Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Jun 202104:31

Bruselas escoge el textil como uno de los catorce sectores estratégicos para relanzar la industria

La Comisión Europea ha identificado estos ecosistemas industriales en base a su relevancia económica y tecnológica, así como a su contribución a la descarbonización, digitalización y resiliencia de la economía europea.

06 May 2021 — 04:50
Laura Juanes
Compartir
Me interesa

Bruselas escoge el textil como uno de los catorce sectores estratégicos para relanzar la industria

 

 

La Unión Europea elige el textil y el retail como dos de los sectores estratégicos para encarar la recuperación tras la crisis del Covid-19. La Comisión Europea ha definido los catorce ecosistemas en los que pondrá el foco para volver a relanzar la industria, basándose en su relevancia económica y tecnológica, entre otros factores.

 

Bruselas ha tenido en cuenta también la contribución a la descarbonización de estas industrias, así como su nivel de digitalización y resiliencia. Estos ecosistemas representan aproximadamente el 70% de la economía europea, y el 80% de la economía empresarial. La elección de estos sectores se enmarca en la actualización del plan industrial lanzado el año pasado por la Comisión Europea, que tenía por objetivo de liderar la transición ecológica y digital. 

 

Un día después de presentar el plan, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el Covid-19 era una pandemia, y Bruselas concentró recursos en gestionar la crisis, que “puso de manifiesto la interdependencia de las cadenas de valor a escala mundial y el valor de un mercado único globalmente integrado”, tal como ha indicado la Comisión en el informe de actualización de la estrategia. Ahora, Europa vuelve a mirar a la industria poniendo especial énfasis en la sostenibilidad, la digitalización y la resiliencia. 

 

 

 

 

Los catorce ecosistemas elegidos son el textil; retail; aeroespacial y defensa; agroalimentario; construcción; industrias culturales y creativas; digital; electrónico; industrias de energía intensiva; energía renovable; salud; movilidad, transporte y automoción; seguridad civi, proximidad y economía social, y turismo. 

 

El concepto de los catorce ecosistemas ya estaba siendo desarrollado por la Dirección General de Crecimiento (DG Growth), pero no se incluyó en el primer documento del año pasado. Desde la patronal europea Euratex han aplaudido la actualización del plan, pero reclaman “consistencia” en su implementación.

 

El documento elaborado por la Comisión Europea recoge que el sector textil en Europa está compuesto por 267.000 operadores, de los cuales el 99,5% son pymes, y emplea a cuatro millones de personas en la región. Esta industria aporta, además el 0,70% del total del valor añadido de la Unión.

 

La crisis del Covid-19 ha impactado con severidad al sector: el año pasado, la facturación del comercio textil, ropa, calzado y artículos de piel cayó un 24,4%, mientras que los ingresos de la industria textil se contrajeron un 9,3%, y los de la confección retrocedieron un 17,7%.

 

La Comisión Europea adoptará este año una estrategia global para reforzar la innovación industrial e impulsar el sector de los tejidos sostenibles y circulares. Asimismo, Bruselas también prevé fomentar nuevos modelos empresariales a través de esta estrategia, que abarcará todos los eslabones de la cadena de valor. 

 

 

 

 

La Comisión también contempla la inversión de recursos para la innovación. “La financiación de la investigación y la innovación es crucial para responder a las futuras demandas del mercado, como la innovación de materiales, el diseño de productos seguros y sostenibles, nuevos modelos de negocio y el reciclaje”, apunta el informe, subrayando además que el desarrollo de este tipo de iniciativas es “relevante para la competitividad de todos los segmentos del ecosistema”.

 

Finalmente, la Comisión también señala la inversión para apoyar el reciclaje textil como elemento fundamental para la recuperación del sector. En este sentido, la entidad argumenta que los Estados miembro deberán aplicar la recogida obligatoria de residuos textiles, establecida por la Directiva de Residuos, revisada por la UE hasta 2025. Bruselas prevé destinar recursos a plantas de recogida, clasificación y reciclaje para impulsar el mercado de textiles sostenibles y circulares.  

 

La Unión Europea también ha definido tres herramientas clave para encarar la transformación del sector: pactos para desarrollar las capacidades necesarias para la transición ecológica y digital, con el foco puesto en la mejora y capacitación de la mano de obra; una dirección para la transformación del ecosistema en términos de huella ambiental y circularidad, entre otros elementos sostenibles, y la mejora del control aduanero para reforzar la gestión de riesgos y comprobar que los productos textiles cumplen las restricciones impuestas a las sustancias peligrosas. 

 

El textil español prevé sumarse también a esta transformación, y para ello ha unido fuerzas para optar a entre 11.000 millones y 12.000 millones de euros de los fondos europeos. En el mismo sentido, Euratex tiene en marcha un plan para abrir cinco hubs de reciclaje textil en Europa, uno de ellos en España, financiados también con NextGenerationEU.

 

 

 

 

El retail es otro de los sectores de la industria de la moda escogido por la Comisión Europea para su plan industrial. El sector, uno de los más penalizados por la pandemia debido a las restricciones de movilidad y al cierre de establecimientos impuestos en varios países, también se enfrenta a numerosos desafíos, como la digitalización o la adaptación a los nuevos hábitos de los consumidores en un mercado en constante cambio.

 

El sector, que cuenta con 5,5 millones de empresas en Europa, de las cuales el 99,9% son pymes, emplea a 29,8 millones de trabajadores en el conjunto de la Unión. Esta industria aporta, además, el 11,5% del valor añadido de la UE.

 

El informe pone de relieve tres iniciativas para impulsar la transformación del retail: por una parte, el establecimiento de un entorno digital seguro y justo. Las ventas a través del canal online se han disparado desde el estallido de la pandemia, por lo que deberían adoptarse “soluciones digitales accesibles para las empresas, especialmente las pymes, para adoptar esta transformación”, señala el documento. Para ello, Bruselas planea implementar reglamentos específicos para servicios y mercados digitales, dotando a la Red de “un entorno normativo favorable para todos”. 

 

 

 

 

Otro proyecto en marcha es el de los paquetes de estímulo para ayudar a las empresas a mantener a sus trabajadores y adaptar sus modelos de negocio. Estas medidas “podrían minimizar las perturbaciones causadas por el Covid-19 en el ecosistema, aumentando la resistencia de los retailers y ayudándoles a recuperarse y a hacer la transición hacia las ventas online”. 

 

Finalmente, la Comisión Europea también ha puesto el foco en el desarrollo de soluciones para apoyar el cambio hacia la sostenibilidad del sector. Este tipo de herramientas contribuirán “a la transición ecológica y a un mercado único más fuerte y resistente”, apunta el informe. 

 

 

Programas, cooperación y mercado único

Para impulsar el cambio en el sector, la Unión Europea está trabajando en herramientas específicas. Una de ellas es el establecimiento de programas de apoyo y financiación, particularmente dirigidos a pymes, para el desarrollo de infraestructuras más digitales y sostenibles.

 

Otra de las herramientas es el refuerzo de las normas del mercado único y de las redes de cooperación industrial.

Publicidad
Comentar
Compartir
...