Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Nov 201708:58

h Entorno

China festeja su año nuevo marcado por el freno económico y la transformación del retail

La nueva primera economía del mundo está de celebración. China festeja estos días la llegada del Año Nuevo en su calendario tradicional, que empieza hoy y que...
19 Feb 2015 — 04:53
S. Riera
Compartir
Me interesa

 

La nueva primera economía del mundo está de celebración. China festeja estos días la llegada del Año Nuevo en su calendario tradicional, que empieza hoy y que estará marcado por el símbolo de la cabra, que augura un año de sosiego, de pocos cambios. Las predicciones del horóscopo chino están en línea con las expectativas económicas, que estiman que la actividad del país continuará moderando su ritmo de crecimiento en 2015.

 

El país ha sido uno de los mercados emergentes de mayor proyección para las empresas españolas de moda. No obstante, la demanda china de productos españoles del sector también ha frenado el ritmo de crecimiento. El año pasado, y por primera vez desde 2006, las exportaciones españolas del sector a China retrocedieron. En 2014, las ventas de las empresas españolas de moda al mercado chino alcanzaron 446,6 millones de euros, un 0,8% menos que un año atrás.

 

El descenso de las exportaciones españolas de moda al mercado chino le ha desbancado del top ten de los principales clientes internacionales del sector. China ha sido adelantada por países como Polonia y México, donde las ventas españolas de moda han aumentado en el último año un 26,3% y un 5,2%, respectivamente, en relación a 2013.

 

La caída de la demanda de la moda española en China corre en paralelo a una ralentización de la propia economía del país. En 2014, el gigante asiático registró un alza del Producto Interior Bruto del 7,4%, la tasa más baja de los últimos 24 años. A falta de que el Gobierno de Pekín difunda el objetivo de crecimiento para 2015, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya pronosticó un alza del 6,8%.

 

Para el nuevo año, las perspectivas no son halagüeñas para el mercado de consumo en China. “No hay perspectivas de que remonte el consumo en el interior del país”, explica Chengcheng Li, consultora en East2West. La experta sostiene que hay dos factores clave que están transformando los hábitos de compra de los ciudadanos chinos: el turismo y el ecommerce.

 

En cuanto al turismo, Li asegura que los chinos están viajando más al extranjero y que es precisamente en estos viajes donde realmente han aumentado su nivel de gasto. Por otro lado, el ecommerce vive un auténtico boom en China. “Todo el mundo quiere comprar por Internet porque es más rápido, más fácil y más barato”, explica. En este sentido, la experta señala que empieza a ser perceptible la pérdida de protagonismo del canal retail a favor de comercio online.

 

Por ahora, Inditex es el grupo español de moda mejor posicionado en China. El gigante español de la distribución cuenta ya con una red de cerca de 500 tiendas en el país. El plan de desarrollo de la red de tiendas estará acompañado de la venta online, tanto a través de su propia plataforma como de Tmall, propiedad del grupo Alibaba.

 

A principios de año, el presidente de la compañía, Pablo Isla, se reunió en Pekín con el ministro Zhong Shan, representante de China para el Comercio Exterior, para transmitirle su “compromiso” con el mercado chino, que en la actualidad es uno de los pilares de crecimiento de la empresa.

 

El fuerte desarrollo que ha experimentado Inditex en el país contrasta con las dificultades que están teniendo otros operadores del sector, como Mango, Desigual o Tous. En el caso de Mango, la compañía redujo en 2013 su red de distribución en el país. La empresa liderada por Isak Andic pasó de tener 163 establecimientos a 96 a cierre de ese ejercicio.

 

Desigual, por su parte, volvió a probar suerte en el mercado chino el pasado septiembre a través del ecommerce. La compañía catalana puso también en marcha un espacio dentro del gigante chino online Tmall. El grupo viró su estrategia en el país el año pasado y cerró todas sus tiendas, excepto las de Hong Kong, y apostó por corners en grandes almacenes y el ecommerce.

 

Tous también trata de reconducir su aventura en China. El grupo catalán de joyería firmó en diciembre un acuerdo con el grupo asiático Parkson para desembarcar en el país. La empresa ya intentó antes entrar en el mercado chino, pero tuvo que abandonar el país tras romper el contrato con el socio local con el que había crecido. En su nueva andadura en China, la empresa tiene previsto para 2015 abrir tiendas a pie de calle y corners en grandes almacenes.

 

Grupo Cortefiel, por último, se alió a principios de 2012 con el grupo ScarVic para llevar a cabo su expansión en China, con la previsión de poner en marcha 800 puntos de venta. Actualmente, la compañía cuenta con 39 establecimientos, 21 de Women’Secret, 16 de Springfield y dos de Pedro del Hierro.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...