Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

13 Dic 201723:23

h Entorno

El goloso pastel de la joyería

Gargantillas, anillos, pendientes o, incluso, broches. El sector de la joyería se ha convertido en un atractivo pastel para los principales grupos de lujo del mundo. Algunos de ellos, como LVMH, han comenzado ya a morderlo. Se estima que el negocio mundial de la joyería genera alrededor de 136.000 millones de euros al año, teniendo en cuenta productos de todas las categorías.

09 Feb 2012 — 04:41
Modaes
Compartir
Me interesa

Gargantillas, anillos, pendientes o, incluso, broches. El sector de la joyería se ha convertido en un atractivo pastel para los principales grupos de lujo del mundo. Algunos de ellos, como LVMH, han comenzado ya a morderlo.

 

Se estima que el negocio mundial de la joyería genera alrededor de 136.000 millones de euros al año, teniendo en cuenta productos de todas las categorías. Se trata de un sector con una concentración muy baja, en el que predominan los pequeños talleres o empresas familiares.

 

Un informe publicado en 2011 por la consultora Bernstein Research sostiene que las marcas controlan únicamente el 12% del sector, frente el 50% en el caso de los relojes y el 80% de los perfumes. Grandes nombres como Cartier, Bulgari, Van Cleef o Graff ostentan una cuota de mercado de sólo el 5%, y Tiffany es la única gran compañía del sector.

 

En 2011, el negocio mundial de la joyería de lujo incrementó su tamaño un 15%, según Bain & Co. Aunque este alza fue inferior a la de 2010 (cuando las ventas mundiales se elevaron un 20%), se sitúa por encima de la registrada por los complementos (16%), el calzado (11%) o incluso la moda masculina y femenina (9% y 7%, respectivamente).

 

Según Bernstein Research, durante los próximos años se va a producir una “oleada de demanda de joyería accesible y aspiracional”, así como un cambio en la preferencia de los consumidores de artículos anónimos a joyas de marca.

 

Todos estos elementos han comenzado ya a atraer a los principales conglomerados de lujo del mundo. LVMH es el grupo que más ha avanzado en este negocio durante el último año y recorta distancias con su rival Richemont, que en joyería le lleva la delantera.

 

Tras la compra de Bulgari el año pasado por 3.700 millones de euros, el gigante liderado por Bernard Arnault puso en marcha en París un establecimiento de su firma estrella, Louis Vuitton, dedicado únicamente a joyería.

 

PPR es, hoy por hoy, el único gran grupo sin intereses en el negocio de la joyería y su estrategia pasa actualmente por crecer hacia el lifestyle, con la marca Puma a la cabeza.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...