son los productos de moda que se fabricaron en mayor número en España en 2012. El ránking lo abre el calzado de cuero de mujer, con más de 24 millones de unidades producidas por un valor de casi 700 millones de euros. En el caso del calzado masculino, las cifras son muy inferiores, acumulando un valor de casi nueve millones de euros.

 

Como segunda producción más valiosa en la industria de la moda en 2012 están los vestidos de mujer, que alcanzaron un valor total de 382 millones de euros. Los pantalones de algodón y de lana para mujer sumaron aproximadamente 212 millones de euros, mientras que las mismas prendas para hombre registraron 26 millones de euros en 2012.

 

Los complementos también son uno de los producto estrella producidos en España. Esta categoría de producto aportó 265 millones de euros al sector y se produjeron 3,4 millones de unidades. La industria produjo el pasado año 37,3 millones de camisetas interiores en género de punto de uso femenino y masculino, mientras que los pantalones de hombre cierran el top ten de los productos de moda que más se fabrican en el país con 10 millones de unidades, por un valor de 129 millones de euros.

 

Top de la producción de moda en España

Patrocina
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...