Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

01 Dic 202009:38

Empieza la desescalada: fase 1 el lunes para el 51% de la población

País Vasco, Galicia y seis provincias andaluzas se encuentran entre las regiones que iniciarán la siguiente etapa el próximo lunes. No pasarán, en cambio, los dos motores económicos del país: Madrid y Barcelona.

08 May 2020 — 21:06
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa
Empieza la desescalada: fase 1 el lunes para el 51% de la población



La mitad de España avanzará el lunes la desescalada. Once comunidades y las dos ciudades autónomas al completo, otras ocho provincias y 39 zonas básicas de salud pasarán el próximo lunes a la fase 1, que permite la apertura de comercios sin cita previa, aunque con limitación de aforo. No pasarán, como ya se había anunciado, los dos motores económicos del país: Madrid y Barcelona. Las regiones que sí saltan de fase equivalen al 51% de la población.

 

Tras un intenso debate entre técnicos del ministerio y las comunidades autónomas, el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, han comunicado este viernes qué provincias y regiones entrarán el próximo lunes en la siguiente fase de la desescalada.

 

Pasarán al completo a la siguiente fase Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Extremadura, La Rioja, Navarra, Murcia, Baleares, Canarias, Aragón, Ceuta y Melilla. También lo harán seis provincias andaluzas y dos de Castilla-La Mancha, así como 26 zonas básicas de salud en Castilla y León, diez de la Comunidad Valenciana y tres de Cataluña.

 

 

 


Como ya se había adelantado en los últimos días, Sanidad ha rechazado el salto de la Comunidad de Madrid, que volverá a intentarlo la próxima semana. La decisión de proponer al Gobierno pasar de fase el próximo lunes enfrentó al Gobierno liderado por Isabel Díaz Ayuso y motivó la dimisión, el pasado jueves, de la directora madrileña de Salud Pública, Yolanda Fuentes.

 

En Cataluña, en cambio, la Conselleria de Sanitat propuso al Gobierno que pasasen sólo las regiones de Alt Pirineu i Aran, Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre y ha sido aprobado por el Gobierno. En Barcelona, en cambio, la Generalitat identificaba un riesgo epidemiológico medio-alto, por lo que quedó fuera del corte.

 

En Andalucía, que había pedido el pase para todas las provincias, pasarán sólo seis: Almería, Jaén, Córdoba, Sevilla, Cádiz y Huelva. En Castilla-La Mancha, sólo Cuenca y Guadalajara pasarán el próximo lunes a la fase 1, mientras que Albacete, Ciudad Real y Toledo continuarán en fase 0.

 

 


 

Igual que ocurre en Cataluña, ninguna provincia saltará de fase en Castilla y León y en Valencia pero sí lo hará algunas zonas básicas de salud “por las idiosincrasias particulares y la buena evolución de algunos departamentos”, sostuvo Simón. En concreto, en Castilla y León pasarán 26 zonas básicas de salud, y en la Comunidad Valenciana lo harán otras diez: seis en Alicante, tres en Valencia y una en Castellón.

 

“En esta pretransición a la nueva normalidad es más necesaria que nunca la responsabilidad social”, subrayó Illa durante la comparecencia. “Toda prudencia es poca en unas decisiones que son complejas y que no tienen precedentes”, añadió.

 

La desescalada comenzó el pasado lunes en todo el país con el inicio de la fase 0, salvo en Formentera (Baleares), La Gomera, El Hierro y La Graciosa (Islas Canarias), que comenzaron directamente la fase 1.

 

En esta etapa pueden abrir todos los establecimientos de menos de 400 metros cuadrados que no tengan carácter de centro o parque comercial. El aforo está limitado al 30% y se deberá garantizar una distancia mínima de dos metros entre clientes. Cuando esto no sea posible, se permitirá únicamente la permanencia de un cliente en la tienda.


Además, deberá establecerse un horario preferente para mayores de 65 años. También se podrá reiniciar la actividad de mercadillos cuando así lo proponga el ayuntamiento correspondiente.

 

Hoteles, establecimientos turísticos y terrazas también podrán reactivar su actividad, y las personas podrán reunirse en grupos de no más de diez personas. El teletrabajo continúa siendo recomendable cuando la actividad así lo permita.

 

 


 

Los criterios

Los criterios para analizar qué provincias pasan de fase se han analizado en su conjunto, ha subrayado Simón, “lo que ha requerido discusiones muy intensas”. “Una situación muy buena en uno puede compensar otro”, apuntó.

 

Los criterios obligatorios son disponer o tener acceso a entre 1,5 y 2 camas para cuidados intensivos por cada 10.000 habitantes y entre 37 y 40 camas para pacientes agudos por cada 10.000 habitantes.

 

Una vez se han filtrado las provincias en base a eso, se empiezan a valorar los criterios relacionados con la transmisión de la enfermedad, como el número total de casos confirmados por PCR, la incidencia acumulada en los últimos siete y catorce días, los casos sospechosos  y el porcentaje de esos casos a los que se realiza una prueba de PCR.

 

También se analiza el número pacientes críticos y el porcentaje de ocupación de UCI, así como la letalidad en los últimos siete días. Los últimos filtros son referentes a la capacidad de detección y de respuesta, como la capacidad de atención primaria para la detección precoz o disponer de los protocolos para hacer un seguimiento adecuado de los afectados. También debe haber protocolos que garanticen un correcto manejo de las residencias y centros sociosanitarios en los que puede entrar el virus.

Publicidad
Comentar
Compartir
...