Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

26 Abr 201819:14

h Entorno

El comercio de moda en Europa, a dos velocidades: España e Italia, en el retrovisor del norte

Las ventas minoristas del sector en el mercado español e italiano se estancaron en 2017, frente al sólido avance que registraron en Francia, Alemania y, sobre todo, en Reino Unido.

11 Ene 2018 — 04:55
Lorenzo Molina
Compartir
Me interesa

El comercio de moda en Europa, a dos velocidades: España e Italia, en el retrovisor del norte

 

 

La brecha norte-sur se agranda en el comercio de moda en Europa. De entre las cinco principales economías del continente, España e Italia fueron los únicos países en los que las ventas del sector registraron una evolución plana en 2017. En cambio, Francia, Alemania y, sobre todo, Reino Unido, nadaron a contracorriente y, previsiblemente, cerrarán el año con alzas situadas entre el 2% y el 5%.

 

El clima inusual o adverso, la concentración de las ventas en periodos de rebajas o jornadas de descuentos y, en algunos casos, la incertidumbre política, fueron algunos de los detonantes que marcaron el devenir del sector en meses concretos del año.

 

En términos generales, las fuertes subidas de las ventas que experimentó el comercio de moda en Francia, Reino Unido y Alemania en septiembre (a doble dígito) y en noviembre, con el Black Friday, consiguieron compensar las caídas aisladas de la facturación en algunos meses anteriores.

 

 

 

 

En el caso de España e Italia, los ascensos cosechados en septiembre y noviembre fueron suficientes para evitar que las ventas del comercio de moda se tiñesen de rojo, aunque no impulsaron la media anual lo suficiente para conseguir un alza significativa.

 

El comercio de moda en Reino Unido se llevará probablemente la medalla de oro en 2017, al anotar la mejor evolución de los cinco mayores mercados del continente. El gasto en productos textiles, ropa y calzado en el país creció un 5,2% en noviembre respecto al mismo mes del año anterior, según los últimos datos hechos públicos por la Office for National Statistics.

 

Reino Unido se alzó como la única de las cinco economías analizadas en las que la evolución de la facturación del comercio se elevó mes a mes entre enero y noviembre de 2017, a falta de conocer los datos del mes pasado. Sin embargo, el sector del país registró una fuerte desaceleración en junio y julio del año pasado, cuando las ventas se incrementaron sólo un 0,3% y 0,9%, respectivamente.

 

 

 

 

La bajada del ritmo coincidió con la celebración de las elecciones en Reino Unido, en las que la primera ministra Theresa May revalidó su victoria, aunque perdió la mayoría absoluta antes de la negociación del Brexit. Asimismo, la inflación británica anotó en junio su primera caída desde octubre de 2016, situándose al 2,6%.

 

En Alemania, la primera economía de Europa, el comercio de moda ha tenido una evolución muy desigual a lo largo del año. El sector inició 2017 con un alza en las ventas de sólo el 0,4% en enero, para luego caer un 2,4% en febrero, según datos del Statistischen Bundesamtes (Destatis). Aunque marzo cerró en positivo con un ascenso del 5,1%, al mes siguiente el sector redujo su facturación otro 4%.

 

Entre mayo y agosto, el comercio alemán de moda tuvo una racha alcista, que elevó las ventas entre un 0,9% y un 5,6%. La buena evolución se afianzó en septiembre, mes en el que el sector disparó su facturación un 19,8%, su mayor alza en lo que va del año. En octubre, el comercio de moda en Alemania cambió radicalmente de signo, con un desplome del 10,7%, que fue compensado por un impulso del 11% en noviembre.

 

 

 

 

La evolución de las ventas del comercio de moda en Francia siguió un patrón similar al alemán. El sector inició mal el año, con un retroceso de la facturación del 6,5% en enero, según datos del Institute Français de la Mode (IFM). Posteriormente, las caídas se repitieron en abril (-0,8%), junio (-8,8%) y octubre, siendo esta última la más aguda, del 13,4%. Al igual que sus homólogos alemanas, los comercios franceses de moda cerraron noviembre en positivo, con un incremento del 7,3% de la cifra de negocios.

 

España, por su parte, es el único país de los cinco analizados en los que ya se dispone de datos oficiales para todo el año pasado. El comercio de moda en el país finalizó el ejercicio en plano. Hasta octubre, el acumulado anual del sector fue negativo, según los datos actualizados recogidos por El Comercio Textil en Cifras, elaborado por la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex). Sin embargo, gracias a las subidas de las ventas registradas en noviembre (2,7%) y diciembre (0,8%), el comercio consiguió evitar teñirse de rojo.

 

El comercio de moda en Italia también se jugó el devenir del año en diciembre, del cual aún se desconocen los datos de evolución de las ventas. Hasta noviembre, la marcha del sector había sido peor al de los comerciantes españoles, dado que la subida de las ventas más elevada en todo el año fue del 3,6%, correspondiente al pasado septiembre, según datos recopilados por el Istituto Nazionale di Statistica.

 

 

 

 

Sin embargo, las ventas del comercio italiano en enero, abril, agosto y octubre fueron a la baja, hecho que provocó, junto al estancamiento de la facturación de febrero y la pírrica subida de julio, que el acumulado anual fuese plano.

 

 

El clima: elemento de volatilidad en todo el continente

Estos cinco países experimentaron, no obstante, evoluciones similares en meses concretos del año. Por ejemplo, la facturación del comercio de moda cayó fuertemente en octubre de 2017 en España (-12,3%), Francia (-13,4%), Italia (-3,6%) y Alemania (-10,7%). Reino Unido fue la única de las cinco principales economías del continente que cerró el décimo mes en positivo, aunque con un alza interanual del 1,4%.

 

El impacto de una climatología adversa fue clave en la evolución de las ventas del inicio de la campaña de invierno. Según datos del ECMWF Copernicus Climate Change Service, octubre de 2017 fue el más cálido que el promedio de 1981-2010. En el caso de la Península Ibérica, las temperaturas máximas fueron cuatro grados centígrados superiores de media al promedio del mes en general.

 

Consulta la evolución mensual de las ventas de moda en los principales mercados europeos en El Termómetro de la Moda en Europa

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...