Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

15 Dic 201720:51

h Entorno

2012, el año en que el aprovisionamiento en proximidad copó todas las portadas

24 Dic 2012 — 05:00
S. Riera
Compartir
Me interesa

El retorno del aprovisionamiento en proximidad ha sido uno de los temas más polémicos en el 2012. En febrero, la fundación Fitex difundió un estudio que asegura que un 15% de las importaciones textiles procedentes de China podrían volver a España u otros países del entorno durante los próximos años. Este porcentaje se traduciría en el regreso de una producción por valor de 400 millones de euros, que hasta entonces se realizaba en China.

 

El documento de Fitex se basa en entrevistas a nueve empresas españolas de distribución de moda con marca final. Todas ellas reconocieron su intención de acercar a la zona euromediterránea (Norte de África, Turquía, Portugal y España) parte de la producción que actualmente realizan en China. La conclusión del estudio se veía refrendada por los datos estadísticos, que desde mediados de 2010 constatan que las importaciones procedentes del gigante asiático frenan su ritmo de crecimiento.

 

En el transcurso de 2012, el 15% anunciado por el informe de Fitex empezó a desinflarse. El nuevo presidente del Consejo Intertextil Español (CIE), Alejandro Laquidain, aseguró en mayo en una entrevista a Modaes.es que el 15% es “sólo una expectativa” y que en caso de darse, “sería brutal”. El principal representante de la industria española del textil aseguró que es imposible recuperar la “sangría en la capacidad productiva” que ha habido en los últimos años con la deslocalización de la producción.

 

Por otro lado, en el primer semestre del año, las importaciones de Bangladesh aumentaron al tiempo que cayeron las de los mercados cercanos, como Turquía y Marruecos. En términos de valor, el protagonismo de Bangladesh como fuente de aprovisionamiento de las empresas españolas de moda es todavía más acusado si se tiene en cuenta que es el país donde se producen las prendas más baratas.

 

Un retorno que no llega a España

 El Centro de Información del Textil y la Confección (Cityc) señaló por primera vez un cambio en las tendencias en el aprovisionamiento de textil y confección en verano de 2010. La revalorización de las monedas asiáticas empezó a provocar una pérdida de competitividad en la industria local, al tiempo que la crisis en Europa obligó a la gran distribución a buscar proveedores en proximidad para poder reaccionar a los vaivenes del consumo con mayor celeridad.

 

En 2011, el CIE ya habló de manera oficial de retorno de la producción en proximidad, aunque con prudencia. China fue perdiendo competitividad, pero no a favor de la zona euromediterránea, sino del resto de países del sudeste asiático, como Bangladesh, Vietnam, Camboya o Sri Lanka. El aprovisionamiento en proximidad fue consolidándose en el área paneuromediterránea, sobre todo en los países del norte de África y Turquía.

 

Aún así, China copaba en 2011 el 24,2% del suministro total de moda en España. En 2011, las importaciones españolas de moda procedente de China tan sólo aumentaron un 0,6%. En cambio, Portugal pasó de ser el sexto al tercer proveedor de moda española. Turquía y Marruecos se mantuvieron en las primeras posiciones del ránking de los principales países proveedores de la moda española en 2011.

 

Ya en 2011, el secretario general de la patronal, Salvador Maluquer, señaló en una entrevista a Modaes.es la dificultad de un posible retorno de la producción en España. El directivo explicó que, en el caso de la confección, aunque su estructura es fácil de improvisar, no sería competitiva por una cuestión de costes. En cuanto a la tejeduría o acabados, el regreso de la capacidad industrial es costosa y compleja; y por último, en hilatura, empezaron a abrir nuevos talleres, aunque de capacidad limitada.

 

Las estadísticas confirmaron las palabras de Maluquer. Según el Observatorio del Textil y la Confección, en 2011 la industria española del textil perdió 1.199 empresas, de las cuales dos tercios correspondían a empresas de confección. En cuanto al empleo, se perdieron un 0,6% de los puestos de trabajo. En el mismo informe, el Observatorio observaba un retorno de las importaciones en países de proximidad, como Portugal, Turquía, Italia y Marruecos.

 

Inditex, en su memoria de 2011, subrayaba la tendencia de la producción en proximidad, con un incremento del número de proveedores en Portugal, Turquía y Marruecos.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...