Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

21 Nov 201708:53

h Empresa

Una operación inmobiliaria frena el crecimiento de El Corte Inglés en Barcelona

21 Sep 2009 — 00:00
Compartir
Me interesa
La ampliación de El Corte Inglés de Plaza Cataluña en Barcelona, el tercero más grande de España, tendrá que esperar. La ampliación tenía que hacerse a través de una operación inmobiliaria que no ha llegado a buen término y los planes del grupo de Isidoro Álvarez se han complicado de manera notable.Desde 2007 El Corte Inglés estaba planeando ampliar su centro más emblemático en Cataluña. Para ello contaba con el Plan Territorial Sectorial de Equipamientos Comerciales (PTSEC) de la Generalitat catalana 2006-2009, que le pemitía crecer hasta 5.000 metros cuadrados más de superficie de venta neta.El grupo que preside Isidoro Álvarez había estado negociando con Caixa Catalunya desde hacía más de tres años y con diversas interrupciones la compra de un edificio colindante, en el número 5 de la calle Fontanella. En 2004, en previsión a esta operación, El Corte Inglés ya había adquirido a Banco Sabadell por 17 millones de euros el edificio de Fontanella, 9, junto al de Caixa Catalunya.Pero las conversaciones con la caja catalana fueron tortuosas por varios motivos. El primero, que en este edificio la caja tenía la que había sido su primera oficina y quería vender el inmueble manteniéndose en alquiler en los bajos. Y el segundo, que El Corte Inglés apretó mucho las tuercas en el precio, consciente de que la entidad de ahorro no pasaba por su mejor momento financiero y que finalmente se vería obligada a vender.Al final, Caixa Catalunya ganó por la mano al gigante español de los centros comerciales. En un golpe de mano inesperado y aprovechando que había tenido que quedarse dos inmuebles de Sacyr en Barcelona por impago, hizo un lote con ellos añadiendo el codiciado edificio de Fontanella.Antes del verano, y por sorpresa, la caja que dirige Adolf Todó vendió por más de 80 millones de euros los tres edificios al grupo inversor Caboel, integrado por las familias que habían sido las antiguas accionistas de Caprabo.El Corte Inglés de Plaza Cataluña cuenta con 40.000 metros cuadrados y al estar situado en el centro de Barcelona siempre ha tenido que crecer adquiriendo edificios vecinos. Pero ahora el crecimiento se complica, porque los nuevos propietarios del número 9 de Fontanella querrán obtener plusvalías y para ello habrá que esperar a que el mercado inmobiliario se recupere, lo que puede llevar años.
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...