Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

27 Oct 202007:38

Italia: el coronavirus amenaza a la meca de la moda

El país se enfrenta a una probable recesión técnica por la crisis del coronavirus, que afecta principalmente al turismo y las exportaciones, sectores que tiran de la economía del país.

27 Feb 2020 — 04:58
C. Juárez
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Italia: el coronavirus amenaza a la meca de la moda

 

 

China, Japón, Corea del Sur y, ahora, Italia. El brote de coronavirus ha puesto ahora en el punto de mira a Italia, después de que se registraran los primeros casos de contagio en las regiones de Lombardía y Véneto. El pánico se ha adueñado del país, que ha procedido al cierre de escuelas y negocios, y pone en jaque una economía que ya se encontraba en peligro.

 

El Producto Interior Bruto (PIB) de Italia se contrajo un 0,3% en el último trimestre de 2019, la mayor caída en seis años. El impacto del coronavirus podría agravar la situación en los próximos meses ya que el brote afecta directamente a sectores como el turismo, que además de las exportaciones, es uno de los motores de la economía del país y uno de los más vulnerables ante la situación.

 

Las restricciones en los viajes, el trabajo, las cadenas de suministro y el turismo podría llevar a Italia a la recesión técnica, que supondría la cuarta recesión del país desde 2008. En paralelo, el índice italiano Ftse Mib, el principal indicador bursátil del país, cerró el lunes con una caída del 4,6%, la peor jornada desde junio de 2016. El martes, el Ftse Mib cayó un 1,44%.

 

 

 

 

La moda es uno de los sectores donde el coronavirus ha impactado directamente. El brote de la enfermedad ha coincidido con la celebración de la semana de la moda de Milán, que se celebraba entre el 18 y el 24 de febrero. Desde entonces, han sido varias las compañías que han reaccionado ante la situación.

 

Armani fue una de las primeras empresas del sector en tomar medidas ante el coronavirus. La compañía italiana decidió presentar sus colecciones en un desfile a puerta cerrada, sin periodistas ni compradores, y posteriormente, compartirlo en las redes sociales.

 

Además, el grupo también ha tomado la decisión de cerrar durante una semana sus centros de producción en Lombardía, Emilia Romagna, Véneto, Trentino y Piamonte. Además, Armani también ha clausurado sus oficinas centrales, ubicadas en Milán.

 

 

 

 

Moncler, por su parte, también ha procedido al cierre de sus oficinas centrales en Milán y Trebaseleghe, el mismo movimiento que ha llevado a cabo Luxottica, mientras Kering ha animado a sus empleados trabajar desde sus casas. Asimismo, Tod’s ha creado un fondo para ayudar a las familias de sus empleados en caso de contagio.

 

El sector ferial también ha sufrido el impacto de la crisis del coronavirus. La feria italiana Mido ha pospuesto la celebración de su nueva edición, que inicialmente iba a tener lugar entre el 29 de febrero y el 2 de marzo. Los organizadores han explicado que posiblemente el evento se celebre a finales de mayo.

 

La feria de cosmética Cosmoprof, por su parte, ha anunciado que también cancelará su edición, que iba a tener lugar entre el 12 y el 16 de marzo. Los organizadores barajan nuevas fechas para la celebración del evento, que posiblemente tenga lugar entre el 11 y el 15 de junio.

 

 

 

 

Milán es la principal ciudad afectada por el coronavirus, donde estima que el turismo un 12%. La metrópolis acoge anualmente a cerca de nueve millones de turistas, de los cuales, 400.000 de ellos son chinos.  

 

Además, Milán cuenta con una de las calles comerciales más caras del mundo. En Via Montenapoleone, en el corazón de la ciudad, el precio por metro cuadrado al año asciende a 13.700 euros. En esta calle tienen presencia importantes operadores como Gucci, Burberry, Pinko, Moncler, Versace o Prada, entre otros.

 

La ciudad es también una de las más atractivas para los retailers internacionales, según el informe Hot Retail Cities, elaborado por Modaes.es con la colaboración de Tendam. Gracias a su condición de capital económica del país y a la pasarela de la ciudad, una de las más importantes del mundo, Milán se encuentra en la posición 44 entre las más atractivas para el sector.

 

Las regiones más afectadas por el coronavirus, Lombardía y Véneto, son además los principales hubs para la moda en Italia. En Lombardía se encuentran alrededor de 15.000 empresas especializadas en la industria textil y de la confección, que dan empleo a 97.000 trabajadores. De hecho, la producción en la región supone el 22% del total de la producción textil en Italia.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

1 comentarios
Luis Eduardo Manotas
24 Abr 2020 — 00:21
L'altro lato della quarantena preventiva obbligatoria per SARS-CoV-2 / COVID-19.
Luis Eduardo Manotas MD. Esp. MsC. PhD
Ai fini di questo manoscritto, faremo riferimento ai termini di malattie rumorose e silenziose, definendo le malattie rumorose come quelle con un alto grado di diffusione e mortalità, e le malattie silenziose come quelle con un basso grado di diffusione e mortalità al momento; ma il suo effetto sulla salute è uguale a malattie rumorose e ancora maggiore come discusso di seguito. Queste patologie hanno priorità diverse per i sistemi sanitari esistenti (S.S), che generano uno squilibrio nella definizione delle priorità di S.S per mantenere sano, sano; curare i malati e riabilitare i disabili. Ora, nel caso della quarantena preventiva decretata in Colombia e in altri paesi, per contenere la malattia rumorosa di COVID-19, si è verificato un nuovo scenario eco-epidemiologico, che può essere sintetizzato nei seguenti termini: paralisi dell'economia formale e informale ; paralisi parziale del sistema sanitario; confinamento della popolazione nelle loro case; Confinamento domiciliare casuale di casi non rilevati di SARS-CoV-2 / COVID-19 sintomatico e asintomatico; sovraffollamento permanente; maggiore domanda di servizi sanitari di base nelle famiglie e attenzione alla manutenzione sul potere d'acquisto di ciascuna famiglia. Questo nuovo scenario porta di conseguenza fattori che favoriscono la trasmissione di altre patologie come la tubercolosi, le infezioni a trasmissione sessuale e la lebbra; tra le altre, alcune di queste malattie sono inquadrate in patologie silenziose, che non sono le stesse delle malattie cosiddette trascurate. L'Organizzazione mondiale della sanità (OMS) ha registrato in tutto il mondo per il 2019 8 milioni di casi di tubercolosi e di questi circa 12 mila sono stati segnalati in Colombia; Inoltre, l'OMS ha stimato che un terzo della popolazione mondiale è infetto dal bacillo della tubercolosi e ne muoiono da 2 a 3 milioni; In America o meglio nelle Americhe, la tubercolosi continua a essere una minaccia per la salute pubblica con circa 400.000 nuovi casi all'anno e circa 60.000 a 75.000 decessi annuali, di questi in Colombia ci sono stati 1.000 decessi, una statistica che non sarà superata da COVID-19, a causa dell'immunità naturale implicita nelle malattie virali e del loro controllo biologico a breve e medio termine. Nel caso di malattie silenziose come la lebbra, il Chagas e la sifilide (gestazionale e congenita) che incidono significativamente sulla salute, l'OMS ha stimato che ogni anno ci sono circa 7 milioni di persone con Chagas e 6,3 milioni di persone con Sifilide, scenario non possono essere trascurati. Ritorniamo dall'altra parte della medaglia, la quarantena dovrebbe comportare un'integrità nel trovare i sintomi sintomatici e asintomatici che erano confinati al caso; isolamento e monitoraggio del paziente diagnosticato; la continuità dei servizi sanitari e la concorrenza con la spesa delle famiglie; sotto pena di mantenere la mortalità del virus come l'abbiamo visto in Italia, Spagna e lo stiamo vedendo in Ecuador, Perù e Colombia; Sebbene l'appiattimento della curva del caso COVID-19 e il parziale aumento della capacità installata dei servizi sanitari siano veri, la mancanza di un'efficace integrità della quarantena per influenzare i suddetti fattori ha avuto un impatto negativo sulla salute e l'economia dei paesi che hanno implementato la metà della quarantena, per mortalità, con l'aumento delle patologie silenziose, ha aggiunto ad altre condizioni di confinamento, abuso familiare, fame, malnutrizione, tra gli altri.
...