Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Ene 202200:25

Vanity Fair redefine su cúpula con un ex Max Azria tras comprarla Perceva

La hasta ahora consejera delegada de la compañía, Joëlle Pellegrin, abandona su cargo para emprender nuevos proyectos, y la empresa ha colocado al frente a un directivo de transición, Jerome Bulté.

07 Dic 2017 — 05:00
S. Riera
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Vanity Fair redefine su cúpula con un ex Max Azria tras comprarla Perceva

 

VFB Lingerie redefine su cúpula. La empresa de íntimo, con sede en París, ha nombrado a Jerome Bulté, un directivo de transición, como nuevo presidente del grupo. La entrada de Bulté, que procede de la filial europea de BCBG Max Azria, coincide con la salida de VFB Lingerie de la consejera delegada, Joëlle Pellegrin.

 

El ejecutivo francés toma las riendas de la compañía de manera transitoria. Bulté ha estado al frente de BCBG Max Azria en Europa durante los meses en los que la empresa ha estado en el equivalente francés al proceso concursal. Finalmente, la filial europea del grupo estadounidense echó el cierre.

 

Pellegrin, por su parte, ha abandonado la compañía tras dos años asumiendo su liderazgo. La ejecutiva francesa, que entró en VFB Lingerie tras comprarla el fondo Perceva, deja el puesto para emprender nuevos retos profesionales. La directiva, ex consejera delegada de La Perla, se incorporó al grupo para pilotar esta nueva etapa y armó su nuevo equipo directivo con talento de la compañía italiana.

 

 

Los planes de Pellegrin para VFB Lingerie pasaban por reforzar todo la cartera de marcas del grupo, afianzar la internacionalización con la creación de estructura en el exterior y apuntalar su posicionamiento con retail. El objetivo que se marcó la directiva era elevar la facturación de la empresa hasta ochenta millones de euros en 2020.

 

En esta nueva etapa de la compañía, la sede central se ha mantenido en París, pero también se han conservado las oficinas en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). De hecho, Pellegrin  reforzó su protagonismo engordando su equipo creativo y recuperando dos de las marcas históricas del grupo en España: Belcor y Gema.

 

En el mercado español, además de relanzar estas dos marcas, la compañía está acelerando su expansión con la apertura de tiendas y de corners en El Corte inglés, además de continuar reforzando su presencia en el canal multimarca.

 

 

España es uno de los puntales del grupo. Parte de los orígenes de la empresa se sitúan en Igualada (Barcelona), en la compañía de íntimo Vivesa, fundada en 1949 y que llegó a ser una de las mayores del sector en el país. El grupo estadounidense VF Corporation adquirió la empresa española a principios de la década de los noventa e incorporó todas sus marcas a su cartera.

 

Más adelante, el hólding americano viró la estrategia, inició un plan de desinversiones y vendió toda su división de íntimo a Fruit of the Loom. A finales de 2015, VFB Lingerie volvió a cambiar de manos tras comprarla Perceva. En España, esta última operación supuso el cierre de su último almacén logístico en Igualada y la concentración de toda la actividad que mantenía en el país en L’Hospitalet.

Publicidad
Comentar
Compartir
...