Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Nov 201723:19

h Entorno

Bernard Arnault define las nuevas reglas del lujo

17 Jun 2009 — 00:00
Compartir
Me interesa
Bernard Arnault, presidente de LVMH, cree que la crisis cambiará los hábitos del consumidor del lujo. El presidente del gigante francés cree que la actual situación económica tendrá un final "como en todas las crisis financieras", pero opinó que tras la misma habrá cambios en los hábitos del consumo. "Después de esta crisis, al consumidor le costará comprar bienes de calidad dudosa y a alto precio", sostuvo.Arnault hizo estas declaraciones en el transcurso del Finantial Times Business of Luxury Summit, encuentro organizado por el diario que se celebra estos días en Montecarlo. Durante su conferencia, el ejecutivo consideró que en cualquier caso el concepto del lujo (o de "calidad", término que prefiere) sobrevivirá a la crisis. "Los sueños no se compran en el supermercado y perdurará la aspiración a tener productos irreprensibles, longevos desde el punto de vista práctico y estético", sentenció.En sus reflexiones sobre los cambios en el mercado, el presidente de LVMH aseguró que "ha aparecido un consumidor nuevo, más exigente y atento a los aspectos de la sostenibilidad", ecológicos y de toda la estrategia corporativa."Esta sostenibilidad", prosiguió, "también es una exigencia de los accionistas, teniendo en cuenta que de cualquier manera va ligada a las exigencias de rentabilidad". En este contexto, el sector del lujo debería crear un "modelo", según Arnault, que después pueda compartir con el conjunto de sectores económicos. En relación a la estrategia de precios, el directivo abogó por no establecer rebajar, ya que de esta manera el consumidor percibe que compra un producto "cuya valor permanece". Arnault comentó en este sentido que LVMH puede permitirse este planteamiento al no tener la necesidad de dar salida a productos que no ha vendido durante la temporada, porque no realiza distribución al por mayor.Arnault también tuvo palabras para Internet que, según dijo, es cada vez más importante tanto para comunicar como para "dirigir la compañía". La red también es un canal de ventas a potenciar para LVMH, afirmó el ejecutivo, que sostiene que es "una de las áreas que más crecerá en la economía de mañana".Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) es uno de los mayores grupos de lujo del mundo. Sólo en el primer trimestre, el consorcio obtuvo una facturación de 4.018 millones de euros, un 0,4% más que en el mismo periodo del año anterior.
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...