Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Oct 202114:21

Una Navidad sin Air Jordan: Vietnam pone en jaque al rey de las ‘sneakers’

Nike anticipa “escasez de inventario en los próximos trimestres” por el cierre de las fábricas en Vietnam (que todavía continúa) e Indonesia y las congestiones en los puertos y la logística global.

24 Sep 2021 — 09:54
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Una Navidad sin Air Jordan: Vietnam pone en jaque al rey de las ‘sneakers’

 

 

¿Sin Air Jordan por Navidad? La paralización de las fábricas en Vietnam, el principal hub de producción de sneakers, e Indonesia, y las congestiones en los puertos y la logística global, amenazan el aprovisionamiento de Nike, el mayor distribuidor de moda y equipamiento deportivo del mundo.

 

La compañía, que ha presentado hoy sus resultados trimestrales, ha reducido sus previsiones para el ejercicio completo debido precisamente a estos problemas en la cadena de suministro y alerta de una posible rotura de stock en los próximos trimestres.

 

“La pérdida de semanas de producción, combinada con el aumento de los tiempos de tránsito, motivará escasez de inventario en el mercado para los próximos trimestres”, ha señalado Matt Friend, director financiero de Nike, durante la conferencia con analistas.

 

En ocasiones anteriores, Friend ya había adelantado que la empresa preveía un incremento en los tiempos de tránsito durante el año, pero la evolución ha sido peor de lo esperado. “Desafortunadamente, la situación se deterioró todavía más en el primer trimestre, con aumentos en Norteamérica y Europa, Oriente Próximo y África debido a la congestión en los puertos y la escasez de mano de obra”, apunta el ejecutivo.

 

 

 

 

A estos problemas se sumó el cierre de fábricas de algunos de sus principales proveedores en Vietnam e Indonesia. Este último mercado está ya plenamente operative, pero en Vietnam prácticamente todas las fábricas de calzado permanecen cerradas por orden del Gobierno.

 

“Nuestra experiencia con el cierre de fábricas relacionado con el Covid-19 apunta a que la reapertura y recuperación de la producción a plena capacidad lleva tiempo”, señala el grupo. Por el momento, son ya diez semanas de producción perdida en Vietnam, y la reapertura no comenzará hasta octubre.

 

El inventario controlado por Nike se incrementó un 12% en relación al año anterior, debido al aumento de los niveles de stock en tránsito en Norteamérica, y se deterioró todavía más durante el trimestre, hasta situarse en el doble de los niveles prepandemia. A 31 de agosto, Nike tenía stock por valor de 6.699 millones de dólares, prácticamente el línea con el año anterior.

 

“Esto impactó en la disponibilidad del producto y en nuestra capacidad para servir los fuertes niveles de demanda, particularmente en el canal multimarca”, señala. “La demanda de productos de Nike se mantiene en máximos y estamos convencidos de que continuará”, precisó el ejecutivo.

 

 

 

 

“Sin embargo -matizó-; no somos inmunes a los problemas en la cadena de valor global, que están desafiando la producción y el movimiento de la mercancía en el mundo”. Para el año completo, Nike anticipa “que la fuerte demanda exceda la oferta disponible”.

 

“Somos optimistas respecto a que la disponibilidad del inventario mejore a medida que entramos en el ejercicio 2023 [que comenzará el 1 de junio de 2022]”, concluye el director financiero del grupo.

 

En el primer trimestre (de junio a agosto), Nike facturó 12.248 millones de dólares, un 16% más que en el mismo periodo del año anterior. El resultado neto aumentó un 23%, hasta 1.874 millones de dólares, y el margen mejoró en 170 puntos básicos.

Publicidad
Comentar
Compartir
...