Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Sep 202113:22

Gayle Allard (IE Business School): “España tiene que diversificar, y si es otra crisis la que la impulsa, bienvenida sea”

La economista, profesora en IE Business School, defiende las medidas de España ante la crisis del Covid-19, pero asegura que el problema continúa siendo “un mercado laboral poco flexible, en el que hay muchos incentivos para no tener que trabajar”.

19 Abr 2021 — 04:52
I. P. G.
Compartir
Me interesa

Gayle Allard (IE Business School): “España tiene que diversificar, y si es otra crisis la que la impulsa, bienvenida sea”

 

 

 

Más desigualdad, pero también la oportunidad de encarar profundas transformaciones pendientes. Así ve Gayle Allard, profesora en IE Business School, el escenario que dejará la pandemia del Covid-19 en España, donde lleva trabajando ya más de dos décadas.

 

Pero para llegar a ese día después todavía queda un largo camino. “En Europa, la recuperación se va a retrasar por el desastre de las vacunas”, opina. “Son las medidas de contención las que nos han metido en esta crisis, porque no podíamos comprar ni vender, y para terminar con eso hay que terminar con el virus -añade-; con más restricciones y una vacunación lenta, esto puede durar ni se sabe cuánto”.

 

 


Accede ya a la Revista Modaes.es número 38
La trampa del algodón orgánico

 

 

 

También los paquetes de estímulos fiscales han ido más lentos a este lado del Atlántico. “Estados Unidos está gastando lo que no tiene, pero es ahora cuando hay que hacerlo, en Europa están tardando mucho, los gobiernos están muy endeudados y no tienen los recursos”, señala. “Tienes que dar con las dos manos: por un lado, acabar con el virus y, por otro, ayudar a que la gente se sienta confiada y que tenga dinero para gastar”, apunta.

 

Pese a ello, también reconoce que en Europa se han tomado algunas buenas medidas. “Los expedientes de regulación temporal de empleo (Ertes) han sido una buena medida, me gusta más que lo que ha hecho Estados Unidos porque al menos aferra a la gente al trabajo -opina-; es mejor mantener esas empresas y esos puestos de trabajo que reconstruirlo todo después, porque eso lleva tiempo”.

 

El otro éxito de Europa ha sido, en su opinión, los fondos de recuperación. “Vamos a salir de esta crisis con más desigualdad que antes, es trágico, así que esa inyección de dinero debe gastarse bien y con supervisión para que funcione como tiene que funcionar”, apunta. Eso significa, en su opinión, no destinarlo a iniciativas como el salario mínimo garantizado: “ese tipo de cosas no van a ayudar a España -dice-; tienes que dar a la gente motivos para que trabajen, para que sean más productivos y para que la economía vaya de sectores como el turismo hacia otros de mayor valor añadido como las energías renovables”, adelanta.

 

 

 

 

 

 

Las políticas laborales en España, en su opinión, no son la causa del problema del desempleo, pero lo han agravado. “El origen de todo es la demografía: para crecer tienes que tener mano de obra, pero si a tu población le das muchos incentivos para no tener que trabajar, esa mano de obra vendrá de la inmigración -relata-; ¿qué pasa cuando hay cada vez más inmigración? Que nace el populismo y la extrema derecha se levanta”.

 

En lugar de políticas de protección al desempleo, Allard sugiere subvencionar los ingresos más bajos, como un impuesto negativo. “Eso motiva a la gente a trabajar y a declarar lo que gana, hace que podamos crecer más con los que somos”, resume. Esa solución también permitiría a la población vivir con los puestos de trabajo peor remunerados, los que ahora ocupan los inmigrantes. “Alemania entendió el problema -ejemplifica-; en los años 2000 se hizo más difícil que la gente pudiera vivir sin trabajar, y nacieron los minijobs”.

 

Aunque Allard defiende que la economía española debe avanzar hacia un mayor peso de sectores con mayor valor añadido, subraya que los puestos de menor cualificación son también necesarios para seguir engordando la clase media. “Antes entrabas a trabajar a una fábrica de automóviles, con un buen sueldo, protegido por los sindicatos e ibas creciendo… Ese camino se está cerrando y es un error”, dice.

 

 

 

 

 

Otro de los motivos que explican que España salga de las crisis con mayor paro que sus vecinos es, según Allard, la propia estructura del mercado laboral. “La economía española es muy estacional, más que la de otros países europeos, así que cuando llega una crisis se echa a todos los temporales, y luego en la recuperación España es también el país de más crecimiento”, relata.

 

La esperanza de la economista es que, igual que la anterior crisis aceleró la internacionalización de la economía española, que se convirtió en un país exportador neto, esta sirva para impulsar la diversificación y dejar atrás una dependencia del turismo que considera excesiva.

 

“España tiene menos productividad y sectores de menor valor añadido que el resto de Europa, y no tiene por qué ser así -reflexiona-; España tiene una población educada tan grande como cualquier otro país europeo, pero que no tiene acceso a trabajos”. “Algo nos tiene que impulsar en esa dirección -dice-; y si es otra crisis y fondos europeos, bienvenidos sean”.

Publicidad
Comentar
Compartir
...