Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Sep 201705:27

Entorno

El lujo se mueve en España

El lujo mueve sus cartas en España. Enseñas como ArmaniMichael Kors o Brunello Cucinelli apuestan por el mercado nacional desarrollar su red de distribución. Además de nuevas aperturas, han sido muchas las firmas que este año, aprovechando el descenso de los precios en locales comerciales de zonas prime, han trasladado sus establecimientos a mejores localizaciones. 
17 Dic 2012 — 04:43
S. García
Compartir
Me interesa

El lujo mueve sus cartas en España. Enseñas como ArmaniMichael Kors o Brunello Cucinelli apuestan por el mercado nacional desarrollar su red de distribución. Además de nuevas aperturas, han sido muchas las firmas que este año, aprovechando el descenso de los precios en locales comerciales de zonas prime, han trasladado sus establecimientos a mejores localizaciones. Estos movimientos han favorecido al mercado y han hecho que se cierren importantes operaciones inmobiliarias.

 

Uno de los cambios más destacados que se producirán a principios de 2013 será el de Louis Vuitton y Cartier. La enseña propiedad de LVMH abandonará el local que ocupa en el número 82 de Paseo de Gracia, en Barcelona, para poder ocupar uno de mayores dimensiones en la misma vía comercial. El nuevo punto de venta que ocupará Vuitton, que tiene una superficie de 550 metros cuadrados, es la antigua sede de Ibercaja, en el número 80 del paseo barcelonés.

 

Cartier, propiedad del grupo Richemont, ocupará el local que deja Louis Vuitton. Actualmente, la enseña cuenta con un punto de venta en el número 35 de Paseo de Gracia, que previsiblemente ocupará otra marca del grupo cuando se traslade Cartier.

 

Armani ha sido la última compañía que ha confirmado su apuesta por el mercado español. La firma ha escogido la calle Serrano de Madrid para poner en marcha el flagship store de Emporio Armani en el país. La empresa abrirá el establecimiento de su segunda línea en el número 44 de Serrano el próximo marzo.

 

Además de sus marcas para público adulto, la empresa ha introducido en el país su línea infantil, con la apertura de un establecimiento de Armani Junior, en Rambla de Catalunya (Barcelona).

 

Otra de las firmas que ha apostado por país ha sido Stella McCartney. La creadora británica ha abierto este año su primer punto de venta además de constituir una filial, Stella McCartney Spain, con la que gestionar su negocio en el país. Con la primera tienda, ubicada en Paseo de Gracia de Barcelona, la enseña ya cuenta con cinco puntos de venta propios en el mercado europeo.

 

En Madrid, el diseñador italiano Roberto Cavalli ha abierto su primer flagship store. La firma, que ya tenía presencia en Marbella y Valencia, ha ubicado la tienda en el número 25 de la calle Ortega y Gasset.

 

Más de una apertura

 Desde su salida a bolsa en 2011, el diseñador estadounidense Michael Kors ha reforzado notablemente su red de puntos de venta a nivel internacional. En el caso del mercado español, el creador ha aumentado su presencia por partida doble. El pasado mayo, Kors abrió su primer establecimiento en el número 32 de la calle Serrano, mientras que fue en agosto cuando la firma inauguró su segunda tienda propia, en el número 100 de Paseo de Gracia en Barcelona. La compañía inició su andadura en el mercado español en 2010, cuando abrió su primer outlet en el complejo comercial Las Rozas Village.

 

El descenso del precio de locales comerciales en España ha hecho que Prada, que salió a bolsa hace un año, haya podido conseguir ubicaciones para dos de sus enseñas. El grupo cuenta con dos tiendas nuevas en Paseo de Gracia. Su marca joven, Miu Miu, abrió el pasado verano las puertas de su primera tienda en la capital catalana. Por su parte, Prada, que no conseguía encontrar una ubicación idónea para su marca insignia, finalmente se instalará en el número 88 de la misma vía comercial.

 

La bolsa también le ha sentado bien a la compañía especializada en cashmere Brunello Cucinelli. La empresa italiana ha entrado en el mercado español abriendo dos puntos de venta en menos de un año. Cucinelli inauguró en febrero su primera tienda en España en Puerto Banús (Marbella), para más tarde reforzar su red de establecimientos con un punto de venta en Barcelona. La enseña, que relevó a Roberto Verino en el número 70 de Paseo de Gracia, ha incrementado su presencia internacional de forma considerable desde su salida al parqué.

 

El también grupo italiano Max Mara también ha apostado fuerte por mercado español. La compañía, que en 2010 se hizo con el control de distribución de sus firmas en España, ha desembarcado con todas sus enseñas en el país y las ha potenciado con varias aperturas en Madrid y Barcelona. Además, para 2013 Max Mara tiene intención de incrementar su red de puntos de venta con más aperturas de tiendas propias y de franquicias. La fórmula de la franquicia la quiere utilizar en el caso de su segunda línea, Max & Co.

 

Traslados

 Otra de las operaciones destacadas del año ha sido la protagonizada por Ermenegildo Zegna. La compañía, que se encuentra inmersa en un proceso para elevar el posicionamiento de sus marcas, ha trasladado su flagship store de Barcelona.

 

Zegna, que se ubicaba en el número 29 de Paseo de Gracia, se traslada al número 91 de la misma vía comercial. Este local, ocupado anteriormente por la cadena low cost Shana, era uno de los más buscados por las principales firmas de lujo internacional, por estar en uno de los tramos en los que hay más concentración de enseñas de gama alta de toda la vía.

 

También en la capital han reubicado sus establecimientos Bally y La Perla. La firma italiana de lencería cambió de locales en abril. La Perla, que cerró su local de 180 metros cuadrados en la calle Serrano, se trasladó a uno de 250 metros cuadrados en la calle Ortega y Gasset. En la zona, el metro cuadrado tiene un precio medio de 140 euros.

 

Además de esta tienda en Madrid, la firma de lencería dispone de dos establecimientos propios en Barcelona, uno en Marbella y otro en régimen de franquicia en Las Palmas de Gran Canaria. Además, comercializa sus productos a través de El Corte Inglés en veinte ciudades españolas.

 

Bally, por su parte, cambió la calle Serrano de Madrid por Hermosilla en septiembre. Mientras la mayoría de marcas apuestan por la vía madrileña, tanto La Perla como Bally la abandonan. La nueva apertura en Madrid de Bally forma parte del plan de desarrollo en el canal retail iniciado por la firma de lujo en 2011.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...