Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Ene 202215:36

Tirando del hilo de la sostenibilidad: la trazabilidad de EcoVerde

La marca de hilos sostenibles EcoVerde forma parte del paraguas de la multinacional inglesa Coats. Hechos con poliéster 100% reciclado proveniente de un proceso de selección premium, la compañía afirma que ya ha dado una nueva vida a 249 millones de botellas de plástico.

26 Nov 2021 — 07:00
Compartir
Me interesa

 

La piden los consumidores y la buscan las marcas. La sostenibilidad es el must por excelencia en el conjunto del sector de la moda. En toda Europa y alrededor del mundo. Llena páginas enteras de revistas, se financian grandes operaciones de investigación y desarrollo (I+D) para conseguir la máxima eficiencia de recursos y no dejan de aparecer estudios sobre el impacto de la moda y del consumo de otros bienes en el medio ambiente. Sencillamente, no se puede obviar. O las marcas empiezan a producir de manera sostenible o será difícil que tengan cabida en un planeta cuya emergencia climática ha despertado conciencias a nivel transversal.

 

Empresas textiles como Coats, proveedora de grandes retailers de moda, llevan ya unos años ofreciendo soluciones sostenibles y certificadas por las principales instituciones en materias de medio ambiente. En consonancia con la demanda de consumidores finales y las exigencias de los operadores, la compañía con sede en Reino Unido lanzó en 2018 su línea de hilos ecológicos, EcoVerde.

 

Un estudio del Instituto Francés de la Moda ya advertía en 2020 de que hasta un 64,1% de los consumidores europeos desean comprar artículos sostenibles, concretamente fabricados con materiales eco-responsables. De hecho, casi la mitad de ellos consideran la presencia de este tipo de materiales como el factor principal de su decisión de compra.

 

Pero no se trata solamente de una cuestión de demanda, los propios operadores del sector de la moda en todo el mundo aseguran, en un 83% de los casos, que ya han impulsado su transición hacia modelos de producción más sostenibles y circulares. Especialmente, después del estallido de la pandemia del Covid-19. Así se desprende de los datos del informe Shaking Sustainability in the Fashion Business, elaborado por Modaes.es y EY. Aún más allá, el 68% de las empresas confirmar haber incorporado al menos un responsable de políticas de sostenibilidad en sus comités de dirección.

 

La trazabilidad como clave

Medir la sostenibilidad de toda la actividad de cada empresa no es un tema baladí. Hay muchos factores para tener en cuenta. Los materiales utilizados, su origen, cuantificar las emisiones de CO2 generadas a lo largo de toda la cadena de valor, los certificados y normativas con las que cumplir y un largo etc. En una cadena de suministro tan compleja y fragmentada como lo es la de la industria de la moda, controlar la trazabilidad de los materiales utilizados para producir prendas se convierte en una condición sine qua non. Tanto es así que el 54% de las empresas asegura que los consumidores pueden realizar actualmente una trazabilidad completa de sus productos.

 

A raíz de todos ellos, los principales operadores del sector de la moda exigen a sus proveedores que puedan dar parte del cumplimiento de las políticas de sostenibilidad. En el mismo informe, el 91% de las empresas afirman contar con equipos y sistemas específicos de supervisión, no sólo para velar por el cumplimiento de las normativas en materia de sostenibilidad ambiental, sino también en la sostenibilidad laboral. Es decir, se aseguran de que sus proveedores mantengan unas condiciones de trabajo seguras y dignas con sus empleados.

 

 

Ecoverde de Coats facilitando la trazabilidad

Si los operadores de la moda exigen unos estándares en sostenibilidad, sus proveedores también deberán estar a la altura. Es el caso de Ecoverde de Coats, la primera línea globalmente disponible de hilos de coser 100% reciclados. Certificados con el sello GRS (Estándar Global de Reciclaje), la función de la marca de hilos sostenibles ayuda a completar el ciclo de las prendas y accesorios al utilizar tejidos de poliéster reciclado, entre otros tejidos o materiales ecológicos.

 

En su compromiso de contribuir a un futuro más sostenible, Coats se ha propuesto ser neutro en emisiones en 2050. La marca utiliza botellas de plástico recicladas para producir sus hilos. Concretamente, por cada kilo de hilo de EcoVerde se han reciclado hasta 67 botellas de plástico. Hasta el momento, Coats afirma haber reciclado 249 millones de botellas de PET, lo que se traduce en 5.588 toneladas menos de dióxido de carbono emitidas, desde que Coats lanzara su línea sostenible en el mercado, en 2018.

 

 

Asimismo, Ecoverde también garantiza la optimización de recursos con un uso mínimo de agua durante la producción de sus hilos, de la misma manera que realiza extensas pruebas para asegurarse de la durabilidad de su producto. Otro factor clave para conseguir prendas sostenibles, que aguanten a lo largo del tiempo y al exponerse a diversas circunstancias.

 

Alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible creados por la ONU, la actual estrategia de sostenibilidad de Coats se basa en cinco pilares. El primero es el mínimo uso de agua, un recurso amenazado que, a su vez, es altamente utilizado en los procesos de teñido de las prendas. Otra política de actuación de Coats es descarbonizar la energía utilizada en sus fábricas con el fin de reducir su demanda de energía. Asimismo, la compañía se compromete a controlar que no haya fugas de residuos en los ríos y mares, asegurando que toda agua que devuelvan al medio ambiente sea previamente tratada para garantizar su pureza.

 

A nivel social, y también en consonancia con los compromisos requerido por las Naciones Unidas, Coats afirma que emplea a cerca de 18.000 personas de 60 países repartidos por los seis continentes, garantizando que sus trabajadores estén plenamente capacitados, además de contar con oportunidades de desarrollo laboral. Compromiso que, indican, se ha visto reforzado después de la pandemia del Covid-19.

 

Finalmente, Coats incluye entre sus compromisos de desarrollo sostenible el evolucionar hacia la circularidad.  Al trabajar con materiales en gran parte provenientes del petróleo, la compañía apuesta por reducir al máximo sus residuos plásticos, además de reutilizar y reciclar todo plástico que no se pueda evitar usar. Justamente por ello, los hilos de EcoVerde están fabricados con poliéster 100% reciclado.

 

Entre otros de las características principales de EcoVerde están la larga durabilidad del color y del material, con el fin de evitar numerosas reparaciones e incrementar la productividad, y su gran resistencia a la abrasión. La marca, además, cuenta con las certificaciones GRS y STANDARD 100 de OEKO-TEX, siendo esta última la más estricta en cuanto a artículos textiles para niños y bebés.

 

 

Más allá de la producción de hilos sostenibles, Coats ofrece el servicio de consultoría desde un rol de partner para las empresas del sector de la moda que quieren avanzar su transición a la sostenibilidad, ahora que las nuevas legislaciones de la Unión Europea en esta materia están a la vuelta de la esquina. Sus servicios de cariz técnico están ideados para acompañar en el proceso de conseguir un ciclo de vida sostenible en cada proyecto.

 

Además, la compañía inglesa posee tres centros de innovación en Estados Unidos, China y Turquía, donde invitan a sus clientes a realizar visitas con el fin de abordar juntos las particularidades actuales de la industria de la moda. En España, Coats cuenta con un equipo local y global dedicado a apoyar la industria del vestido y el calzado. Además, la empresa ha ampliado su cartera en la región mediante la adquisición de la empresa Gotex con sede en Barcelona en 2016. 

Publicidad
Comentar
Compartir
...