Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Ene 202216:25

El textil, entre los sectores más golpeados por la ruptura de la ‘supply chain’, según el Banco de España

Este año se han producido disrupciones en el suministro que han condicionado la recuperación de las principales economías tras la pandemia. El Banco de España tiene en cuenta la relación entre la producción industrial y el grado de disponibilidad o escasez de materiales.

03 Dic 2021 — 04:55
J. V.
Compartir
Me interesa

El textil, entre los sectores más golpeados por la ruptura de la ‘supply chain’, según el Banco de España

 

 

El Banco de España pone cifras a la ruptura en las cadenas de suministro. El textil se sitúa entre los sectores más afectados, según un cálculo realizado por el regulador que tiene en cuenta la relación que históricamente se ha observado entre la producción industrial y el grado de disponibilidad o escasez de materiales en las diferentes ramas de actividad.

 

El textil es uno de los sectores que presenta una mayor escasez de materiales, junto con el papel, el automóvil y los plásticos, según se desprende del informe El impacto potencial de los cuellos de botella en las cadenas globales de suministro sobre la economía española en los próximos trimestres.

 

Para realizar este estudio, se ha realizado un análisis basado en las tablas input-output globales (Wiod, por sus siglas en inglés), que permite explorar las consecuencias de las perturbaciones sobre un conjunto de sectores.

 

Por ello, el estudio considera que las ramas de las manufacturas que se encuentran más tensionadas por esta crisis son aquellas que, históricamente, presentan niveles muy reducidos de inventarios de bienes finales. Al mismo tiempo, se analiza si estas empresas están experimentando, hoy en día, una escasez relativamente importante de suministros. Entre las ramas menos afectadas por estas dos variables destaca el sector farmacéutico y el de la alimentación.

 

En cambio, los que salen peores parados son los sectores de la fabricación de vehículos de motor, textil caucho y plásticos, papel, material y equipo eléctrico, informática y electrónica, y productos metálicos.

 

 

 

 

El análisis también ha estudiado como caída de producción de un sector concreto puede afectar al resto de la economía. A escala global, en el tramo final de 2021 y durante los primeros meses de 2022, se estima que las disrupciones en las cadenas de suministro podrían provocar una reducción en la tasa de crecimiento del Producto Interior Bruto (PBI) español de entre dos y tres décimas en 2021, y de hasta nueve décimas en 2022. Esto se debe al impacto negativo de la crisis sobre el sector del automóvil, con mucho peso sobre la economía española.

 

El estudio del Banco de España también ha cuantificado en qué medida estos desajustes están limitando la actividad de cada uno de estos sectores con el objetivo de valorar la persistencia que estos shocks de cara al futuro. El análisis estima que esta situación se mantendrá en lo que resta de 2021 y en los tres primeros trimestres del año próximo.

 

En noviembre, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estimó que si la escalada de precios de transporte se trasladase íntegramente al cliente final, supondría un incremento de precios al consumo del 7,5% en 2021. Aun así, en este caso el sector vuelve a ser de los menos afectados por la crisis.

Publicidad
Comentar
Compartir
...