Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

15 May 202103:43

El tijeretazo de los gigantes en el año de la pandemia: recortan un 19% sus costes de ‘sourcing’

Inditex, H&M y Gap lograron ajustar sus gastos en compras casi en la misma medida en que redujeron sus ventas, que en conjunto cayeron un 22,4% en ejercicio 2020.


22 Mar 2021 — 04:58
I. P. G.
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El tijeretazo de los gigantes en el año de la pandemia: recortan un 19% sus costes de ‘sourcing’

 

 

 

Recortar gastos y proteger la caja. En un año de tiendas cerradas y caídas inéditas de las ventas, este fue el mantra de todas las compañías del negocio de la moda. Los mayores grupos del sector congelaron pedidos y redujeron sus compras de mercancía en más de 6.000 millones de euros en el último ejercicio aunque sólo Inditex pudo, por su modelo de fast fashion, ajustarlas en la misma medida en que cayeron sus ventas.

 

En conjunto, Inditex, H&M y Gap recortaron su coste de aprovisionamiento un 19,1% el año pasado, hasta 25.835 millones de euros. Las ventas de los tres gigantes se redujeron, en conjunto, un 22,4% en el año de la pandemia.

 

Inditex fue, con diferencia, el que más logró acompasar sus compras a la caída de sus ventas, lo que le permitió cerrar el año con la menor caída del beneficio de los tres. La matriz de Zara contrajo un 27,8% sus costes de ventas, hasta 9.013 millones de euros.

 

Las ventas, por su parte, se redujeron un 27,9%, hasta 20.402 millones de euros, lo que supuso la mayor caída de los tres grandes grupos debido a su exposición al mercado español, uno de los territorios que impuso restricciones más estrictas al comercio en la primera ola del Covid-19.

 

 

 

 

 

H&M, que cierra el ejercicio dos meses antes que Inditex (el 30 de noviembre) y que por tanto no se vio afectado por la tercera ola, redujo su gasto en sourcing un 15,2%, hasta 93.487 millones de coronas (9.182 millones de euros), mientras que las ventas cayeron cuatro puntos más, un 19,6%.

 

Su mix de aprovisionamiento, con un mayor peso de básicos y lejanía, le impidió ser tan flexible en sus compras como el grupo español, lo que motivó un mayor descenso en su beneficio en 2020.

 

Además, el exceso de stock hace que el grupo anticipe también un aumento de la venta con descuento para el primer trimestre de 2021. En concreto, H&M prevé que el coste de los descuentos en relación a las ventas aumente entre 1 y 1,5 puntos respecto al mismo trimestre del año anterior.

 

Gap, con un mayor peso de la lejanía en su sourcing, fue el que menos flexibilidad tuvo para ajustar compras. El gigante estadounidense contrajo su coste de aprovisionamiento un 11,3%, hasta 9.095 millones de dólares.

 

Sus ventas cayeron menos que las de sus rivales, un 15,8%, pero la empresa no pudo evitar entrar en pérdidas en el ejercicio 2020 (finalizado el 30 de enero). A diferencia de Inditex y H&M, Gap no comunica de forma independiente sus costes de aprovisionamiento sino que los integra con los de alquileres de tiendas.

 

 

 


Aun así, la empresa precisa que el coste de aprovisionamiento aumentó en 4,1 puntos en relación a las ventas en 2020, mientras que los alquileres (o costes de ocupación), descendieron en 0,8 puntos.

 

Gap atribuye el aumento del gasto en sourcing a un incremento de los costes de transporte, debido a la expansión de las ventas online, así como a un mayor inventario por los cierres de tiendas y la caída de las ventas.

 

La tendencia no se repite en los años previos a la pandemia. En los últimos cinco años, Inditex ha aumentado su gasto en sourcing en mayor medida en la que crecieron sus ventas cada año salvo en 2018. H&M también ha aumentado sus compras más de lo que creció su facturación cada año del último lustro.

 

Gap era la única compañía que había reducido su gasto en compras ya antes del coronavirus: fue en 2016, 2017 y 2019, y en todos los casos el ajuste fue mayor al que registraron sus ventas.

Publicidad
Comentar
Compartir
...