Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

28 Nov 202023:32

Smash desarrolla su red de tiendas con la apertura de cinco establecimientos en 2015

06 Feb 2015 — 04:47
C. Pareja
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La compañía catalana de moda femenina Smash apuesta por desarrollar su red de tiendas. La empresa, que abrió el pasado año su primer establecimiento monomarca en Barcelona, comenzará este año a desarrollar su red de retail, aunque por el momento sólo en el mercado español, tal y como ha explicado a Philippe Bach, director general de Smash, a Modaes.es.

 

Los planes de la compañía, que desde el pasado octubre está totalmente controlada por Fordhal Capital, pasan por abrir cinco tiendas apoyándose en la fórmula de la franquicia. “Vamos a ir a ferias y vamos a estudiar muy bien en qué ubicaciones queremos estar –explica Bach-; son tiendas concepto y queremos cuidar mucha nuestra imagen”.

 

El modelo de tienda que está impulsando Smash opera bajo el concepto Happy Barcelona Style, en el que están presentes todas las marcas del grupo. El establecimiento piloto de Smash es el que está ubicado en el centro de la capital catalana, que sirve de buque insignia de la marca y distribuye sus enseñas Smash, Paramita y Mismash.

 

En cuanto al mercado internacional, Smash continúa llevando a cabo alianzas con grandes almacenes de capitales europeas para elevar su presencia en el extranjero. En Alemania, el grupo se ha aliado con Karstadt para abrir corners en los complejos que tiene la empresa en las ciudades de Dusseldorf, Saarbrücken, Hamburgo y Bremen.

 

La compañía utiliza esta fórmula en un gran número de países internacionales en los que tiene presencia: en el mercado francés, Smash opera en Galeries Lafayette; en Reino Unido en House of Fraiser; en Italia, en los grandes almacenes Coin, y en Venezuela, en Beco.

 

En paralelo, Smash ha aumentado en el último año su presencia en Sudáfrica y ha puesto en marcha una filial en Estados Unidos. La compañía ha desembarcado en nuevos mercados como Emiratos Árabes y Japón, donde ya ha firmado un contrato de distribución, y en Latinoamérica, donde ha abierto tiendas en Venezuela y en Perú.

 

El cambio de manos de Smash

Desde el pasado julio, el grupo inversor Fordahl Capital controla la mayoría  de Smash, tras comprar a Yoel Gross y Amit Rahamim (cofundadores de la empresa) su  participación en la compañía. El capital de Smash pasó a estar en manos de Fordahl Capital, que ostenta una participación mayoritaria, y de un grupo pequeño grupo de inversores.

 

El cambio de manos también obligó a la compañía a reordenar su cúpula directiva. Desde el pasado verano, Tom Bouman es consejero delegado de la compañía, mientras que Philippe Bach continúa al frente de la dirección general de Smash. La empresa dio entrada en su accionariado a la sociedad inversora Fordahl Capital, con sede en Banyoles, en 2010.

 

Smash se fundó en Ámsterdam en 1998 y trasladó su sede a Barcelona en 2005. En la actualidad, Smash tiene sus oficinas en el polígono industrial de Montigalà, en Badalona, población de Barcelona, y cuenta con cerca de un centenar de empleados.

 

La empresa, que comercializa cerca de 1,5 millones de prendas al año, registró en 2013 una facturación de 18 millones de euros, un 9% más que en el ejercicio anterior. La plantilla de Smash está formada por cerca de cien personas.

 

Publicidad
Comentar
Compartir
...