Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Nov 201706:13

h Empresa

Shana deshace su alianza con la italiana Alcott y entra en hombre con la marca Friday’s Project

 
03 Dic 2013 — 05:00
P. Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Shana reconduce su apuesta por la moda masculina. La cadena de moda femenina de bajo coste, propiedad del grupo Comdifil, ha roto la alianza que estableció el pasado julio con la empresa italiana Alcott para introducirse en moda masculina. La compañía, liderada por el empresario Julián Imaz, ha decidido lanzar al mercado su propia colección para hombre, cuya producción ya se ha iniciado y que comenzará a comercializarse el próximo otoño-invierno.

 

Hace cinco meses, Shana selló un acuerdo con Alcott (con una red de 180 tiendas y una facturación de 120 millones de euros) para distribuir sus prendas, centradas en el público masculino. Alcott, a su vez, ha distribuido durante los últimos meses las de Shana, únicamente femeninas, en Italia.

 

Tras esta primera prueba en moda masculina, Shana ha decidido apostar por este segmento e introducirse en él por cuenta propia. Para llevar a cabo este proyecto, la cadena empleará la marca Friday’s Project, utilizada ya en el pasado pero actualmente en desuso. El objetivo de Shana es situarse por debajo de los precios de Primark para moda masculina, con lo cual distribuirá camisetas desde 3,99 euros hasta 5,99 euros o sudaderas entre 7 euros y 9 euros.

 

La moda masculina se ha convertido en un reclamo para las empresas de moda. Atraídas por el creciente consumo de ropa, calzado y complementos entre los hombres, firmas de lujo de todo el mundo han comenzado a lanzar conceptos exclusivos para este segmento, a la vez que la gran distribución también apuesta por cadenas específicas.

 

En el momento de la alianza con Alcott, las previsiones de Shana pasaban por elevar su crecimiento en veinte puntos porcentuales con la entrada en moda masculina. La cadena, fundada en 2010, crece a un ritmo anual del 30% y en 2014 elevará este porcentaje al 50%, según las previsiones de la compañía. La empresa prevé cerrar 2013 con una cifra de negocio de 130 millones de euros, para alcanzar los 200 millones de euros en 2014.

 

 

Nuevos proyectos

La moda masculina será uno de los proyectos de crecimiento de Shana para 2014. La cadena proyecta también su entrada en moda íntima y para el hogar (homewear), con la introducción en sus tiendas de pijamas, ropa íntima o calcetines, siguiendo así los pasos de grupos como Inditex o Mango, que también han apostado por este segmento.

 

Shana está presente en cerca de treinta países a través de más de 200 tiendas. La cadena combina en su desarrollo las tiendas propias en España y las franquicias en los mercados internacionales.

 

Para 2014, Comdifil tiene programadas más de cien aperturas, sumando los establecimientos de Shana, Double Agent (dirigida al público adolescente) y Giuliani’s (el proyecto más joven del grupo, una cadena de restaurantes).

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...