Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Nov 201708:53

h Entorno

China impulsa su industria textil para tener diez marcas internacionales en 2015

La fiesta terminó para China. Y lo ha hecho en todos los sentidos: tanto para las compañías internacionales del sector textil que encontraban en el país mano de obra barata y materia prima a un precio muy inferior que el que encontraban en otros países como para los ciudadanos chinos que trabajaban para ellas.
06 Feb 2012 — 11:36
Modaes
Compartir
Me interesa

La fiesta terminó para China. Y lo ha hecho en todos los sentidos: tanto para las compañías internacionales del sector textil que encontraban en el país mano de obra barata y materia prima a un precio muy inferior que el que encontraban en otros países como para los ciudadanos chinos que trabajaban para ellas.

 

La coyuntura económica combinada con el aumento de los costes laborales y de materias primas ha hecho que las compañías internacionales reubiquen sus producciones y opten por dos opciones: volver a su país de origen o buscar mercados como India o el Sudeste asiático en los que los costes continúan siendo bajos.

 

Esto ha hecho que el ministerio de Industria, Información y Tecnología de China haya elaborado un informe para relanzar su industria textil, sobre todo, la doméstica. El gobierno pretende contar con entre cinco y diez marcas del país reconocidas internacionalmente y un centenar conocidas a nivel nacional en 2015.

 

El plan presentado por el gobierno, que tendrá una duración de aproximadamente doce años, pretende que la producción textil se mueva de las zonas costeras a las interiores, como la de la región autónoma de Xinjiang, que es una de las mayores regiones productoras de algodón del país, para poder crear empleo en las regiones más pobres y para que los empresarios aprovechen la mano de obra barata para producir.

 

En regiones como la de Xinjiang el gobierno también conseguiría aplacar las protestas de la etnia uigur, mayoritaria en la zona, y controlar la región autónoma a través de la industria y el trabajo que ésta llevaría a la región.

 

El documento también contempla mejoras tecnológicas masivas en todas las fábricas desde el proceso de diseño y fabricación hasta la producción con fibras sintéticas para poder internacionalizar más al sector y que, de este modo, pueda competir directamente con industrias textiles más avanzadas.

 

Otro aspecto que el plan tiene en cuenta es la diferencia entre población urbana y rural. El 45% de los ciudadanos chinos aún viven en zonas rurales y, para el gobierno, no sólo serían una gran fuente de trabajadores sino también un mercado inexplorado y que no tiene preferencias en cuanto a marcas para vestir.

 

En el documento el gobierno también contempla mejoras en cuanto a la implantación de tecnologías de reciclaje y de ahorro de energía.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...