Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Nov 201718:36

h Entorno

La guerra de precios vuelve a la moda: la inflación se estanca en el primer trimestre arrastrada por la ola de descuentos

La moda vuelve al campo de batalla con el precio como punta de lanza. En un trimestre marcado...
11 May 2016 — 04:55
Iria P. Gestal
Compartir
Me interesa

Rebajas

 

 

La moda vuelve al campo de batalla con el precio como punta de lanza. En un trimestre marcado por una climatología a contratiempo y una incertidumbre política que ha contenido el consumo, las empresas de moda se han apresurado a recuperar el arma de las rebajas y los descuentos para lograr levantar las ventas y captar la compra con el ¿quién da menos? como consigna. Los precios del vestido y el calzado han cerrado el primer trimestre con un frenazo, después de acelerar la subida a finales de 2015.

 

Durante la crisis, los descuentos y las promociones fueron clave para compensar el desplome del consumo y atraer tráfico a las tiendas pero, el año pasado, la recuperación de las ventas de moda hizo que el sector pusiera en barbecho la guerra de precios y tratara de recuperar sus márgenes vendiendo a precio completo.

 

Sin embargo, un desastroso comienzo del año, con tres caídas consecutivas de las ventas minoristas de moda por primera vez desde 2013, ha motivado que el sector vuelva a recurrir a los descuentos para salvar el trimestre.

 

 

 

 

A grupos como Mango o Asos, que realizan descuentos con mayor asiduidad, se han sumado también Inditex, H&M o Grupo Cortefiel, que prácticamente han encadenado descuentos desde el Black Friday el pasado diciembre, mientras que las compañías más conservadoras se han sumado a la tendencia de las rebajas de mitad de temporada.

 

Estas políticas de precios se reflejan también en los datos de la inflación que, tras acelerar en los últimos meses del año pasado, ha frenado el ritmo de crecimiento en los tres primeros meses de 2016.

 

Tras elevarse por encima del 0,5% interanual durante toda la segunda mitad del año pasado, el aumento del Índice de Precios al Consumo (IPC) del vestido y el calzado bajó una marcha en enero de este año, con un aumento de sólo el 0,4%, y ha mantenido esa tasa de crecimiento en los dos meses siguientes.

 

 

 

 

Ya a finales de 2015, desde la Asociación del Comercio Textil y Complementos (Acotex) aseguraban que, pese a que el repunte de la facturación ya permitía hablar de recuperación, “queda un largo camino por recorrer, tanto en las ventas como en los márgenes, afectados por las promociones y descuentos continuos”.

 

Los principales grupos de moda en España han puesto en marcha campañas de precios reducidos apenas unas semanas después de que terminaran las rebajas. Grupo Cortefiel comercializa toda la línea masculina de su firma insignia al 25%, las cadenas de Inditex ofrecieron descuentos de hasta el 50% en el último mes y H&M también rebajó sus precios a la mitad, además de ofrecer un 25% de descuento por suscribirse a la newsletter a través de la página web.

 

Pero no sólo los grandes grupos se han subido a la ola de las rebajas. Según el último Indicador del Comercio de Barcelona (IcoB), el sector en la capital catalana “se ha vuelto cada vez más dependiente de acciones o campañas como el Black Friday, el Cyber Monday o la Navidad, lo que está favoreciendo el dominio de las políticas de ofertas y descuentos”.

 

 

 

 

Además, el mismo informe indica que la mayoría de los comerciantes de Barcelona han decidido poner en marcha diferentes medidas para impulsar las ventas después de contraer su negocio un 1% en el primer trimestre, entre ellas, reducir los precios.

 

En paralelo, grandes grupos como Shana o Mango han decidido bajar sus precios como decisión estratégica a largo plazo para competir con el avance imparable de operadores low cost como Primark, que se ha coronado como el mayor distribuidor de moda en España por número de compradores.

 

Hace menos de un mes, Comdipunt anunció que bajaría los precios de Shana hasta un 40% para reposicionarse en España, mientras que Mango, que ya llevó a cabo en 2012 una bajada de precios general del 20%, lanzó una nueva colección a precios más reducidos dirigida al público joven. 

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...