Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Sep 202116:08

ZER Collection: el tejido 3D ‘made in Spain’ que ha seducido a H&M

La compañía, fundada en 2007 por dos emprendedoras catalanas, ha sido la primera empresa española en ser premiada por el Global Change Award del gigante sueco.

09 Jun 2020 — 04:54
I. P. G.
Compartir
Me interesa

ZER Collection: el tejido 3D ‘made in Spain’ que ha seducido a H&M

Ane Castro y Núria Costa, cofundadoras de ZER Collection.

 

 

 

H&M premia una innovación española por primera vez. ZER Collection, una start up con sede en Mataró, ha sido la primera empresa nacional en ser reconocida con el galardón internacional Global Change Award, impulsado por el gigante sueco. La empresa, que se ha hecho con el premio Early Bird, está especializada en la investigación de tejidos en impresión 3D, lo que permite eliminar los residuos de tejido en el proceso de corte.

 

Ane Castro y Núria Costa, sus fundadoras, estudiaron diseño en la Universidad de Sabadell y completaron su formación con unas prácticas en una universidad holandesa, donde trabajaron en un laboratorio de wearables.

 

Fue allí donde comenzaron a investigar con la impresión 3D, una herramienta en la que la moda ha depositado muchas esperanzas durante los últimos años pero cuyo uso ha sido hasta ahora residual, principalmente para la impresión de calzado deportivo. La principal barrera para su desarrollo son los materiales, ya que el sistema no es compatible con los tejidos tradicionales de la moda.

 

 

 

 

Es ahí donde ZER Collection ha centrado su investigación. Castro y Costa han desarrollado un tejido con las estructuras del tejido de calada, con trama y urdimbre, a partir de Filaflex, un filamento elástico TPE (termoplástico elastómero) con base de poliuretano desarrollado por la compañía valenciana Recreus.

 

El resultado es “un tejido muy fino, similar a tejidos elásticos empleados en prendas deportivas y con un acabado similar a un chusbasquero”, explican las emprendedoras. Los patrones se realizan digitalmente, por lo que se ahorran los desechos de tejido en esta parte del proceso.

 

“El tejido sale directamente con la forma del patrón y luego se monta la prenda -explican las fundadoras de ZER Collection-; de esta forma, se evitan todos los desperdicios de la fase del corte, que pueden llegar a un 30% del total”.

 

 

 

 

La empresa, fundada en 2017, se ha financiado con aportación de las emprendedoras y a través de los numerosos premios internacionales que ha recibido, como Freudenberg, en Verona o el Creatic TecnoCampus.

 

En total, la inversión, destinada principalmente a las máquinas de impresión 3D y a la materia prima, asciende hasta ahora a 70.000 euros. La compañía tiene su sede en el parque científico TecnoCampus de Mataró, donde actualmente trabajan Castro y Costa.

 

Además de la línea de investigación, ZER Collection cuenta también con una colección dedicada público final, que se lanzó el pasado verano. En sus prendas, la empresa emplea materiales naturales como la seda o el algodón debajo del tejido impreso en 3D. “Al cliente le preocupa la transpirabilidad, que el tejido sea cómodo y se adapte al cuerpo”, justifican las fundadoras.

 

Estamos a expensas de que salga un material que se pueda imprimir y que tenga otras características”, añaden. La confección se realiza en talleres de Mataró y la colección se distribuye en una tienda multimarca de Barcelona y a través de su página web.

 

El plan para este año era entrar en un showroom para impulsar su expansión a través del canal multimarca, pero la crisis del coronavirus ha truncado su objetivo. “Queremos generar un negocio recurrente, pero mientras tanto seguiremos volcándonos en la parte de investigación, con workshops y dando clases en universidades”, relatan.

Publicidad
Comentar
Compartir
...