Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Oct 202104:59

Rebajas, la gota que hartó a la moda: el sector se rebela contra la gestión del Gobierno

Las empresas del sector consultadas por Modaes.es se decantan por hacer descuentos dentro del punto de venta, esquivando la normativa para evitar aglomeraciones.

15 May 2020 — 05:00
P. Riaño/ I. P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Rebajas, la gota que hartó a la moda: el sector se rebela contra la gestión del Gobierno

 

La moda estalla. Dos meses después de la declaración del estado de alarma y del cierre de todos los puntos de venta de España, las empresas del sector, nacionales e internacionales, se alzan contra la gestión del Gobierno en la desescalada. La gota que ha colmado el vaso es la decisión del ejecutivo liderado por Pedro Sánchez de prohibir las rebajas en tiendas físicas, en un momento en que comercios y marcas se ahogan en los stocks acumulados tras nueve semanas de cierre de tiendas.

 

Ayer, la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), la patronal que se está mostrando más activa en defensa de los intereses del negocio de la moda, remitió una carta al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la que reclamaba al Gobierno que “permita que cada comercio actúe como considere empresarialmente oportuno en cuando a su política de precios permitiendo las rebajas o promociones en las tiendas físicas para dar salida a un stock de seis meses”.

 

En la misiva, a la que ha tenido acceso Modaes.es, Acotex señala que “no entendemos cómo no se nos ha consultado, ni dialogado, ni informado de una medida de esta envergadura que va a producir un daño terrible al comercio”. “Consideramos que es una barbaridad la prohibición de las rebajas alegando motivos de aglomeraciones cuando el Gobierno de España ya ha impuesto restricciones de aforo y de control del mismo en los establecimientos comerciales”, agrega. “El comercio está perfectamente informado y preparado para tomar todas las medidas necesarias para asegurar la seguridad de sus trabajadores y de sus clientes cuando acudan a sus comercios”, finaliza.

 

En respuesta a la carta, el Gobierno se limitó a contestar que “le facilitamos el enlace en el que podrá consultar la Orden SND/388/2020, de 3 de mayo, por la que se establecen las condiciones para la apertura al público de determinados comercios y servicios, y la apertura de archivos, así como para la práctica del deporte profesional y federado”.

 

 

 

 

Ayer, el enfado y la incredulidad reinaba entre los grupos españoles del sector de la moda. Mientras los grandes limitaban a decir que cumplirían lo dictado por el Gobierno (algunos, como Tendam, retiraron la cartelería relacionada con promociones el mismo domingo), muchos otros optaban por hacer descuentos dentro del punto de venta sin anunciarlos en los escaparates.

 

“Falta visión empresarial del mundo en el Gobierno ahora mismo -se lamentaba ayer un retailer internacional con una amplia presencia en España-; yo no quiero hacer descuentos nunca, pero la situación es dramática ahora mismo”. “Hace mil años que no se producen aglomeraciones en las tiendas -decía otro-; ¡ya nos gustaría!”.

 

La mayoría de retailers pequeños y medianos continúan teniendo dudas sobre qué implica exactamente la prohibición y están decidiendo por mantener la cartelería de promociones especiales o mid season sales en los escaparates. “Nos acogemos a la interpretación que hizo Acotex, y mantenemos las rebajas”, explican desde una empresa de moda femenina con tiendas en toda España.

 

“Ojalá hubiera cola en la puerta y tuviéramos que retirarlas, pero si un policía viene, ¿me multará por tener puesto un 20% de descuento, si no hay nadie en la tienda?”, se cuestiona el empresario. Otra empresa de moda masculina también ha decidido mantener los descuentos y la cartelería. “Pero no tenemos nada claro”, reconocen desde la compañía. En cualquier caso, cree que la norma supone un agravio para el pequeño comercio. “Yo tengo tiendas online, pero ¿qué hace un comerciante sin online y con todo el stock?”, se plantean.

 

 

 

 

Histórico de quejas

El pasado 28 de abril, el Gobierno desveló su plan de desescalada. En su comparecencia, Pedro Sánchez citó a sectores económicos como el deporte, la restauración o la cultura, pero no a la moda, unas de las actividades más intensivas en uso de locales comerciales. El sector debió esperar a la publicación de un documento por parte de la Administración para entender cuándo podría reabrir sus puertas.

 

En un primer momento, el Gobierno dictó que todo el comercio minorista podría abrir sus puertas el 11 de abril (el inicio de la fase 1 en algunos territorios), salvo el ubicado en centros y parques comerciales. Dos semanas después, en principio, podrían abrir estos espacios de gran superficie. Esta decisión causó un primer enfado en el sector, pues un gran número de empresas concentran sus redes de tiendas en centros y parques comerciales, provocando quejas de patronales como Anged.

 

A principios de mayo, el Gobierno rectificó y fijó también una limitación de superficie en la reapertura. Según fuentes del sector, el Ministerio de Comercio había defendido ante los representantes sectoriales la no limitación de superficie, pero finalmente Sanidad impuso su criterio y se limitó a 400 metros cuadrados o menos la apertura en fase 1.

 

 

 

 

Esta decisión molestó especialmente a los grandes operadores del sector, el mayor de ellos Inditex, pues todos ellos han centrado sus esfuerzos durante los últimos años en el despliegue de una red de macrotiendas. Compañías como H&M, por ejemplo, no cuentan en España con ninguna tienda de menos de 400 metros cuadrados.

 

Además, los grandes grupos del sector trasladaron al Gobierno la posibilidad de abrir tiendas por plantas o restringiendo el espacio con barreras físicas para respetar la limitación de espacio, pero esta opción tampoco fue aceptada por la Administración.

 

Otra de las derivadas del diseño de la desescalada es que los territorios pasan de fase en diferente momento y, hasta ahora, dos comunidades autónomas tan relevantes como Madrid y Cataluñaa no han llegado al momento en que las tiendas puedan abrir sin cita previa.

 

Las rebajas han sido la puntilla al enfado del sector. El Boletín Oficial del Estado recogió el pasado sábado la prohibición de realizar rebajas para impedir aglomeraciones, restringiendo los descuentos al ámbito online. El martes, sin embargo, el Ministerio de Comercio se dirigió por escrito a algunos retailers para decirles que dejaba abierta la puerta a las rebajas.

 

El miércoles por la tarde, el ministro de Sanidad dio carpetazo a la polémica y terminó de enfadar al sector. “Es así de claro y contundente”, afirmó ayer Illa en respuestas a preguntas de los periodistas. “Las rebajas y ofertas online están permitidas, pero todo aquello que provoque aglomeraciones físicas no está permitido, las rebajas pueden suscitar estas aglomeraciones”, terminó.

Publicidad
Comentar
Compartir
...