Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

19 Jun 202103:09

Scotta 1985 apuesta por las franquicias y El Corte Inglés para rozar los siete millones en 2021

La compañía sevillana de moda masculina se desmarcó del golpe de la pandemia en el ejercicio 2020 y registró un crecimiento de ventas del 10,2%, hasta cuatro millones de euros.

05 May 2021 — 04:54
Laura Juanes
Compartir
Me interesa

Scotta 1985 apuesta por las franquicias y El Corte Inglés para rozar los siete millones en 2021

 

 

Scotta 1985 pisa el nuevo año con fuerza y coge carrerilla para crecer. La compañía sevillana de moda masculina quiere aprovechar el impulso que empezó en 2020 y planea abrir nuevos corners en centros de El Corte Inglés, así como franquicias y pop ups para rozar los siete millones de euros de facturación este año. El ejercicio pasado, pese al golpe de la pandemia al comercio, la empresa pudo aprovechar el auge de la demanda tras el desconfinamiento y concluyó el año con un crecimiento de ingresos del 10,2%, hasta cuatro millones de euros.

 

“El año pasado no cumplimos las expectativas que teníamos, pero ni me creo cómo terminamos el año”, señala Carlos Serra, fundador de Scotta 1985. “Los primeros días fueron muy dramáticos y tensos, y tuvimos que tomar decisiones muy importantes en cuestión de horas y sin información”, continúa el directivo. La empresa aplicó un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) sobre todos sus empleados.

 

“Llevábamos un año haciendo plan de estructuración, trabajando muy intensamente con los equipos de tienda para formarles y montarlo todo bien, y cuando llegó la pandemia, la decisión era echar a todo el mundo a la calle o aguantarlo”, argumenta Serra, añadiendo que la decisión final fue la de mantener la plantilla. “Estábamos endeudados hasta las orejas, y vi que, si me hacía pequeño, sería imposible salir adelante”, apunta el ejecutivo. Ante este difícil contexto, los accionistas (él y su socio, Felipe Roca) decidieron reinvertir. “Si moríamos, que lo hiciéramos con las botas puestas”, sentencia el fundador de la empresa.

 

 

 

 

Pese a la incertidumbre que acompañó a la empresa y al conjunto del sector el año pasado, Scotta 1985 pudo recoger los frutos de sus decisiones. “El público nos recompensó el trabajo hecho de años atrás, y cuando llegó el desconfinamiento, me quedé muy sorprendido”, remarca Serra. La compañía disparó sus ventas en agosto, un mes tradicionalmente flojo para el comercio, pues coincide con las vacaciones de verano. “El final del año también fue muy bueno, por encima de lo esperado, y conseguimos crecer”, concluye el directivo.

 

Serra apunta que uno de los factores que más ayudó a aupar los resultados de la empresa fue la identificación de puntos calientes. “Analizamos departamentos y movimientos, y optimizamos operaciones, a la vez que eliminamos ciertos gastos innecesarios y agilizamos la estructura lo máximo posible”, explica el fundador. “Ahora considero que somos una empresa más ágil, eficaz y saneada que hace un año, con unas expectativas y horizontes más claros, aunque con la misma incertidumbre, porque el mercado continúa cambiando”, argumenta el empresario.

 

Para continuar dibujando una curva positiva, la empresa ha establecido un plan de crecimiento que pasa por hacerse fuerte en El Corte Inglés y apostar por el modelo de franquicias. En marzo de este año, Scotta 1985 abrió tres nuevos corners en centros del grupo de grandes almacenes, donde ya está presente con once espacios en varias localizaciones. El objetivo de la compañía es subir la persiana de entre seis y ocho corners al año en nuevos centros, aunque Serra advierte que “si el contexto acompaña, abriremos más, porque el grupo nos pidió que abriéramos hasta veinte nuevos espacios al año”.

 

Los planes de expansión pasan también por centrarse en el modelo de franquicias: el objetivo de la empresa es abrir hasta dos tiendas nuevas cada año. “Como mucho abriremos una en septiembre de este año, pero lo más normal sería empezar en febrero del año que viene”, argumenta Serra. 

 

 

 

 

Los planes de expansión de Scotta 1985 también pasan por las tiendas estacionales. La empresa prevé abrir un pop up en Comillas (Cantabria) desde mediados de junio hasta mediados de octubre. Además, también abrirá un corner en una tienda multimarca en Sotogrande, que quedará abierto todo el año. “También estamos trabajando en la apertura de un outlet estacional de mediados de mayo a mediados de octubre en Sevilla Factory”, añade Serra, quien apunta que la compañía está pendiente de un par de locales más para abrir solamente durante la época estival, aunque por ahora no ha cerrado más acuerdos.

 

Scotta 1985 empezó vendiendo en el canal multimarca, y por el momento planea mantener su presencia en el mismo. “Este canal está sufriendo mucho, hay empresas que van a desaparecer y seguramente se quedarán los más profesionales”, argumenta el ejecutivo. “Pero continúa siendo un canal imprescindible, sobre todo en provincias y ciudades donde por densidad de población no merece la pena abrir una tienda propia”, reflexiona Serra.

 

Actualmente, la compañía está presente en más de cien puntos de venta multimarca en toda España, un canal donde el año pasado “facturamos aproximadamente lo mismo que en 2019”. Además, Scotta 1985 pudo aprovechar el boom del online y se hizo fuerte en la Red, a través de su ecommerce propio, la plataforma de El Corte Inglés y Amazon.

 

Ahora, los planes pasan por abrirse a nuevos marketplaces digitales para impulsar el crecimiento a escala internacional. “Estamos cerrando negociaciones para varias plataformas, una de las cuales es Fashionalia”, indica Serra. En 2020, la cuota de venta digital copó el 13% del total, aunque este año la expectativa es que llegue al 18%. “Queremos triplicar la facturación online respecto al año pasado”, sentencia el ejecutivo.

 

 

 

 

Por el momento, Scotta 1985 sólo distribuye sus artículos en España, a través de sus corners, del ecommerce y de sus cuatro tiendas propias, ubicadas en Madrid, Andalucía y Valencia. La compañía planea abrirse a nuevos mercados con franquicias o a través del canal multimarca: “estamos hablando con posibles interesados en abrir tiendas tanto en Italia como en Países Bajos”, asegura Serra. 


La empresa, que cuenta con una plantilla de 42 trabajadores, concentra el proceso de producción de sus artículos en la Península Ibérica, entre España y Portugal. La logística, por su parte, se realiza con un operador especializado en Galicia, que el año pasado también se encargó de la gestión de los artículos vendidos a través del canal online. 


La compañía nació en 2003 con el nombre de Backslide de la mano de Carlos Serra, Felipe Roca y Nacho Ruiz, que posteriormente abandonaría la compañía. La enseña empezó vendiendo sus prendas en el canal multimarca y, en 2012, renovó su marca, que pasó a ser Scotta 1985.

Publicidad
Comentar
Compartir
...