Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Oct 201823:25

h Empresa

Quién es quién en el nuevo orden de fuerzas en El Corte Inglés

Tras la destitución de Dimas Gimeno como presidente de El Corte Inglés, queda fuera del poder una de las familias vinculada al grupo, la de los hermanos de Isidoro Álvarez.

15 Jun 2018 — 04:45
S. Riera
Temas relacionados
Me interesa

Quién es quién en el nuevo orden de fuerzas en El Corte Inglés

 

 

Hubo un tiempo en que para saber quién mandaba en El Corte Inglés sólo hacía falta mirar hacia arriba y allí estaba Isidoro Álvarez. Desde el fallecimiento del presidente de El Corte Inglés en 2014, una guerra por el control y la dirección se ha desatado en el seno del grupo. Tras meses de una alta tensión que promete continuar, las hermanas Marta y Cristina Álvarez derrocaron ayer a Dimas Gimeno. ¿Quién manda ahora en El Corte Inglés?


Los grandes accionistas de El Corte Inglés son la Fundación Ramón Areces, que controla el 37,39% del capital; la Cartera de Valores Iasa, con un 22,18% de las acciones; Corporación Ceslar, que ostenta el 9%; Cartera Mancor, con un 7%. El resto del capital está en manos de otros miembros del consejo de administración, autocartera y el cuadro directivo de la compañía.

 

Los representantes de estas instituciones tienen silla en dos órganos clave en el gobierno de El Corte Inglés: el patronato de la Fundación Ramón Areces y el consejo de administración del grupo. En este reducido cónclave hay personas vinculadas a las familias que han estado al frente de la compañía en sus diferentes etapas o bien ejecutivos que han dedicado toda su trayectoria profesional a la empresa.

 

 

 

 

Los órganos de poder

El principal accionista de El Corte Inglés es la Fundación Ramón Areces, una institución dedicada a la promoción de la cultura y, en concreto, a cuestiones como la educación y la investigación en ciencias sociales. La Fundación heredó en 1989 los bienes del que fuera presidente de El Corte Inglés y tomó su presidencia su sucesor, Isidoro Álvarez. Tras su fallecimiento asumió el puesto Florencio Lasaga, quien ha estado involucrado a la Fundación desde 1976 y, desde 1969, en El Corte Inglés.

 

Esta institución cuenta con un órgano de gobierno, el patronato, para programar las actividades. Cristina Álvarez es vicepresidente del patronato, que tiene como patronos a su hermana Marta Álvarez; a César Álvarez, hermano de Isidoro Álvarez; José Antonio Álvarez, quien pese al apellido, nada tiene que ver con la familia, y Paloma García Peña, representante de la familia Peña, propietaria de la Cartera Mancor.

 

También forman parte del patronato Dimas Gimeno; Carlos Martínez Echavarría, otro histórico del grupo junto a Lasaga; los dos co consejeros delegados de la empresa, Jesús Nuño de la Rosa y Víctor del Pozo, junto a dos directivos veteranos, Jorge Pont Sánchez y Arsenio de la Vega Martín de los Santos. El secretario del órgano de gobierno es Antonio Hernández Gil, secretario también del consejo de administración.

 

 

 

 

El segundo mayor accionista del grupo es Cartera de Valores Iasa. Se trata de una sociedad patrimonial participada por las hermanas Álvarez y la familia de Dimas Gimeno. Marta y Cristina Álvarez controlan esta empresa con la suma del 69% del capital. El resto está en manos de Gimeno, su madre María Antonia Álvarez y su tío, César Álvarez.

 

Parte de la tensión en el seno de El Corte Inglés tiene como punto de partida esta sociedad. María Antonia y César Álvarez habrían interpuesto varias demandas para denunciar la reducción de capital que acometió Iasa, por la cual se quitó a los legatarios 200 millones de euros. Una de las acciones que ha intentado Gimeno en los últimos meses ha sido dividir esta sociedad. 

 

Corporación Ceslar es la sociedad patrimonial de la familia Areces Galán, sobrinos de Ramón Areces. Los cinco hijos de Luis Areces controlan esta compañía, que en los últimos años también se ha enfrentado al consejo de administración por estar en desacuerdo a la entrada del jeque Al Thani en el accionariado del grupo de grandes almacenes.

 

 

 

 

La representante de Corporación Ceslar, Carlota Areces, fue expulsada del consejo de administración de El Corte Inglés y del patronato de la Fundación Ramón Areces por deslealtad, tras revelar información confidencial a la prensa. El caso terminó en los juzgados, que dieron la razón a Areces.

 

Cartera Mancor, por su parte, está controlada por la familia García Peña. Paloma García Peña representa a la familia en el consejo de administración de El Corte Inglés y en el patronato de la Fundación Ramón Areces.

 

García fue nombrada consejera de la compañía en 2008 tras el fallecimiento de su padre, también consejero, José Antonio García Miranda, primo de Isidoro Álvarez. García Miranda estuvo vinculado al grupo durante toda su trayectoria profesional y ocupó el puesto de consejero en varias sociedades.

 

 

 

 

Por último, El Corte Inglés tiene en cartera el 6% del capital que en 2009 compró a la empresa Ingondel, propiedad hasta entonces de la familia González Delgado, sobrinos segundos de Areces. En la actualidad, el administrador de esta sociedad es Carlos Martínez Echevarría, uno de los históricos del grupo, miembro del patronato de la Fundación Areces y miembro del consejo de administración de El Corte Inglés. Dimas Gimeno preside esta sociedad.

 

Los representantes del accionariado están presentes también en el consejo de administración, junto con los dos co consejeros delegados, Jesús Nuño de la Rosa y Víctor del Pozo, y el portavoz del jeque catarí Hamad Bin Jassim Bin Jaber al Thani, que en 2015 prestó mil millones de euros a la empresa y deberá convertirlos en, al menos, en un 10% del capital. También ocupa un lugar en éste órgano Manuel Pizarro, economista, jurista y ex diputado del PP.

 

 

 

 

Los poderosos

Marta y Cristina Álvarez Guil son las hijas de Isidoro Álvarez y primas de Dimas Gimeno. Ambas estuvieron vinculadas a El Corte Inglés desde una década antes del fallecimiento de su padre, aunque mientras él presidió el grupo, ellas se mantuvieron siempre en un segundo plano. 

 

Marta Álvarez, licenciada en Derecho, trabajó en la casa de subastas Sotheby’s antes de incorporarse a El Corte Inglés, donde pasó por diferentes departamentos antes de entrar en el área de compras. Cristina Álvarez, por su parte, trazó parte de su trayectoria en una compañía de intercambio de estudiantes antes de entrar en la empresa familiar, también desde abajo.

 

 

 

 

Jesús Nuño de la Rosa es el nuevo presidente de la compañía. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid, el directivo ha desarrollado toda su carrera profesional en Viajes El Corte Inglés, de la que es director general desde 1998. El año pasado, las hermanas Marta y Cristina Álvarez apostaron por este ejecutivo empoderándolo en los órganos de gobierno del grupo.

 

Nuño de la Rosa fue nombrado primero patrono de la Fundación Ramón Areces; tomó luego el cargo de consejero delegado solidario de Sfera, junto a Víctor del Pozo, y después de consejero de Seguros El Corte Inglés. Desde el pasado agosto, el directivo ocupa el sillón que dejó libre Juan Hermoso, hombre de confianza de Dimas Gimeno, en el consejo de administración. A finales de 2017, Nuño de la Rosa fue ascendido a consejero delegado de El Corte Inglés, junto a Del Pozo.

 

 

 

 

De hecho, Del Pozo también ha subido varios peldaños en el último año en la estructura directiva de El Corte Inglés. Hombre de confianza también de las hermanas Álvarez, el ejecutivo pasó de ser subdirector de compras a la dirección general de retail, para más tarde situarse junto a Nuño de la Rosa al frente de la empresa.

 

Economista, ingeniero informático y MBA por el Instituto de Empresa, el directivo empezó a trabajar en los grandes almacenes como vendedor cuando aún estudiaba en la universidad. En el último año, Del Pozo tomó también un sitio en el patronato de la Fundación Ramón Areces y un puesto en el consejo de administración. 

 

Junto a los directivos que representan la renovación directiva de El Corte Inglés, hay aún dos representantes de la vieja guardia, Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echavarría. Lasaga es presidente del patronato de la Fundación Ramón Areces desde 2015, pero lleva involucrado en esta institución desde su constitución en 1976. Lasaga es también consejero de El Corte Inglés desde 1969 y lleva vinculado a los grandes almacenes desde 1959.

 

 

 

 

Lasaga fue el primer ejecutivo ajeno a la familia en entrar en el consejo. A lo largo de su trayectoria profesional, totalmente vinculada a El Corte Inglés, el directivo ha estado con los cuatro presidentes que ha tenido la empresa. Lasaga, de 83 años, siempre fue considerado como el número dos del grupo y, en este conflicto, ha sido uno de los hombres cercanos a las hermanas Álvarez. 

 

Martínez Echavarría, por su parte, fue hombre de máxima confianza de Isidoro Álvarez durante las dos últimas décadas antes del fallecimiento del ex presidente del grupo. Martínez Echavarría es un directivo veterano de la casa, miembro del consejo de administración desde hace años y con una participación en el accionariado. 

 

Después de que Dimas Gimeno tomara la presidencia del grupo, Echavarría fue designado consejero delegado de Hipercor, una figura que se creó entonces. Aquel fue un gesto de confianza para el ejecutivo, de 85 años. 

 

 

 

 

Paloma García Peña es representante de la Cartera Mancor, sociedad accionista de El Corte Inglés. García fue nombrada consejera de la compañía en 2008 tras el fallecimiento de su padre, también consejero, José Antonio García Miranda. En este pulso por el poder, la inversora siempre ha mantenido una postura discreta, hasta la última reunión del consejo, cuando se pronunció a favor de la destitución de Gimeno.

 

Participa también en el consejo, Manuel Pizarro, economista, jurista y ex diputado del PP, quien se incorporó a este órgano en esta última etapa presidida por Gimeno. Ex presidente de Endesa o de Ibercaja, Pizarro también asumió, junto a su puesto en el consejo, el cargo de adjunto a la presidencia, un puesto de nueva creación. 

 

El fichaje de Pizarro se enmarcó en un golpe de timón de Dimas Gimeno hacia una gestión más moderna y afín a las empresas cotizadas. El directivo, con conocimientos sobre el funcionamiento interno de una empresa cotizada, fue nombrado en 2016 como presidente de la primera comisión de auditoría del grupo. 

 

Por último, el jeque catarí Hamad Bin Jassim Bin Jaber al Thani. El último en llegar al núcleo duro de poder del grupo es el que ahora tiene la llave para determinar el futuro de la compañía. Al Thani entró en el consejo de administración de El Corte Inglés en 2015 tras prestar mil millones de euros al grupo, que ahora deberá cajearlos por un 10% del capital. En unas semanas, el multimillonario jeque árabe será el tercer mayor accionista de la compañía.

Publicidad
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...