Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Usted puede ajustar sus preferencias o retirar su consentimiento a determinadas Cookies en cualquier momento. Nosotros tratamos los datos personales obtenidos a través del uso de Cookies (como por ejemplo cookies propias o de terceros) para las finalidades descritas en el Aviso de Privacidad y en la Política de Cookies disponibles en nuestra página web. Para consentir el uso de Cookies y acceder a la página web, pulse “Acepto”.

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Sep 202111:30

Primark salva el año del Covid-19 en España sin ecommerce con un descenso de sólo el 24%

La compañía tuvo sus tiendas cerradas un cuarto del ejercicio (que finaliza en agosto) y redujo sus ventas exactamente en la misma proporción. El beneficio, en cambio, se desplomó un 59,32%.

13 May 2021 — 04:55
Iria P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Primark salva el año del Covid-19 en España sin ecommerce con un descenso de sólo el 24%

 

 

Primark lo tenía todo en su contra en el año del Covid-19: tiendas grandes, buena parte de ellas en centros comerciales, sin comercio electrónico y ni siquiera redes sociales. Con este escenario, la cadena de moda low cost ha logrado cerrar el ejercicio (finalizado en agosto de 2020) con un descenso de las ventas de sólo el 24% en el mercado español, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

 

La filial española, Primark Tiendas, registró una cifra de negocio de 1.158 millones de euros, frente a los 1.523 millones del año anterior. Del total de la facturación de la filial, 955,4 millones corresponden al negocio del mercado español, lo que supuso un descenso del 25,5% respecto al año anterior. El resto son ingresos procedentes de la matriz irlandesa.

 

De esta forma, la reducción de las ventas coincide exactamente con la proporción del ejercicio que Primark tuvo sus tiendas cerradas. La compañía tuvo que cerrar de mediados de marzo a mediados de junio, coincidiendo con el primer estado de alarma, lo que equivale al 25% de su ejercicio.

 

 

 

 

 

 

Ya después del verano, con la segunda ola, y de nuevo a principios de 2021, diferentes gobiernos autonómicos dictaron nuevas medidas de restricción, incluyendo el cierre de centros comerciales y de tiendas de gran superficie, pero su afectación queda fuera del ejercicio 2020 de la filial, que finalizó en agosto.

 

Pese a haber salvado buena parte de las ventas, Primark redujo significativamente su rentabilidad en España el año pasado. El resultado de explotación se hundió un 59,3%, hasta 159 millones de euros, y el neto se desplomó un 59,3%, hasta 118 millones de euros.

 

La empresa dotó también una provisión de 7,77 millones de euros por la devaluación del stock durante la pandemia. En concreto, Primark explica que corresponden al “importe estimado para obligaciones implícitas con respecto al stock potencial obsoleto que estaba almacenado en nombre de la sociedad por los proveedores por más tiempo de lo habitual como resultado de la pandemia del Covid-19”.

 

 

 

 

Durante el estado de alarma, la empresa presentó dos expedientes de regulación temporal de empleo (Erte), uno de fuerza mayor y otro por causas Etop. El primero se aplicó entre el 15 de marzo y el 9 de junio y afectó a prácticamente la totalidad de la plantilla, 7.753 empleados. El segundo estuvo activo del 8 de abril al 30 de junio y supuso reducciones de jornada del 10% y el 50% para 148 trabajadores.

 

A 31 de agosto, Primark contaba con una red de 48 tiendas en Españatras abrir en Plaza Cataluña, en Barcelona, en junio y en el centro comercial Lagoh de Sevilla, además de reubicar su establecimiento en el centro comercial Diagonal Mar. La cadena finalizó el ejercicio con 5.226 empleados en plantilla, 500 menos que el año anterior.

 

Para los próximos años, Primark ha reforzado su apuesta por el mercado español y tiene ya varias aperturas en cartera tras superar los cincuenta establecimientos en el país el pasado diciembre.

 

En concreto, la empresa prepara un nuevo flagship en Madrid, que se ubicará en la calle Conde de Peñalver, y seis aperturas más hasta 2022 en los centros comerciales Bahía Sur (San Fernando, Cádiz); Garbera (San Sebastián), Vialia (Vigo); La Cañada (Marbella) y en Bilbao, donde se instalará en la antigua torre de Bbva.

 

Tras el golpe del Covid-19, la cadena prevé así capitalizar la crisis económica que viene como ya hizo con la Gran Recesión de 2007. Fue durante esos años cuando Primark aceleró su conquista del mercado español, pasando de facturar 241 millones en 2010 a superar los 509 millones en 2012 y rozar los mil millones dos años después.

Publicidad
Comentar
Compartir
...