Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Abr 201813:42

h Entorno

Camboya tensa la relación con los trabajadores del textil sin dar respuesta a sus exigencias

24 Mar 2014 — 18:28
Modaes
Compartir
Me interesa

Camboya tensa su relación con los trabajadores del textil. El Gobierno del país asiático, uno de los principales proveedores de ropa del mundo, sigue sin dar respuesta a las reivindicaciones de los sindicatos, que vienen exigiendo un incremento salarial desde finales del año pasado. El Ejecutivo ha tratado de silenciar las voces de protesta evitando nuevas manifestaciones. Los sindicatos acusan al Gobierno de negarles la libertad de reunión y asamblea.

 

El pasado viernes, los líderes sindicales de la industria textil de Camboya se reunieron para denunciar que el Gobierno les está amenazando y para reivindicar de nuevo la exigencia de subir los salarios.

 

La industria camboyana del sector, que emplea a más de 500.000 trabajadores y genera más de 5.000 millones de dólares en exportaciones, ha protagonizado diferentes manifestaciones desde que comenzara el año en protesta por el aumento de salario que aprobó el gobierno del país a finales de 2013 y que los trabajadores consideran que es insuficiente.

 

En una de las manifestaciones, las fuerzas de seguridad gubernamentales abrieron fuego contra los trabajadores y provocaron la muerte de cinco personas, además de dejar una treintena de heridos. Desde aquel incidente, el Ejecutivo camboyano ha dispersado cualquier intento de convocatoria de huelga o manifestación de los sindicatos.

 

Los sindicatos se han dirigido también a los grandes grupos de moda que se aprovisionan en el país asiático para que presione al Gobierno para incrementar los salarios. A mediados de marzo, treinta grupos internacionales de distribución, entre los que se encuentran H&M o Gap, dirigieron una carta al Ejecutivo camboyano en la que expresaron su preocupación por su presión contra la libertad de asociación, así como su rechazo a la detención de una veintena de trabajadores durante las protestas de enero.

 

La patronal, por su parte, llegó a exigir al Ejecutivo suspender al país como firmante de la convención de la Organización Internacional del Trabajo de 1987. Los empresarios cierran filas con la política del Gobierno, al considerar que los representantes de los trabajadores se han excedido en sus peticiones.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...