Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Oct 201814:56

h Entorno

2015, doce meses, tres ganadores y un perdedor de la moda española en bolsa

31 Dic 2015 — 05:00
C. de Angelis
Me interesa

El ejercicio 2015 se cierra en la bolsa española sin nuevos actores del sector de la moda. De hecho, la escasa representación del sector en el parqué será aún más pobre a comienzos de 2016, tras la suspensión y exclusión de bolsa a principios de 2015 del grupo industrial Tavex. Tampoco hay perspectivas de ofertas públicas de ventas de grupos del sector, al menos a corto plazo.

 

Pese a ello, la moda española puede hacer un balance positivo de su año en el parqué, atendiendo por supuesto al desempeño logrado por Inditex, que cierra 2015 como primera empresa del Ibex35 en capitalización tras elevar su valor bursátil un 37,32% a lo largo del ejercicio, con datos a cierre de mercados del día 30. El resultado también es positivo para Dogi, que volvió a cotizar en junio de 2014, tras elevar su valor un 17,9% en 2015, y para Liwe Española, que, aunque no cotiza en el mercado continuo (lo hace en el corro electrónico mediante la modalidad fixing), cierra el año con una revalorización del 15%. El perdedor es, claramente, Adolfo Domínguez, cuyos malos resultados han impulsado a la baja la valoración del grupo, que cierra 2015 con una caída en el parqué del 31,65%.

 

 

 


Inditex, el caballo ganador 

Inditex ha reforzado en 2015 su carácter de blue chip, término que designa a empresas con un alto nivel de liquidez, escasa volatilidad y una política regular de pago de dividendos, es decir, los valores más seguros y solventes para los inversores. Siempre con datos de cierre de sesión a 30 de diciembre (a falta de la jornada del 31 de diciembre), los títulos de Inditex valen en bolsa 32,01 euros, lo que sitúa la capitalización bursátil del número uno del mundo de la gran distribución de moda en 99.483,5 millones de euros.

 

La matriz de Zara, que llegó a superar los 100.000 millones de euros de capitalización a lo largo del año, cierra 2015 coronando el Ibex35, el selectivo de las grandes cotizadas españolas. Muy lejos se sitúan, en segunda posición, Santander, con una capitalización de 66.600 millones de euros, y, en tercera, Telefónica, con 51.642 millones de euros.

 

El valor máximo alcanzado por Inditex en 2015 se situó en 35,375 euros y el valor más alto a cierre de sesión fue de 34,585 euros por título,  alcanzado el pasado 2 de diciembre. El mínimo, registrado en los primeros días de año, se situó en 22,234 euros por acción. En cualquier caso, aún con algunas semanas bajistas, la curva de cotización de Inditex a lo largo de 2015 se ha mantenido de forma bastante sostenida en positivo, cerrando un ejercicio redondo el año después de su split, en el que dividió sus acciones de una a cinco para que resultaran más atractivas para los inversores.

 

Tras repartir un dividendo de más de 1.600 millones de euros entre sus accionistas en 2015, el grupo prevé mantener una política atractiva de retribución al accionista. Según señaló el presidente del grupo, Pablo Isla, a principios de diciembre, Inditex pretende aumentar “regular y progresivamente” el dividendo de la compañía.

 

Los buenos resultados trimestrales del grupo en 2015 también están sin duda detrás de la buena marcha de Inditex en los parqués: hasta el tercer trimestre de su ejercicio fiscal, cerrado el pasado 31 de octubre, Inditex elevó sus ventas un 16% interanual y su beneficio neto, un 20%, hasta 2.202 millones de euros.

 

Uno de los premios para Inditex ha sido que el grupo haya sido incluido en diciembre en la cartera de valores europeos del banco de inversión Goldman Sachs y de Citigroup, otra de las mayores firmas de inversión del mundo.

 

Entre los favoritos de los grandes influencers de las bolsas internacionales, Inditex se someterá a una nueva prueba en marzo, cuando dará a conocer los resultados correspondientes del ejercicio 2015, que cerrará el próximo 31 de enero.

 

 

 


Dogi, diciembre malo pero año en positivo 

Tras la salida de Tavex del parqué al ser adquirida al 100% por el grupo brasileño Camargo Correa, la catalana Dogi International Fabrics es hoy el único representante industrial de la moda española que cotiza en bolsa. Los títulos de la compañía volvieron a intercambiarse en los mercados tras la entrada en su accionariado del fondo Sherpa Capital, junto a una importante quita de su deuda por parte de los acreedores, la inyección de capital realizada por la propia Sherpa y el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) de la Generalitat catalana y el levantamiento del concurso de acreedores de la compañía.

 

Suspendida de cotización durante años, el día de su particular debut tras el ajuste, el 30 de junio de 2014, Dogi redujo su valor de 2,61 euros a 0,99 euros por título, para volver a caer hasta los 0,61 euros por acción en la sesión siguiente. En la última sesión de 2014 los títulos del grupo textil cerraron a 0,67 euros.

 

El arranque de 2015 fue muy positivo para la compañía, que llegó a cerrar a 1,17 euros por título en mayo y que escaló de nuevo, hasta un máximo de 1,23 euros por acción, en julio. De agosto a noviembre, los títulos del grupo español, especializado en la fabricación de tejido elástico, se mantuvieron en torno al euro por acción, pero sus resultados terminaron por arrastrar la acción hasta el valor de cierre. En los tres primeros trimestres del ejercicio, Dogi registró unas pérdidas de 3,7 millones de euros, pese a elevar su facturación un 4,5%, hasta 31,9 millones de euros.

 

El grupo, que Sherpa Capital planea expandir a través de posibles compras o alianzas, atribuyó el resultado negativo al aumento no recurrente de la partida de gastos como consecuencia de la operación de ampliación de capital, la reestructuración en las plantas de producción y mayores costes puntuales de personal.

 

 

 


Liwe, tres movimientos 

La modalidad de cotización de Liwe Española, mediante un sistema de subastas, se utiliza en valores en los que hay un escaso volumen de negociación. De hecho, para las empresas cotizadas en el corro electrónico se fijan precios sólo dos veces al día, siempre y cuando haya oferta y demanda que se pueda cruzar.

 

A lo largo de 2015, los títulos de la matriz de la cadena Inside han cambiado de valor sólo tres veces. Tras comenzar el año a 10 euros por título, valor en que se mantuvieron en todo 2014, las acciones de Liwe subieron a 11 euros el pasado 24 de febrero. El 29 de noviembre volvieron a subir, hasta 11,8 euros, y el 21 de octubre bajaron, hasta los 11,5 euros por acción con que cerrará 2015.

 

Con todo, Liwe cierra el año con una revalorización del 15%, en un ejercicio en el que  también los resultados han evolucionado a velocidad de crucero. Hasta el tercer trimestre, Liwe logró unas ventas por 98,5 millones de euros, con un incremento del 12% respecto al mismo periodo de 2014. El resultado neto subió un 2%, hasta cerca de cuatro millones de euros.

 



 

Adolfo Domínguez, farolillo rojo 

Adolfo Domínguez no sale de la corriente bajista en bolsa y, tras un 2014 malo, cierra un 2015 también en negativo. Los títulos del grupo gallego cerraron 2014 a 4,96 euros, lejos de mínimos gracias a una súbita escalada en diciembre, y en febrero de 2015 llegaron a un máximo al cierre de 5,40 euros por acción. Pero, desde entonces, sin grandes debacles pero tampoco sin repuntes significativos, las acciones de Adolfo Domínguez han caído de forma sostenida. De hecho, la compañía gallega cierra el ejercicio en mínimos anuales, con su acción cotizando a 3,39 euros en vísperas de la última sesión del año en el parqué.

 

Con la vista puesta en la venta de su local en Paseo de Gracia de Barcelona (el activo inmobiliario estrella del grupo), con una valoración que podría superar incluso la capitalización bursátil del grupo, Adolfo Domínguez se ha enfrentado en 2015 a resultados negativos. En el primer semestre (datos difundidos el pasado 30 de octubre), la compañía gallega registró unas pérdidas de 12,36 millones de euros, más del doble que en el mismo periodo de 2014. Las ventas tampoco mejoraron: llegaron a 51,39 millones de euros, tras caer un 11,59% en los seis primeros meses del ejercicio.

Publicidad
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...