Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Nov 201701:21

h Entorno

La crisis lastra la tasa de crecimiento del retail, que pasa del 12% al 0,8%

Blanco Caramelo son sólo dos ejemplos de compañías españolas que han sufrido las consecuencias de la crisis económica. Ambas constituyen el reflejo de una situación que se inició en 2007 y que todavía persiste y que ha hecho que la tasa media de crecimiento del sector del retail haya pasado de un 12,4%, porcentaje registrado antes de la crisis, a un 0,84%, dato obtenido en el periodo actual.
08 Ago 2013 — 07:01
S. García
Compartir
Me interesa

Blanco y Caramelo son sólo dos ejemplos de compañías españolas que han sufrido las consecuencias de la crisis económica. Ambas constituyen el reflejo de una situación que se inició en 2007 y que todavía persiste y que ha hecho que la tasa media de crecimiento del sector del retail haya pasado de un 12,4%, porcentaje registrado antes de la crisis, a un 0,84%, dato obtenido en el periodo actual. Esta es una de las conclusiones que se pueden extraer del informe Impacto de la crisis en el comercio minorista: un impulso al proceso de concentración, elaborado por el banco de inversión One to One Corporate Finance.

 

El documento analiza comparativamente las principales magnitudes financieras de 415 cadenas de tiendas españolas durante el periodo anterior a la crisis, entre 2003 y 2007, con respecto a los primeros años de la crisis económica, entre 2008 y 2011. Todas las empresas de la muestra tienen su domicilio social en España y facturan más de ocho millones de euros.

 

La primera de las magnitudes que compara el informe es la evolución de la cifra de negocios. En el periodo 2008-2011, más del 50% de las empresas registraron retrocesos en su facturación, mientras que en los años previos a la crisis sólo el 4,2% de las compañías analizadas decrecieron. En este sentido, el documento destaca que las empresas de mayor tamaño son las que se han adaptado mejor a los cambios en la demanda de productos de consumo, gracias a su capacidad para focalizar el crecimiento en los mercados internacionales.

 

Por el contrario, las compañías de menor tamaño han pasado de crecer al mismo ritmo que las más grandes, en torno al 19%, a hacerlo al 2,59% en el periodo 2007-2011.

 

Otro de los valores estudiados por el documento es la evolución del resultado bruto de explotación (Ebitda). En este caso, la crisis ha incrementado hasta cerca del 60% el número de compañías que obtuvieron un ebitda negativo, pasando de ser el 11,9% de las empresas de la muestra en el periodo 2003-2007, al 18,9%, en el de 2008-2011. Al igual que en el caso de la evolución de la cifra de negocio, las grandes empresas del sector (las que facturan más de cien millones de euros al año) son las que han mantenido unos datos más parecidos a los obtenidos antes de la crisis económica.

 

Estas compañías cuentan con una mayor capacidad para reducir costes de explotación y optimizar las economías de escala a lo largo de la cadena de suministro, por lo que cuentan con un margen de maniobra mucho mayor que las empresas de menor tamaño.

 

El documento también analiza los ratios de apalancamiento de las compañías de la muestra. En este sentido, el sector muestra ratios moderados, aunque la crisis ha deteriorado la situación de solvencia de muchas de estas empresas. La crisis ha empeorado, sobre todo, la solvencia de las empresas pequeñas, que han pasado de tener ausencia de deuda a niveles equivalentes a 1,7 veces el ebitda.

 

Una de las conclusiones que se extraen del informe elaborado por One to One Corporate Finance es que la crisis y la consiguiente contracción del consumo han amplificado considerablemente las diferencias de competitividad entre las grandes cadenas y el resto del sector.

 

Teniendo en cuenta que las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) no estiman un cambio de ciclo para el consumo en España hasta el 2016, el banco de inversión considera las operaciones corporativas como una posible solución rápida para garantizar la supervivencia de algunas cadenas que no conseguirían llegar a esa fecha.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...