Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Jul 202120:12

VF encoge sus ventas un 21% hasta diciembre y prevé cerrar 2021 con una caída del 13%

La empresa atribuye la caída de las ventas en los nueve primeros meses del ejercicio al cierre de tiendas y una menor demanda de los consumidores a raíz de la crisis del Covid-19.

27 Ene 2021 — 14:29
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

VF encoge sus ventas un 21% hasta diciembre y cerrar 2021 con una caída del 13%

 

 

VF modera la caída. La compañía, propietaria de marcas como Eastpack, Vans o, más recientemente, Supreme, facturó 6.700 millones de dólares hasta diciembre, un 21% menos que en el mismo periodo del año anterior. El grupo prevé cerrar 2021 con una caída del 13%, hasta unos ingresos de 9.100 millones de dólares.

 

La compañía ha incluido en sus previsiones para el ejercicio 2021 los ingresos de Supreme, adquirida el pasado noviembre en lo que fue una de las operaciones más importantes del sector a escala mundial. VF prevé que la empresa de streetwear alcance una facturación de 125 millones de dólares.

 

En el tercer trimestre del ejercicio, entre octubre y diciembre, la compañía registró una caída de las ventas de sólo el 6%, hasta 3.000 millones de dólares. El beneficio, por su parte, se situaron en 347 millones de euros en el periodo.

 

 

 

 

Entre octubre y diciembre, la recuperación de ventas se vio impulsada por la evolución en el mercado de Asia Pacífico, especialmente en China, donde el crecimiento fue del 18%. Europa, por su parte, también elevó sus ventas, aunque sólo un 1%, en el periodo. En Estados Unidos, por su parte, el grupo redujo sus ingresos un 11%.

 

Por canales, el online siguió su tendencia al alza, impulsado por el contexto de la pandemia, y se disparó un 53% en el tercer trimestre. Las ventas direct to consumer, por su parte, cayeron un 2%, mientras que el canal wholesale experimentó un decrecimiento del 10%.

 

El grupo argumenta que, desde mediados de octubre, aproximadamente el 15% de sus tiendas en Estados Unidos tuvieron que cerrar para contener el avance de la pandemia, especialmente los establecimientos de Vans. En Europa, Oriente Próximo y África, aproximadamente el 50% de los puntos de venta bajaron la persiana en las últimas semanas de diciembre, mientras que en la región Asia Pacífico casi todos los establecimientos permanecieron abiertos durante el periodo.

 

 

 

 

VF hundió su inventario un 14% en el tercer trimestre del ejercicio, y una caja de 3.900 millones de dólares, incluyendo los 2.300 millones de dólares que se destinaron a la compra de Supreme.

 

Pese al embate del Covid-19, el grupo pudo mantener su cadena de suministro operativa, así como su red de centros logísticos. “Somos optimistas sobre el año que viene, y esperamos mejorar implementar mejoras en nuestras políticas globales, macroeconómicas y en nuestra gestión de la pandemia”, ha explicado Steve Rendle, presidente y consejero delegado del grupo.

 

VF ha mejorado sus previsiones para el cierre del ejercicio 2021. Tras la adquisición de Supreme, la compañía espera facturar entre un 12% y un 13% menos que el año anterior, hasta 9.100 millones de dólares o 9.200 millones de dólares, frente a las estimaciones iniciales, que apuntaban a una caída del 14%.

Publicidad
Comentar
Compartir
...