Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Ago 201818:08

h Entorno

Cuba, un mercado ‘virgen’ de once millones de habitantes al que la moda mira de cerca

27 Abr 2016 — 04:50
Modaes
Compartir
Me interesa

 

Después de casi un año y medio de su apertura comercial y tras la visita del presidente de los Estados Unidos, Cuba continúa siendo un mercado prometedor, con un largo recorrido para la moda, pero con grandes obstáculos por el camino. Uno de estos retos son sus infraestructuras, que está impidiendo la entrada de operadores del negocio de la moda así como la atracción de capital extranjero, según el estudio ¿Qué significa la evolución de Cuba para las multinacionales? elaborado por The Boston Consulting Group.

 

Tras más de medio siglo de enfrentamiento, en diciembre de 2014 los gobiernos de Estados Unidos y Cuba anunciaron el inicio de un proceso de normalización de relaciones diplomáticas. Aquel paso hizo que la isla comenzara a ser observada de cerca por grupos de todo el mundo, muchos de ellos del sector del turismo, pero también de la moda.

 

La libertad de mercado, las infraestructuras y sobre todo, el desarrollo económico, continúan siendo algunos de los hándicaps que persisten, un año después, para las empresas de moda que quieren comenzar a operar en el país. “A pesar de la incertidumbre que rodea a Cuba, las multinacionales han entendido que es un mercado por explorar y con oportunidades de crecimiento: esto ayudará a que el Gobierno tome medidas y pronto se pueda comenzar a desarrollar el mercado”, se desprende del estudio.

 

 

Y no es de extrañar que las empresas estén poniendo todo su empeño en acelerar este trámite. El informe estima, de manera conservadora, que la tasa de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en Cuba durante los próximos cinco años será del 2% al 4%. En 2014, el PIB en Cuba, con once millones de habitantes, alcanzó 82.000 millones de dólares, lo que le situó como una de las principales economía del Caribe.

 

A pesar de que el largo embargo impuesto por el Gobierno estadounidense a la isla impidió las relaciones comerciales entre ambos países, hubo otras regiones, como Venezuela, Rusia y China, con las que sí ha seguido manteniendo el intercambio de mercancías durante este periodo. Los países de la Unión Europea hicieron piña con Estados Unidos y también paralizaron sus ventas al país.

 

La mayoría de los ciudadanos cubanos trabajan para el Gobierno con unos sueldos que oscilan entre 20 dólares y 25 dólares cubanos. Ante estos salarios, se estima que el 40% de la población recibe una aportación por parte de amigos y familiares en el extranjero. En este sentido, los autores del informe sostienen que es gracias a estos ingresos extra que muchos ciudadanos tienen ganas de gastar, incluso si repercute en la compra de artículos básicos o incluso comida.

 

 

A partir de 2010, con la mejora de las relaciones bilaterales entre Cuba y Estados Unidos, el Ejecutivo de Barak Obama ha ampliado el importe que los ciudadanos estadounidenses pueden realizar envíos a personas que no son de su familia por un valor máximo 2.000 dólares en un periodo de tres meses, mientras que ha suprimido los límites a los envíos a los familiares. En 2014, las exportaciones estadounidenses a la isla ascendieron a 4.000 millones de dólares (3.555 millones de euros) y se calcula que asciendan hasta 6.000 millones de dólares (5.332 millones de euros) en 2018.

 

Desde 2010, el Gobierno cubano ha llevado a cabo diferentes reformas en el mercado que favorecen el auto empleo y la creación de empresas de hasta 25 trabajadores. Por otro lado, el Ejecutivo del país también ha relajado las restricciones a la propiedad privada.

 

Sin embargo, los retos todavía son importantes. Barak Obama ha sido una figura clave para la apertura de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, pero un cambio en la presidencia estadounidense podría hacer tambalear las relaciones. Por otro lado, las infraestructuras del país dificultan todavía las inversiones extranjeras, ya que después de décadas sin apenas inversión han quedado totalmente obsoletas. A nivel logístico, la isla es todavía difícil de abordar.

 

Las tecnologías de la información y la comunicación son prácticamente inexistentes y las fuertes oleadas migratorias hacia el extranjero de las últimas décadas han dejado el país con grandes vacíos de población, sobre todo entre segmentos de edad jóvenes. Además, por el momento no se vislumbra ningún tipo de cambio políticos en el país y los expertos señalan que la situación se mantendrá, al menos, en el medio plazo.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...