Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Dic 201706:21

h Entorno

¿Dónde se crea el empleo en la moda? Claves del negocio que lidera la recuperación del mercado laboral

La moda reactiva el empleo en España. A las puertas de la mejor campaña de Navidad desde el inicio de la crisis, los principales retailers del país refuerzan sus estructuras...
09 Dic 2014 — 04:50
S. Riera
Compartir
Me interesa

La moda reactiva el empleo en España. A las puertas de la mejor campaña de Navidad desde el inicio de la crisis, los principales retailers del país refuerzan sus estructuras: El Corte Inglés anuncia 2.000 nuevas contrataciones temporales y Cortefiel, 200 más. Pero el impulso de las contrataciones en la moda va más allá de las previsiones de una buena campaña de Navidad. En los últimos meses, industria y comercio han dejado de destruir empleo y han dado un ligero viraje en busca de personal.

 

En empleo en el comercio (en general) creció en octubre un 0,8% interanual, según el Índice de Comercio al por Menor (ICM). El número de empleados aumentó un 1,5% en los establecimientos unilocalizados; un 1,2% en las grandes superficies, y un 0,2% en grandes cadenas. Sin embargo, el empleo descendió en las pequeñas cadenas, con un retroceso del 0,7%.

 

La percepción sobre la creación de empleo en el comercio difiere entre las empresas pequeñas y medianas y las de mayor tamaño. En el caso de las pymes, “el repunte de las ventas en 2014 ha estabilizado el empleo, pero no ha habido un aumento significativo”, asegura el director general de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex), Eduardo Vega.

 

Sin embargo, las cadenas especializadas han ido incrementado las contrataciones desde septiembre del año pasado. “Durante la crisis muchos operadores han mantenido estructuras bajo mínimos para contener gastos y es ahora que ha repuntado el consumo cuando han dado el paso a contratar a más personal”, explica el director nacional de retail de la compañía de recursos humanos Michael Page, Víctor Cabrera.

 

En el caso de la actividad manufacturera, la afiliación media del textil, la confección y el calzado en noviembre registró un alza interanual del 4,1%, hasta 132.736 trabajadores, según datos de la Seguridad Social. Respecto al mes anterior, el crecimiento fue del 2,5%.

 

En la industria también se habla de estabilidad en el empleo. “Sí es cierto que el empleo ya no cae como caía antes, porque a medida que se estabiliza la demanda y hay expectativas de crecimiento, vuelven las contrataciones”, asegura el presidente de la Federación de Empresas Españolas de la Confección (Fedecon), Ángel Asensio. “La sensación que tenemos es que hemos tocado fondo, de haber dejado de caer e iniciar un despegue suave”, apunta.

 

La confección cerró noviembre con 47.725 afiliados, un 0,5% más que en el mismo mes del año anterior. Según Asensio, uno de los factores que contribuye a esta estabilidad es la consolidación de la producción en proximidad. Sin embargo, el empresario sostiene que todavía queda mucho trabajo por hacer con los sindicatos para negociar una mayor flexibilidad laboral, que se ajuste a los tiempos productivos del sector.

 

En el caso del calzado, la destrucción del empleo en los últimos años ha sido más moderada que en el textil o la confección. “Gracias a ser una industria exportadora, hemos podido aguantar el deterioro del mercado interno”, comenta el presidente de la Federación de Industrias del Calzado Español (Fice), José Luis Sanchís.

 

En la industria de la moda, el cuero y el calzado volvieron a ser en noviembre el motor de la creación de empleo. En el último mes, el sector ganó 2.692 afiliados, hasta los 42.566 trabajadores, una cifra que vuelve a superar el número de empleados del textil. “Ahora, además, está jugando a nuestro favor la pérdida de competitividad de otros países por el aumento de los costes laborales y de transporte o por el cambio de divisas”, subraya  Sanchís.

 

“En el textil, parece que todo empieza a moverse un poco, quizá no tanto como se esperaba, pero sí lo suficiente para que se traduzca en nuevas contrataciones”, explica el presidente de la Confederación de la Industria Textil (Texfor), Jordi Ribes. En la misma línea que Asensio, Ribes afirma que “no son cifras para lanzar cohetes, pero sí indican que, por lo menos, hemos tocado fondo y empezamos a remontar”.

 

El sector textil elevó su plantilla respecto a noviembre de 2013 un 1,9% hasta 42.444 trabajadores. “Son datos optimistas, pero de optimismo moderado”, subrayo Ribes.

 

A pesar de la cautela de los dirigentes patronales, lo cierto es que el empleo crece en el negocio de la moda muy delante de lo que crece en el conjunto de la economía española, que en noviembre registró un aumento de sólo el 2,5% en el número de trabajadores.

 

Nuevos perfiles profesionales

 

En el retail, hay dos áreas en las que las empresas están reforzando sus estructuras, en la gestión de tiendas y en la de desarrollo internacional. Según Cabrera, los principales operadores españoles en este ámbito demandan responsables de tiendas con idiomas, entre los que pueden incluirse el chino y el ruso, dependiendo de las zonas; responsables de zona o directores de retail.

 

En las áreas de expansión internacional, las empresas solicitan directores internacionales de retail, responsables de área, responsables del negocio internacional de franquicia o para la distribución multimarca. “Dependiendo del tamaño de la empresa, también se solicitan profesionales que se responsabilicen de la gestión de todos los canales en el exterior”, señala Cabrera.

 

El directivo de Michael Page asegura que las empresas son más exigentes que antes en el perfil de los profesionales que demandan. “Saben que hay un excedente de talento en el mercado y exigen más que antes”, señala. En cuanto a los salarios, Cabrera afirma que el empresario está dispuesto a pagar más por perfiles muy exigentes, pero no tanto para perfiles más estándar.

 

En el caso de la industria existe un déficit de personal cualificado en tareas concretas. Asensio explica que con la deslocalización y el cierre de empresas se han perdido oficios. “Hay un vacío de quince años”, señala el empresario. Según el presidente de Fedecon, la confección precisa ahora personal para almacén, planchadoras y auxiliares de máquina, que son difíciles de encontrar. Por el momento, las empresas están asumiendo la formación de los nuevos operarios.

 

Una situación parecida vive el calzado. “En el ámbito de la producción, se están recuperando trabajadores que habían derivado hacia la construcción”, señala Sanchís. “Para los puestos de operario no se precisa de conocimientos muy exhaustivos, pero sí de una formación concreta que, por ahora, asume la empresa”, apunta. El empresario considera que se debería legislar a favor del retorno de la figura del aprendiz.

 

Sin embargo, las empresas del calzado han empezado a demandar también perfiles nuevos orientados a las nuevas tecnologías. Las compañías del sector buscan personal específico para desarrollar su negocio online. “Cualquier empresa mediana necesita hoy trabajadores para redes sociales y para dirigir el canal de venta en Internet”, observa Sanchís.

 

Por último, en el textil, “el perfil de operario ha evolucionado y necesitamos formar nuevos”, explica Ribes. Tras la crisis del textil, la industria ha perdido un elevado índice de personal cualificado y, con el propósito de recuperarlo, el sector se ha implicado en la formación dual, tanto en ciclos formativos de primer y segundo grado, como en ingenierías técnicas.

 

Según Ribes, cada vez hay más jóvenes interesados en volver al textil. “La industria vuelve a ilusionar a los estudiantes, cada vez hay más estudiantes en los ciclos de formación dual y vemos que empieza a funcionar”, explica el empresario. “Hoy el textil es visto como una industria de futuro”, asegura. Por el momento, ya existen empresas que han contratado a estudiantes de los nuevos ciclos.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...