Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

25 Nov 201704:52

h Empresa

Puig consolida su negocio de moda con la compra de Gaultier

04 May 2011 — 00:00
Compartir
Me interesa

P. Riaño.- Ya es oficial. El grupo catalán Puig es el nuevo propietario de Jean Paul Gaultier. La empresa familiar ha pagado 30 millones de euros a Hermès por el 45% de la firma francesa, que se incorporará a la división de moda de Puig, junto a Paco Rabanne, Nina Ricci y Carolina Herrera. A partir de ahora, Gaultier estará presidida por Manuel Puig, vicepresidente de Puig y presidente de Nina Ricci.

Finalmente, Puig ha logrado imponerse en la puja a grupos de tanta potencia como el asiático Li & Fung. Los perfumes, uno de los principales atractivos de la firma francesa, permanecerán en manos de Beauté Prestige International (propiedad de la japonesa Shiseido), hasta 2016.

 

La empresa no se conformará con un 45%, sino que está previsto que se haga también con alrededor del 15% de la participación del propio Jean Paul Gaultier, que actualmente controla el 55% de su firma. De este modo, Puig pasará a controlar la mayoría del capital de Gaultier.

A los 30 millones de euros que Puig ha pagado a Hermès (16 millones por la cesión de títulos y 14 millones por el reembolso de créditos), se sumará una inyección de fondos a través de una ampliación de capital.

 

Fuentes cercanas a la empresa explican que Puig tiene previsto reforzar la estructura de Gaultier con alrededor de cien millones de euros, que servirán para financiar el desarrollo en mercados como Asia.

 

"Nos sentimos muy orgullosos de tomar el relevo de Hermès para seguir con la casa de moda Jean Paul Gaultier, una marca con una gran creatividad –aseguró ayer a través de un comunicado el presidente de Puig, Marc Puig-; nuestra entrada en el capital de esta emblemática casa de moda refuerza nuestra voluntad estratégica de potenciar la moda del grupo".

 

Con esta adquisición, Puig da un paso más en la creación de un hólding de moda y se hace por primera vez con una firma de alta costura. La empresa se encuentra en pleno relanzamiento de sus firmas y, si en 2009 incorporó a un nuevo director creativo en Nina Ricci, Peter Coping, el próximo septiembre presentará en París la nueva colección de moda de Paco Rabanne, que regresa al diseño de ropa y complementos de la mano de Manish Arora.

 

En paralelo, Carolina Herrera está en plena expansión internacional, tanto a través de Carolina Herrera como de CH Carolina Herrera, esta segunda marca controlada por la empresa gallega Textil Lonia, que posee la licencia de producción y distribución.

 

Con marcas como Prada o Valentino, Puig se ha convertido en la séptima mayor empresa del mundo del sector de la cosmética selectiva. La empresa cerró el ejercicio 2010 con unas ventas netas de 1.202 millones de euros, un 22% más que en 2009, y un beneficio neto atribuido de 130 millones de euros, con un incremento del 57% respecto al año anterior.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes.es no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...