Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

17 May 202216:22

Roberto Cavalli entra en pérdidas en 2016 arrastrada por la reestructuración

La compañía, que en 2015 inició una reorganización interna, ha finalizado 2016 con número rojos de 55,2 millones de euros frente a las ganancias de 32,7 millones de euros de un año atrás.

13 Abr 2017 — 16:43
Modaes
Compartir
Me interesa

 

Los costes de la reestructuración pasan factura a Roberto Cavalli. La compañía italiana, que desde 2015 está sumida en un proceso de reordenación de su negocio, ha finalizado 2016 con pérdidas de 55,2 millones de euros frente a las ganancias de 32,7 millones de euros de un año atrás.

 

La empresa, que lidera Gian Giacomo Ferraris, cerró 2016 con un retroceso del 13,6% en su cifra de negocio, que situó en 155,2 millones de euros. La empresa también arrojó un ebitda negativo de 26,1 millones de euros, según WWD.

 

La empresa explica que los malos resultados del último año son consecuencia de la reestructuración. En este sentido, Ferraris asegura que recuperarán terreno en 2017 para volver a tener un ebidta positivo en 2018. El consejero delegado, que se incorporó a Roberto Cavalli el pasado julio, espera estabilizar las ventas en los próximos meses.

 

 

El año pasado, el grupo recortó un 30% su plantilla, fijándola en cerca de 500 empleados, cerró las oficinas de Milán y las trasladó a la fábrica que tiene en Florencia, además de optimizar la producción y la logística. Roberto Cavalli mantiene el acuerdo de licencia con OTB para su línea principal, pero ha empezado a diseñar, producir y comercializar en casa las líneas de infantil, íntimo y baño.

 

Por otro lado, La empresa también está redefiniendo su red de retail, compuesta en la actualidad por 57 puntos de venta. La compañía ha cerrado ya su establecimiento en el centro comercial International Finance Center de Hong Kong y planea bajar la persiana de otras tiendas, como las de Viena, Madrid o Venecia. Por otro lado, Roberto Cavalli contempla abrir un nuevo punto de venta en Pekín.

 

El grupo, que también está diseñando una nueva cúpula directiva, inició esta reestructuración después de cambiar de manos. En abril de 2015, el fondo de inversión Clessidra Capital Partners se hizo con el 90% del capital de la compañía. El 10% restante sigue en manos de su fundador, el diseñador que le dio el nombre.

Publicidad
Comentar
Compartir
...