Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Ene 202203:51

Wolford pierde a su consejero delegado mientras busca comprador

La compañía austriaca de medias de lujo inició el año pasado un proceso de reestructuración y redefinición de su negocio después de agudizar sus pérdidas. Axel Dreher, actual responsable financiero, pilotará de momento el rumbo de la empresa.
06 Jul 2017 — 09:38
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 

 

Wolford se queda sin consejero delegado. La compañía austriaca de medias de lujo, inmersa en la búsqueda de un comprador, pierde a su máximo ejecutivo, Ashish Sensarma, que asumió el cargo en enero de 2015. Axel Dreher, actual responsable financiero del grupo, asumirá por el momento su puesto.

Estos cambios en la cúpula directiva de Wolford se producen unas semanas después de que un grupo de accionistas mayoritarios de la compañía fichasen a Deloitte para la búsqueda de un nuevo socio que tomase una participación mayoritaria en el accionariado. Esta operación supondría una inyección de capital que permitiera al grupo incrementar su liquidez en el largo plazo.

Wolford registró entre mayo de 2016 y enero de 2017 unas ventas de 119 millones de euros, un 7,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. Las pérdidas de la compañía fueron de 5,7 millones de euros, frente a los números rojos de 0,7 millones de los nueve primeros meses de 2016. La empresa justificó esta evolución por errores de gestión de producto y retrasos en las entregas.

Wolford espera concluir el año con un beneficio operativo negativo de entre ocho y diez millones de euros. A 31 de enero de 2017, la deuda neta de la empresa se elevó a 17,4 millones de euros.

En 2016, la compañía anunció la centralización de las actividades de finanzas, márketing y recursos humanos en sus oficinas centrales de Bregenz (Austria) y el servicio al cliente de Europa, Oriente Medio y África en las de Amberes (Bélgica). El cambio afectó a la sede española de Wolford, cuyo equipo comercial para el país pasó a emplear cuatro personas en lugar de seis. 

Publicidad
Comentar
Compartir
...