Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Sep 202118:11

Vivarte se reestructura en España: cierra Cóctel, reduce el tamaño de Fosco e introduce el calzado de San Marina

Vivarte, uno de los mayores grupos de distribución de moda de Europa, vuelve a cambiar de estrategia en el mercado español. La empresa, con una facturación de alrededor de 3.000 millones de euros...
28 Ago 2013 — 07:00
Pilar Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Vivarte, uno de los mayores grupos de distribución de moda de Europa, vuelve a cambiar de estrategia en el mercado español. La empresa, con una facturación de alrededor de 3.000 millones de euros, reduce la red de distribución de su cadena de calzado Fosco, cuyos establecimientos están siendo transformados en San Marina, que se introduce así en el país. En paralelo, la compañía ha decidido echar el cierre a su cadena de moda de bajo coste Cóctel, que culminará su repliegue el próximo octubre.

 

La reestructuración del negocio en el mercado español se enmarca en un proceso de reorganización internacional liderado por Marc Lelandais, que fue nombrado presidente de la empresa en julio de 2012 procedente de la firma de lujo Lancel. Vivarte, propiedad del fondo Charterhouse y dueño de más de veinte marcas (como Naf Naf o Chevignon), está inmerso en un proceso de cierre de tiendas, que ha supuesto, por ejemplo, la retirada de Reino Unido de la marca Kookaï.

 

En España, el grupo contaba con tres enseñas exclusivas para el país: Fosco, Merkalcalzados y Cóctel. La última de las tres fue lanzada en 2007 en pleno apogeo del fenómeno de la moda low cost. A principios de 2012, Cóctel contaba con una red de más de cuarenta tiendas en el país, que se han ido cerrando progresivamente durante los últimos meses. El próximo octubre se bajará la persiana del último punto de venta de Cóctel.

 

En el caso de Fosco, Vivarte comenzó a reestructurar el negocio a mediados de 2012. El punto de partida del cambio de rumbo fue el nombramiento de François Feijoo como director general de la cadena, que abandonó la compañía menos de un año después de su incorporación por diferencias en la gestión.

 

A finales de 2012, Fosco dio un paso más e inició un proceso de transformación de todas sus tiendas en Fosco by André Paris. André es una de las cadenas de calzado de Vivarte que ha registrado unos mejores resultados y, según fuentes del sector, la alianza de Fosco y André tenía como objetivo la introducción de la segunda en España para testar su encaje en el país.

 

Sin embargo, Vivarte ha echado atrás la entrada de André en España y apuesta ahora por San Marina, una cadena de calzado con un posicionamiento de precio similar al de Fosco. Antes de decidirse por San Marina, el grupo ha realizado pruebas también con su cadena Minelli, que ha contado con dos tiendas, que ahora se traspasarán a San Marina, que contará con siete establecimientos en el país.

 

Según han explicado a Modaes.es fuentes de la empresa, “no existe una decisión tomada sobre el futuro de Fosco”, si bien admiten que su tamaño continuará reduciéndose. Fosco, que cuenta actualmente con 41 establecimientos (frente a los más de cincuenta que poseía hace un año), entró en pérdidas en el ejercicio 2011 (concluido en agosto de 2011 y el último del que hay cifras disponibles en el Registro Mercantil). La empresa registró unos números rojos de 1,8 millones de euros y sus ventas se redujeron un 6%, hasta 27,3 millones de euros.

 

La introducción de San Marina en el mercado español responde a la estrategia de internacionalización que ha puesto en marcha Vivarte para tratar de reconducir su evolución. El grupo cuenta con una red de más de 4.800 puntos de venta, con presencia espacialmente en el mercado francés, donde suma 1.567 establecimientos. España es uno de sus mayores mercados por número de tiendas, con un total de 523 locales.

 

La tercera enseña española de Vivarte, Merkal Calzados, registra, en cambio, una evolución positiva en plena crisis. La cadena, especializada en calzado de bajo coste, cuenta con una red de más de 230 establecimientos en España y tres en Portugal. Merkal Calzados nació en 1987 con la apertura de una primera tienda en Igualada (Barcelona). En 2002, la familia vasca Bilbao vendió a Vivarte los negocios de Merkal Calzados y de Fosco.

Publicidad
Comentar
Compartir
...