Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Sep 202123:21

Bangladesh cierra: el confinamiento más estricto de la pandemia pone de nuevo en jaque a la moda

El segundo mayor proveedor de la industria de la moda, sólo por detrás de China, comienza hoy su mayor lockdown y, aunque las fábricas seguirán abiertas, Dacca ya se ha vaciado.

01 Jul 2021 — 04:49
Iria P. Gestal
Compartir
Me interesa

Bangladesh cierra: el confinamiento más estricto de la pandemia pone de nuevo en jaque a la moda

 

 

Capitalizó el cierre de China en la primera ola pero, un año después, es Bangladesh el que cierra. A partir de hoy y durante siete días, ningún bengalí podrá dejar sus casas salvo en una emergencia, en lo que supone el confinamiento más estricto en el país desde que comenzó la pandemia. Las fábricas de ropa podrán seguir operando, pero en Dacca ya no quedará nadie: la población de la capital lleva tres días saturando las salidas para pasar el lockdown en sus pueblos y ciudades natales. Los que hayan permanecido en la capital, sólo podrán ir a las fábricas a pie, ya que los servicios de transporte permanecerán cerrados.

 

Un informe de Panjiva, una filial de S&P Global Market Intelligence, recogido por Cnbc, apunta a que el confinamiento en Bangladesh provocará la situación inversa a la de hace un año: si, en la primavera de 2020, las fábricas estaban a pleno rendimiento, pero los pedidos se cancelaban por el cierre en Europa y Estados Unidos, ahora que Occidente reabre los proveedores bengalíes difícilmente podrán servir.

 

Hasta ahora, Bangladesh había aguantado mejor el golpe que otros polos productivos. Entre febrero y abril, las exportaciones de ropa a Estados Unidos han caído sólo un 1,6% en relación a 2019, frente a los descensos del 10,1% de India o el 6,4% de Sri Lanka.

 

 

 

 

 

Panjiva subraya que los envíos vinculados a pedidos de H&M se incrementaron un 13,5% entre marzo y mayo, en relación al mismo periodo de 2019; mientras que los de Levi’s cayeron un 47,8% y los de PVH, un 68,7%.

 

Pero la rápida expansión de una nueva ola de Covid-19 desde mediados de mayo, con muchos casos vinculados a la variante Delta detectada por primera vez en India, ha llevado al Gobierno a dictar un nuevo confinamiento.

 

El 15 de mayo se reportaron 261 nuevos casos y 22 fallecimientos. El lunes pasado, la cifra ascendía a 5.869 casos y 108 muertes, el máximo desde que estalló la pandemia. Según datos de AFP, decenas de miles de personas han tratado de abandonar Dacca en los últimos días, a las puertas del confinamiento que comienza hoy.

 

 

 

 

Los servicios de transporte se cerraron ya a principios de semana, dejando a muchos trabajadores atrapados en la capital o tratando de salir por carretera. Sólo los servicios de ferry siguieron operando las 24 horas, con más de mil pasajeros en cada trayecto.

 

Ayer por la mañana, el presidente de la Asociación de productores y exportadores de ropa de Bangladesh (Bgmea, en sus siglas en inglés), Faruque Hassan, confirmó que las fábricas de confección podrán seguir abiertas bajo estrictas medidas de seguridad, pero que los trabajadores tendrán que acudir a pie salvo que a última hora se les emita un permiso especial para coger el transporte público.

 

La mayoría de trabajadores ya vienen a pie normalmente, así que no deberían tener problemas ahora que el transporte público estará cerrado”, ha asegurado Mohammad Hatem, vicepresidente de la Asociación de productores y exportadores de punto de Bangladesh (Bkema), en declaraciones recogidas por Dhaka Tribune.

 

Hatem ha precisado que los trabajadores más senior y los oficiales que vivan lejos de las fábricas buscarán alojamiento cerca de las plantas durante unos días. “Si es necesario, pueden quedarse dentro de las fábricas”, ha añadido.


“Queremos implementar el plan del Gobierno, pero al mismo tiempo queremos que nuestras fábricas puedan continuar la producción, aunque sea a una escala limitada”, ha apuntado Fassan. 

Publicidad
Comentar
Compartir
...