Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

17 Nov 201801:18

h Entorno

Alemania: cuatro años de estabilidad política para un titán de la moda estancado

Los socialdemócratas alemanes dieron luz verde este fin de semana a negociar una nueva gran coalición con el partido conservador de la actual canciller Angela Merkel.

23 Ene 2018 — 04:51
S. Riera
Me interesa

Alemania: cuatro años de estabilidad política para un titán de la moda estancado

 

Alemania encara otros cuatro años de estabilidad. Los dos partidos más votados en las últimas elecciones al Parlamento alemán volverán a negociar en busca de repetir la gran coalición. Este fin de semana, el partido socialdemócrata dio el visto bueno a abrir conversaciones con el partido conservador de Angela Merkel con el fin de crear gobierno. De forjarse este acuerdo, se garantizarían cuatro años de estabilidad política al cuarto cliente de la moda española y el segundo mayor mercado europeo para el sector.  

 

El motor económico europeo acumula ya cuatro meses sin Gobierno después de que los últimos comicios arrojaran una composición del Bundestag de difícil encaje. No obstante, pese a este cuarto trimestre de incertidumbre, el país ha dado muestra de su fortaleza económica con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,2% para el conjunto de 2017. Este avance es el octavo consecutivo y el mayor desde 2011.

 

La aceleración de la riqueza del país se explica sobre todo por el incremento de la demanda doméstica, con subidas del 2% en el consumo de los hogares y del 1,4% en el gasto público. La economía alemana incrementó también sus exportaciones en 2017, con un ascenso del 4,7%, así como las importaciones, con un alza del 5,2%. Por otro lado, Alemania ha reducido el desempleo a mínimos desde su reunificación, con una tasa de paro del 5,5% en diciembre.

 

 

Ahora, con un ajustado resultado, los delegados socialdemócratas han dado luz verde para entablar la negociación para formar Gobierno y esquivaron la posibilidad de volver a convocar nuevas elecciones después de que Angela Merkel fracasase en su intento de formar gobierno con los verdes y los liberales.

 

A pesar de la fortaleza de la economía alemana y la buena sintonía para formar gobierno, las previsiones de crecimiento del mercado germano de la moda hasta 2019 son débiles. Alemania es el quinto mayor consumidor de artículos de moda del mundo, por detrás de Estados Unidos, China, Japón y Reino Unido. En 2016, las ventas del sector ascendieron a 63.235 millones de euros y, se calcula que, en 2019, se sitúen en 65.593 millones de dólares, según el estudio El sector de la moda en cifras de EAE Business School.

 

Se prevé, por tanto, un avance del 0,84% en el consumo de prendas de vestir, accesorios y complementos en Alemania entre 2017 y 2019, un alza menor a la registrada entre 2014 y 2016, del 3,5%. Por otro lado, el gasto medio por habitante en moda en Alemania en 2016, de 1.535 euros, estuvo por debajo de Australia, Bélgica, Canadá, Corea del Sur, Dinamarca, Estados Unidos, Holanda, Italia, Japón, Noruega, Reino Unido o Suecia. La previsión para 2019 es que el presupuesto medio se eleve un 0,39%, marcando una de las tasas de crecimiento más bajas.

 

 

Alemania es el cuarto mayor comprador de moda española, por detrás de Francia, Italia y Portugal. Entre enero y noviembre de 2017, las ventas españolas de moda al mercado alemán ascendieron a 1.535,5 millones de euros, elevándose un 4,6% respecto al mismo periodo del año anterior, según datos del Icex.

 

Pese la subida, esta fue la menor registrada entre los quince principales destinos de la moda española. El avance de las ventas del sector con destino al mercado alemán ha sido más moderado que otros de los países que se encuentran en el top ten de sus principales compradores, como Italia, Portugal, Estados Unidos, Polonia, Holanda o China, donde su crecimiento en los primeros once meses del año fue a doble dígito.

 

Las exportaciones del sector a Alemania han mantenido en los últimos años una línea ascendente, pero su peso sobre el total ha ido en descenso. Así, las ventas en los once primeros meses de 2017 fueron un 12,6% más altas que en este mismo periodo de 2014, sin embargo su protagonismo sobre el total pasó del 7,3% al 6,8%.

 

Aunque el mercado alemán de la moda de síntomas de estancamiento, continúa siendo uno de los principales destinos estratégicos para el sector. Sólo Inditex tiene en Alemania 135 tiendas, de las cuales 77 son de Zara; Mango suma una treintena y Desigual cuenta con once. El Corte Inglés ha apostado en este último año por el país alcanzado un acuerdo con los grandes almacenes Karstadt para desarrollar Sfera. El Ganso, Cuplé o Camper son otras de las marcas que sitúan al alemán entre sus principales mercados.

Publicidad
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...