Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Nov 201713:05

h Empresa

Vanity Fair encara una nueva etapa en España tras encoger su plantilla un 60% desde 2014

08 Abr 2016 — 04:51
S. Riera
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 

Vanity Fair sienta las bases para su nueva etapa en España tras haber adelgazado su estructura en los últimos años. La filial española mantiene 130 trabajadores, un tercio de los que tenía dos años atrás en su sede en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), donde se trasladó en 2011. La empresa encara ahora un nuevo proyecto de expansión de la mano de su nuevo propietario, el fondo de inversión francés Perceva, y ha reforzado su equipo de diseño en España y en Francia.

 

Hoy, Vanity Fair es una empresa francesa, pero su arraigo en España todavía se mantiene, ya que parte de su cartera de marcas procede de la antigua Vives Vidal, una de las históricas empresas del textil en Cataluña, fundada en 1949. No obstante, durante el proceso de reestructuración interna que ha llevado a cabo la empresa antes de su venta al fondo de inversión Percerva se eliminaron las tres enseñas españolas: Intima Cherry, Belcor y Gemma.

 

En la actualidad, el grupo reúne en París la dirección general, de producto, márketing y comercial, mientras que en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Vanity Fair conserva la gestión comercial para el país, la contabilidad para el grupo y parte del desarrollo de producto.

 

 

El pasado otoño, la compañía puso fin de manera definitiva a su presencia en Igualada tras el cierre del almacén que mantenía en la ciudad para externalizar estas operaciones de la mano del operador Rhenus. En esta localidad catalana, donde todavía empleaba a 56 trabajadores, la empresa había tenido en el año 2000 una plantilla de más de un millar de empleados.

 

El cierre del almacén en Igualada fue el último ajuste que llevado a cabo el grupo en España tras dos años de adelgazamiento de su estructura en el país. A lo largo de este periodo, la compañía despidió cerca de 190 trabajadores, después del cierre del grueso de la red de retail que llevó a cabo el grupo en el país en 2014. En la actualidad, Vanity Fair mantiene en España corners en todos los establecimientos de El Corte Inglés.

 

Vanity Fair opera en España a través de dos sociedades: VFB Lingerie Spain y VFB Lingerie Europe. Todavía en manos de Fruit of the Loom, su anterior propietario, ambas sociedades llevaron a finales de 2013 y principios de 2014 a cabo varias reducciones de capital para compensar pérdidas. VF Lingerie Spain ejecutó dos reducciones por un importe total de 4,5 millones de euros, que fijaron el capital social de la empresa en un millón de euros. VFB Lingerie Europe, por su parte, realizó una única reducción de capital en 2014 por valor de nueve millones de euros, situando el resultante suscrito en 15,4 millones de euros.

 

 

El grupo emprendió esta fuerte reestructuración después de apostar por una estrategia expansiva entre 2011 y 2013, que coincidió con el traslado de la sede en España de la empresa de Igualada a L’Hospitalet de Llobregat.

 

En este periodo, VFB Lingerie Spain llevó a cabo tres ampliaciones de capital por un importe total de 18,24 millones de euros, y VFB Lingerie Europe ejecutó cuatro más por un valor conjunto de 55,72 millones de euros. Sin embargo, esta última sociedad también encaró una reducción de capital de 15,6 millones en este periodo para compensar pérdidas tras el cierre de la histórica sede en Igualada.

 

 

Nueva etapa

Perceva tomó el control de la compañía el pasado noviembre y, a principios de año, Vanity Fair puso en marcha un nuevo plan estratégico, con el que se ha marcado como objetivo elevar un 33% sus ventas en los próximos años hasta alcanzar ochenta millones de euros en 2020. La empresa, que tras la venta al fondo francés, pilota la directiva gala Joëlle Pellegrin, cuenta en la actualidad con una plantilla de 300 trabajadores, oficinas comerciales en España, Reino Unido y Alemania, y de aprovisionamiento en Túnez y Hong Kong.

 

La empresa, cuya actual cartera de marcas está formada por Variance, Lou, Vanity Fair, BestForm y Cherry Beach, quiere impulsar su crecimiento en los mercados internacionales, es especial Estados Unidos, Europa y Oriente Medio, además de impulsar la diversificación de sus enseñas hacia el baño y el íntimo masculino.
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...