Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

13 Dic 201712:20

h Entorno

Bangladesh: nuevo escenario después de Rana Plaza

24 Oct 2014 — 04:55
Modaes
Compartir
Me interesa

18 meses después de la tragedia de Rana Plaza, que costó la vida a más de 1.100 personas, Bangladesh presenta un nuevo escenario. El hundimiento del edificio en abril de 2013 provocó una respuesta global por parte de grupos de distribución de moda, administraciones, sindicatos y ONGs para abrir una nueva etapa en las condiciones laborales en la industria textil. En un año y medio se han ido desarrollando diferentes acciones para incrementar la seguridad en la industria textil del país y para compensar a las víctimas y a los familiares.

 

A raíz de la tragedia, los grandes operadores internacionales se agruparon en dos plataformas. Por un lado, el Acuerdo para la previsión de incendios y la seguridad de los edificios, que reúne a 186 empresas (entre las que se encuentran las españolas Inditex, Mango y El Corte Inglés), y por otro lado, una alianza de empresas estadounidenses, liderada por Gap y Wallmart, con el mismo fin.

 

El Acuerdo, que tiene una duración de cinco años, implica a las empresas una aportación anual de hasta 500.000 dólares en función de su volumen de compra en el país, según explica el secretario de Internacional en CCOO, Isidor Boix, en su informe 18 meses después de la tragedia de Rana Plaza. La organización cuenta además con un comité de dirección formado por seis personas, tres en representación empresarial (una de ellas de Inditex) y tres en representación sindical.

 

Por ahora, el Acuerdo ha contratado a un centenar de inspectores especializados en seguridad y prevención y está formando a otros 200 más. Hasta septiembre, la agrupación ha inspeccionado 1.106 fábricas del total de 1.600 que trabajan para marcas globales y que serán revisadas. Por ahora, se han detectado 80.000 errores y se han cerrado 29 plantas, de las cuales se ha tenido que evacuar a 17.

 

La organización ha abonado los salarios a los trabajadores de las fábricas que se cerraron de manera inmediata para ejecutar las obras que garantizasen la seguridad. El Acuerdo también ha llevado a cabo las primeras iniciativas para aplicar los proyectos de formación sobre seguridad e impulsar la constitución de comités de seguridad en las empresas.

 

Más complicado está resultando el fondo de solidaridad con las víctimas de Rana Plaza, asegura Boix. Según el representante sindical, las multinacionales temen verse involucradas en este proyecto porque pudiera implicarlas en una responsabilidad directa en el accidente.

 

Se constituyó un fondo solidario abierto con un comité de coordinación en el que participaron algunas empresas, como El Corte Inglés, así como el Gobierno de Bangladesh, la patronal bengalí del sector, el sindicato global Industriall y la ONG Clean Clothes Campaign. Boix asegura que, “con enormes dificultades”, el comité ha logrado recoger fondos para el pago de indemnizaciones.

 

El comité para el fondo solidario ha establecido una lista de 5.099 personas que son víctimas directas, en uno u otro grado, de la tragedia o dependientes de los fallecidos. Los cálculos de las indemnizaciones en aplicación del convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ascienden a 40 millones de dólares (31,5 millones de euros).

 

Por el momento, el fondo ha recaudado 19,4 millones de dólares (15,3 millones de euros). Según Boix, un total de 29 compañías han anunciado su aportación, aunque no todas han concretado la cantidad. Por otro lado, también ha habido empresas que han participado en el fondo, pero que han preferido no constar en el registro. También han realizado aportaciones los gobiernos de Alemania, Francia e Italia.

 

Por ahora, el fondo ha entregado 50.000 takas (unos 500 euros) a un total de 1.578 víctimas. Esta cantidad representa el 40% de la indemnización que les corresponde según el convenio de la OIT.

 

Para el futuro, el comité del fondo estudia la posibilidad de crear un seguro para hacer frente a futuras indemnizaciones ante nuevos accidentes. Las empresas del país serían las encargadas de suscribir este seguro, con o sin el apoyo de las marcas internacionales con las que trabajan. De todos modos, esta iniciativa todavía no se ha concretado.

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...