Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Dic 201712:46

h Entorno

La guerra del algodón orgánico: poca oferta para abastecer a los gigantes de la moda

No hay algodón orgánico para todos. Los gigantes de la moda insisten en incrementar el uso de esta materia prima e incluso compañías como Adidas o Nike se han marcado como objetivo que el 100% del algodón de sus prendas sea orgánico en los próximos años. Sin embargo, la producción de esta materia es...
25 Abr 2014 — 04:50
S. Riera
Compartir
Me interesa

No hay algodón orgánico para todos. Los gigantes de la moda insisten en incrementar el uso de esta materia prima e incluso compañías como Adidas o Nike se han marcado como objetivo que el 100% del algodón de sus prendas sea orgánico en los próximos años. Sin embargo, la producción de esta materia es todavía residual y va en declive.

 

C&A advertía hace unas semanas que la demanda de algodón orgánico superaba ya la oferta. El grupo holandés de distribución es uno de los principales consumidores de esta materia prima. En 2013, la compañía comercializó más de cien millones de prendas elaboradas con algodón orgánico, el 38% del total de su colección.

 

La empresa lideró en 2012 el ránking de los principales grupos de distribución de moda que utilizan algodón orgánico, que elabora Textile Exchange. Le siguieron H&M, Nike, Puma, Zara y Carrefour, entre otros. Por otro lado, todas estas empresas, junto con Adidas, Bestseller, Levi Strauss, VF o Marks & Spencer, son miembros de Better Cotton Initiative (BCI), un órgano independiente que trabaja de manera directa con los productores de algodón orgánico.

 

Adidas ha ido aumentando sus compras de algodón orgánico. El 23% del algodón que adquirió la compañía de equipamiento deportivo el año pasado fue orgánico. La empresa tiene previsto incrementar este porcentaje hasta el 40% en 2015 y estima alcanzar el 100% en 2018. Su principal competidor, Nike, se ha comprometido a que el 100% de su algodón sea orgánico en 2020. Inditex, por su parte, comercializó en 2012 más de 4,2 millones de prendas de algodón orgánico, más del doble que en 2011.

 

En la campaña de 2011/ 2012, la última de la que se tienen datos, la producción global de algodón orgánico fue de 138.992 toneladas, un 8% menor a la de 2010/ 2011, según datos del Farm & Fiber Report 2013, que elabora Textile Exchange. A pesar del descenso, su porcentaje fue mucho menor que el registrado en la campaña de 2010/ 2011, cuando la caída fue del 37%. Aquella temporada de 2011/ 2012, la producción total de algodón fue de 28,04 millones de toneladas, según el Comité Consultivo del Algodón (Icac, en sus siglas en inglés).

 

La India es el mayor productor mundial de algodón orgánico. El país concentra el 74% de la producción mundial de esta materia prima. Le siguen Siria, China, Turquía y Estados Unidos. En la India, el cultivo de algodón orgánico ha sufrido una fuerte caída a raíz del estricto control reglamentario del Gobierno. Por el contrario, la superficie plantada ha aumentado en países como Benin, Brasil, Mali, Tanzania, Nicaragua, Kirguistán y Tayikistán.

 

En los últimos años, el cultivo de algodón orgánico ha ido descendiendo después de veinte años de fuerte promoción. Entre las causas de la reducción de superficie cultivada se cuentan los problemas relacionados con los precios o las prestaciones a los productores.

 

El bajo rendimiento de las plantaciones orgánicas, la falta de inversión y de investigación o que los programas se realicen con pequeños productores son algunas de las causas que explican el descenso de la producción, según explica el investigador Simón Ferrigno, especializado en algodón orgánico, en un artículo en la revista del Icac.

 

Ferrigno, autor del libro Una guía práctica para el algodón y la sostenibilidad, señala que el futuro del algodón sostenible depende del éxito de su comercialización y que, pese al tamaño del mercado de consumo, todavía no es suficiente la cantidad de dinero que retorna para ser invertida en su producción o en el suministro de mejores semillas.

 

El especialista recuerda que la principal crítica al algodón sostenible es que sus normas y sistemas de certificación son herramientas de comercialización, más útiles para los minoristas y las marcas que para los productores o el medio ambiente.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...