Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 Sep 201712:15

Empresa

Swatch desafía al lujo y pone en peligro el suministro de componentes de relojería

07 Mar 2013 — 11:44
Modaes
Compartir
Me interesa

Swatch cambia de estrategia. El grupo de relojería, primero del mundo por cifra de negocio, quiere dejar de suministrar componentes de relojería para centrarse en su negocio y utilizar esas piezas para sus productos. Para ello, la compañía ha firmado un acuerdo (cuyos detalles aún no se han desvelado) por el que la Comisión de Competencia de Suiza le permitiría reducir el suministro a grupos como LVMH o Richemont.

 

De este modo, Swatch, cuya lista de clientes está integrada por empresas relojeras como TAG Heuer o Patek Philippe, dejaría de ser el “supermercado” de la industria, tal y como ha dicho el consejero delegado de la compañía, Nick Hayek. El objetivo de Swatch es poder ser más competitivo en el mercado y utilizar las innovaciones y mejoras que se desarrollan en sus talleres sólo para marcas del grupo, entre las que están Omega y Longines.

 

Aunque en un principio el acuerdo sólo permitiría a Swatch reducir el suministro a sus clientes, el grupo quiere paralizar esas entregas y convertirse en fabricante sólo para sus enseñas. La comisión suiza ya permitió a Swatch reducir el suministro en 2012 y también ha dado luz verde para que el grupo continúe con sus planes en 2013. No obstante, el organismo debe anunciar antes de julio si la compañía podrá paralizar el suministro y  finalmente dejar de fabricar para otras empresas.

 

Entre los grupos afectados por este cambio está el conglomerado de lujo LVMH, que adquiere componentes a Swatch para Tag Heuer, Hublot y Zenith, y el grupo suizo Richemont. Este último cuenta con más proveedores, por lo que el impacto no será tan importante como en el caso de LVMH. No obstante, Richemont depende de Swatch para algunas partes de sus piezas de relojería.

 

El grupo suizo de relojería ha finalizado 2012 con un incremento del 26% en su resultado neto, hasta 1.608 millones de francos suizos (1.297 millones de euros). Un año antes, la compañía obtuvo un beneficio neto de 1.276 millones de francos suizos (1.029 millones de euros).

 

El grupo también ha elevado su cifra de negocio en 2012, hasta 7.796 millones de francos suizos (6.292 millones de euros), un 15,26% más que la registrada un año antes, cuando Swatch alcanzó unas ventas de 6.764 millones de francos suizos (5.459 millones de euros).

Publicidad
Relacionados
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...